Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Astros acordaron con seis de sus ocho jugadores elegibles al arbitraje salarial este viernes.

HOUSTON, TX – Coincidiendo con la fecha límite para que los equipos y sus jugadores elegibles al arbitraje salarial llegaran a acuerdos, o en su defecto publicaran las cifras con las que potencialmente se presentarían a las audiencias a partir de la segunda quincena del próximo mes, este viernes un total de seis jugadores de los Astros establecieron sus salarios para la temporada 2023. Son los casos del estelar zurdo Framber Valdez, el también abridor José Urquidy, los relevistas Ryne Stanek, Phil Maton y Blake Taylor, así cómo el utility Mauricio Dubon.

El All Star Valdez (29), quien posee actualmente un tiempo de servicio en Grandes Ligas de tres años 163 días (3.163) y es representado por Octagon, durante 2022 dejó balance de (17-6) con efectividad de 2.82 y 194 ponches en un total de 31 aperturas. Lideró el joven circuito en entradas lanzadas (201.1 tercios), bateadores enfrentados (827), juegos completos (3), blanqueadas (1) y aperturas de calidad (26), todo lo cual le valió para ubicarse quinto en la carrera por el Cy Young de la Liga Americana. El dominicano recibió un salario de $6.8 millones en su segundo año de elegibilidad al arbitraje. Dicha suma representa una mejoría de $3.8 millones respecto a la cifra conseguida el año anterior, y es la mayor variación salarial lograda de un arbitraje a otro por cualquier lanzador que no haya ganado un premio Cy Young.

Urquidy (27) por su parte consiguió $3.025 millones en su primer año de elegibilidad. El mexicano dejó foja de (13-8) y 3.94 ERA en 29 salidas (28 aperturas). Ponchó a 134 rivales y otorgó 38 boletos en un total de 164.1 tercios de labor, siendo todas estas estadísticas un tope personal en su carrera de cuatro campañas al máximo nivel. Llegó a este invierno con un tiempo de servicio de 3.049 y es representado por Scott Boras Corporation.

Ryne Stanek (31) logró un salario de $3.6 millones en su año previo a la agencia libre. El diestro texano de 5.038 años de servicio está representado por MVP Sports Group del afamado Dan Lozano y durante 2022 logró la efectividad más baja para cualquier relevista calificado en la historia de la organización (ERA: 1.15). Trabajó en 54.2 tercios y abanicó a 62, elevando su efectividad ajustada hasta 336 puntos y reduciendo el bateo de la oposición a un anémico .188.

Otro que estaba en su último año de elegibilidad resultó Phil Maton (29). El diestro posee 5.047 años de servicio y es representado por Paragon Sports International. Obtuvo $2.55 millones luego de una campaña en la que logró una marca individual de 67 presentaciones (todas obviamente en funciones de relevista). Posteó una efectividad de 3.84 y abanicó a 73 a lo largo de 65.2 tercios de labor. Aún así, no pudo ser incluido en ningún roster de postemporada debido a una lesión en el dedo pequeño de su mano derecha que requirió cirugía al finalizar la ronda regular.

Mauricio Dubon (28), llegado a la organización a mediados de mayo del último año, consiguió $1.4 millones en su primera elegibilidad al arbitraje salarial. El hondureño, que al igual que Framber es súper-2, viene manejado por ALIGND y cuenta actualmente con 2.162 años de servicio. Durante 2022 jugó las tres posiciones outfield, así como la intermedia, el shortstop y la antesala para San Francisco y Houston en un total de 104 encuentros.

Blake Taylor (27) fue el sexto y último jugador en acordar salario para 2023. El zurdo ya cuenta con tres años de servicio en su hoja de vida, sin embargo en 2022 sólo pudo trabajar en 19 juegos (todos relevos) a causa de lesiones. Su salario fueron $830 mil, luego de postear efectividad de 3.94 en 16 entradas, aunque eso si: otorgó 10 boletos a cambio de solo 9 ponches en ese pequeño tramo, para un altísimo coeficiente WHIP de 1.56. Está representado por ISE Baseball.

Finalmente los estelares Kyle Tucker (25, OF) y Cristian Javier (25, RHP), ambos en su primer año de elegibilidad, no llegaron a acuerdos con la oficina y se dirigen a las audiencias. En el caso de Tucker hay una amplia brecha de $2.5 millones entre la oferta del club ($5.0 millones) y su petición ($7.5 millones), mientras que con Javier la diferencia es de solo medio millón. El dominicano solicita $3.5 millones y los Astros respondieron con $3.0 millones. Tucker es representado por Excel y posee 3.079 años de servicio, mientras el dominicano se maneja con MVP Sports Group y cuenta con 3.000 de service time.

A %d blogueros les gusta esto: