Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Lorenzo Quintana habla sobre su posible participación en la Serie del Caribe y el Clásico Mundial.

El pinareño Lorenzo Quintana ha visto continuad en su temporada 2022-2023 luego de que los Tigres del Licey pasaran a la final de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, fase que será al mejor de siete juegos contra las Estrellas Orientales.

Precisamente en la celebración de su equipo por el pase al último escalón del torneo, la periodista deportiva dominicana Alejandra Bonilla, logró cruzar algunas palabras con el máscara cubano.

La primera pregunta fue sobre su disponibilidad para viajar con el equipo si logran obtener el boleto a la Serie del Caribe «Gran Caracas 2023», a lo que Quintana respondió lo siguiente:

«Sí, creo que si se presenta la oportunidad de ir a la Serie del Caribe tendría que ver, también tengo el equipo Cuba con el Clásico Mundial pero nada, creo que si se presenta la oportunidad y me invitan sí voy».

Lorenzo llegó finalizando la etapa regular, alcanzando a jugar solamente cuatro encuentros en los que bateó .308 (13-4) con tres dobletes como extrabases además de cuatro impulsadas. A la defensa, jugó como receptor (9) y primera almohadilla (1), alineando también como bateador designado. Según el sitio de la LIDOM, le salieron cinco al robo y todos llegaron a su destino.

Luego, Bonilla tocó el tema Clásico Mundial con el pinareño, afirmando su presencia en la prenómina cubana. Quintana dejó clara su posición con respecto al tema: «Muy positivo para ir al Clásico, nada, creo que va a ser un buen escenario y ahí estaré».

Para muchos, Quintana cobrará una gran importancia en el equipo nacional, ya que se vislumbra como el receptor titular indiscutible a priori.

El 2022 no fue un mal año ofensivamente para él. Estuvo mayormente en la AAA con Jacksonville Jumbo Shrimp. Promedió .246 (240-59) con 14 cuadrangulares, 12 dobles y 54 traídas para la goma. El OPS fue de .785, anotó 41, recibió 17 boletos y se ponchó en 55 ocasiones.

Entre los dos partidos en rehabilitación en la categoría ROK y los 34 en AAA, acumuló 309.0 entradas como receptor, en las que dejó un average defensivo de .988 luego de cometer 4 errores, además, se apuntó 2 PB, le robaron 33 bases y solo logró capturar a 7.

A %d blogueros les gusta esto: