Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Cuba domina la ofensiva en la historia de los Clásicos Mundiales (+Detalles)

Para sorpresa de muchos la mejor ofensiva de la historia de los Clásicos Mundiales es la de Cuba. De por vida (cuatro ediciones) lideran varios acápites ofensivos que lo avalan como los mejores madero en ristre.

Cuba ha disputado 26 juegos en Clásicos Mundiales (15-11), el mejor resultado data del primer Clásico cuando concluyeron con el metal plateado, luego terminaron 6tos (2009), 5tos (2013) y 7mos (2013).

Individualmente varios antillanos lideran también los principales apartados, incluso dos de ellos están en el Todos Estrellas histórico del torneo (Alfredo Despaigne y Frederich Cepeda). Los bates cubanos de forma general lideran el promedio de bateo (.304) y la producción de jonrones (34).

El espirituano Frederich Cepeda comanda los hits (32), impulsadas (23) y es co-líder en dobles (8). Por su parte, Yoennis Céspedes encabeza los triples (3) y Alfredo Despaigne los cuadrangulares (7).

En el año 2006 la selección cubana bateó colectivamente para .283 (279 AB, 79 H), con 21 extrabases (12 2B, 1 3B y 8 HR), 24 boletos y 41 carreras remolcadas. El mejor promedio de bateo fue el de Yoandy Garlobo (.480, 25-12). Yuli Gurriel y Frederich Cepeda conectaron par de jonrones cada uno; mientras que Garlobo,  Osmany Urrutia, Eduardo Paret y Ariel Pestano.

Durante 2009 los cubanos empuñaron para .313 (201 AB, 63 H), con 24 XBH (10 2B, 3 3B y 11 HR) y 31 remolcadas. Cepeda tuvo otro torneo de ensueño, bateó para .500 (24-12) en seis juegos, con par de dobles, tres vuelacercas y 10 carreras impulsadas. Yoenis Céspedes y Gurriel botaron la pelota dos veces, mientras que Yosvani Peraza, Héctor Olivera, Ariel Pestano y Alfredo Despaigne la sacaron una vez cada uno.

Para 2013 asistieron por Cuba una constelación de estrellas, muchos de ellos después jugaron Grandes Ligas. Ese año impusieron récord de promedio de bateo para los Clásicos Mundiales con .343 (201 AB; 69 H), todos los bateadores cubanos, excepto Andy Ibáñez batearon al menos un hit en el torneo, conectaron 24 batazos de más de una base (12 2B, 1 3B y 11 HR) y 45 impulsadas.

José Miguel Fernández comandó entre los bateadores con .524 (21 AB; 11 H). Alfredo Despaigne y José Dariel Abreu se volaron la barda en tres ocasiones cada uno, Yasmany Tomás la sacó dos veces, mientras Cepeda, Alexei Bell y Yuli Gurriel la botaron en una ocasión.

En la última edición celebrada hasta este momento (2017), Cuba obtuvo su peor ubicación (7mo) y también acumuló su menor Average (.282). Alfredo Despaigne fue el mejor bateador con .474 (19 AB, 9 H), tres jonrones y seis impulsadas.

Yurisbel Gracial también sobresalió al batear .435 (23 AB; 10 H) y conseguir la mitad de sus hits por extrabase (4 2B y 1 HR). Colectivamente Cuba fabricó solo 22 carreras y conectó 20 XBH (15 2B, 1 3B y 4 HR).

¿Podrá Cuba mantener su dominio en esos liderazgos ofensivos? De confirmarse la presencia de los atletas profesionales, Cuba podría tener una alineación considerable, capaz al menos de mantener el average y de conectar algunos batazos de vuelta completa, por lo pronto el Clásico Mundial sigue levantando polémica y ya restan menos de 50 días para su comienzo.

A %d blogueros les gusta esto: