Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Yuli Gurriel: «Ni aunque me hubieran llamado (al Clásico) iba a decir que sí porque…»

Hace unos días, en el Backstage Deportivo (Cap.61) del canal de Youtube Familia Cubana TV, Modesto Agüero y Henry Morales entrevistaron a uno de los peloteros más famosos y talentosos que ha dado el béisbol cubano, Yulieski Gurriel.

En una entrevista de prácticamente tres horas, también participaron Alexei Bell, Yadel Martí y el ex director de equipos Cuba, Alfonso Urquiola.

Se tratan varios temas, detalles sumamente interesantes de los inicios en el béisbol, sus principales logros, su comparación con Omar Linares, anécdotas de la Serie Mundial, la aparente ruptura de sus relaciones con la prensa y claro, su opinión acerca de lo que está «en el bombo», Cuba y el Clásico Mundial.

Cómo muchos saben, el espirituano fue miembro activo de la Asociación de Peloteros Cubanos Profesionales. A día de hoy, es agente libre, luego de ganar su segundo anillo de Serie Mundial con Houston Astros en su 6ta postemporada, donde bateó .347 (49-17) con un doblete y par de jonrones como extrabases. Opciones de contrato no deben haber carecido hasta ahora, existiendo incluso posibilidades que pase a cubrir el lugar que dejó su coterráneo Aledmys Díaz como utility.

Su temporada regular no fue la mejor, donde a pesar de dejar record personal en juegos (146), con respecto al 2021 fue bastante baja, dejando average ofensivo de .242 y tomando la mayor cantidad de ponches en su carrera (73).

Yuli, fue plaza fija en el equipo Cuba en cada una de las ediciones del Clásico Mundial de Béisbol acumulando 5 jonrones y un average de .293 (82-24).

A continuación, dejamos parte de la entrevista mencionada luego de una pregunta del miembro de Pelota Cubana USA, Henry Morales.

P. Todos vieron ahora que se materializó lo que se pedía hace años atrás, que es convocar a los peloteros de Grandes Ligas. A ti, Yuli, no te van a llamar por razones obvias pero cuánto jode el tiempo que dijeron que MLB era quien no dejaba jugar a los peloteros cubanos y entonces ahora de un momento a otro cuando todo está bien jodido llaman a todo el mundo y siendo seleccionadores, este sí, este no. ¿Cuánto jode?

R. «Increíble, esa misma pregunta se la tienen que estar haciendo la gente y los jugadores de Cuba. Tanto tiempo que decían que no, traer a los jugadores y a lo mejor se afectan los que están allá. Pero bueno, es una opinión bien personal de cada cual, yo no me voy a poner en contra del que diga que sí ni del que quiera ir a jugar con ellos, es decisión de cada cual. Hay que respetar la opinión de cada cual sino vamos a seguir en lo mismo. Si nosotros vamos a abogar porque todo el mundo esté en el mismo camino y en la misma página se hace lo mismo. Vamos a caer en el mismo juego. Mi opinión personal, la mía, no hubiera chance de que hubiera dicho que sí. A mí no me van a llamar ni aunque me hubieran llamado iba a decir que sí porque yo en lo personal he pasado cosas y de verdad que eso no se olvida».

«Para citar una, eso de meterte ocho años de no ver a tu familia y no entrar a tu país, perderte momentos de tu familia como una boda, una muerte de un familiar. ¿Por qué? ¿Desertor de qué? No creo que de verdad esto sería lógico. Yo fui uno de los que cuando me quedé, automáticamente a las 6 de la mañana recogieron a todos los muchachos que prácticamente no querían ni bajar y dijeron que iban a repudiar la salida de esta gente que son unos traidores».

«Que yo no pueda llevar a mis niños allá. Se me hace un nudo en la garganta al explicarles que a mí no me dejan entrar. ¿Cómo yo le explico? Y él que no me cree. Entonces como yo puedo decirle a eso…si me dijeras que voy a ir a otra cosa, pero voy a ir a ver a mi familia. Yo quiero que mis niños vean donde yo nací, donde me crié, donde fue la primera vez que yo jugué pelota, mi primera escuela y todo ese tipo de cosas que me han preguntado y yo tengo interés de mostrarles como padre que soy. ¿Por qué me vas a quitar todo eso a mí?»

«Entonces ahora como me vas a decir así de la nada «ven», y de una manera u otra mi familia está loca y quiere que yo represente nuevamente y que me vuelvan a ver jugar con el equipo Cuba pero no a esa costa. Uno lo siente y de verdad que es díficil, pero lo que te decía, es mi opinión y respeto la de los demás».

«Hay algunos que los han llamado y me han preguntado qué creo. Yo les respondo que lo analice con su familia qué es lo que quiere y lo que siente y que tome su decisión. Va a seguir siendo mi amigo y tal pero es su decisión. No hay que repudiar a nadie. Mi opinión personal es esa».

A %d blogueros les gusta esto: