Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Yoan López, Andy Ibañez y Elián Leyva son los “Judas Iscariote” de la pelota cubana

Hay personas a quienes no les alcanza con una moral, por eso la tienen doble. Otras se adaptan tanto al servilismo que, aun siendo libres, continúan siendo esclavos. Complacer al verdugo es cuando menos de cobardes. Algunos solo lo hacen por ingenuidad o inocencia, no conscientes del verdadero significado de sus acciones.

No se en qué categoría ubicar, decida usted, a varios peloteros cubanos que se montan en el barco de la dictadura castrista rumbo al clásico mundial. ¿desmemoria subtropical o síndrome de Estocolmo?

La Federación Cubana de Béisbol (FCB) anunció la convocatoria de tres peloteros profesionales que juegan en EEUU y México a integrar la comitiva de la Isla a la magna competencia.

«Nos complace anunciar que Andy Ibáñez (Rangers de Texas), Yoan López (Mets de Nueva York) y Elián Leyva (Naranjeros de Hermosillo) formarán parte de la preselección de Cuba», tuiteó la organización.

La noticia cayó como un cubo de agua fría en los cubanos libres, porque el hecho en sí no solo es un atentado contra la dignidad humana, sino que es una manera de legitimar la represión, el atropello y la mano dura del régimen contra su propia gente.

López había reconocido a principios de este año que cuando emigró fue victima en carne propia de la prohibición de visitar a su familia y ahora corre a besar la bota que lo aplastó. López se alejó del “Cristobal Labra” y se marchó en el 2014 para firmar con los Diamondbacks de Arizona. En su itinerario errante ha desfilado por a los Bravos de Atlanta, los Filis de Filadelfia, los Marlins de Miami y actualmente los Mets de Nueva York.

Ibáñez, hace unos días por los Tigres de Detroit luego de militar en los Ranger de Texas, y fue uno de los jugadores cubanos profesionales que apoyó a inicios de 2022 la convocatoria de la Asociación de Peloteros Profesionales Cubanos, que propuso crear un equipo independiente para representar a la Isla en el torneo y ahora se viste de “cederista” para defender en cierto modo el modelo político del que tuvo que escapar. Ibáñez ya jugó con la selección nacional en el Clásico Mundial de 2013 y en Cuba formaba parte de los equipos de la Isla de la Juventud antes de salir en noviembre del 214 y firmar un contrato un contrato con los Rangers de Texas, el 7 de julio del 2015. Su debut se produjo en mayo del 2021.

El lanzador Leyva, elegido como mejor pitcher de la Liga Mexicana ya representó a España en el torneo clasificatorio del Clásico Mundial 2023.

El papelazo eterno de las selecciones cubanas en las últimas competencias internacionales les ha llevado a agujerear un poco la férrea posición histórica y obsoleta del castrismo y ha hecho contacto con algunos peloteros cubanos que militan en ligas profesionales.

La dictadura cubana siempre ha encontrado a tontos útiles, a personas que cambian el “Patria y Vida” y regresan al “Patria o muerte”. Hoy, López, Ibañez o Leyva son los Judas Iscariote de la pelota cubana. Llevan todo el calificativo de la traición en su uniforme. ¿No deberían apoyar a sus propios colegas que le dieron un NO rotundo al tirano? ¿O todavía piensan en ganarse el Panda? Cuando salgan al terreno le darán credibilidad al insostenible argumento de la FCB y reforzarán la complacencia de MLB. Entonces el sueño de un equipo independiente con los mejores atletas de la isla se esfumará.

Origen del síndrome de Estocolmo

El 23 de agosto de 1973, Erik Olsson, presidiario de permiso, llevó a cabo un robo a mano armada en la en Estocolmo. El secuestro duró alrededor de seis días y las víctimas de aquel encierro, tres mujeres y un hombre, acabaron defendiendo a su captor incluso una vez finalizado el juicio. Este suceso llamó la atención del criminólogo y psicólogo Nils Bejerot, el encargado de acuñar tan famoso término.

A %d blogueros les gusta esto: