Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Los Astros: La última dinastía del béisbol y única del presente siglo

HOUSTON, TX – No es casual, cuatro asistencias a la Serie Mundial en los últimos seis años no es obra de la casualidad. Como tampoco es fortuito los cinco banderines divisionales en ese mismo período de tiempo (cuatro de ellos sobrepasando el centenar de victorias), o las seis asistencias en línea a la Serie de Campeonato de Liga. Los Astros de estos tiempos son tan buenos como ningún otro conjunto del negocio.

Si bien es cierto que Jim Crane, el actual dueño del equipo, los compró allá por 2011 en medio de una racha de tres campañas corridas sobrepasando las 100 derrotas (únicas en la historia de la organización, por cierto), la realidad es que el proceso reconstructivo que se gestó desde ese momento ha sido -quizás- el mejor que se recuerde en la época moderna. Los constantes descalabros sufridos a principios de la pasada década permitieron a la gerencia obtener grandes picks en el Sorteo de Regla 4, dentro de los cuales podemos mencionar a George Springer (selección #11 overall en el Draft 2011), Carlos Correa (#1, 2012), Lance McCullers jr (#41, 2012), Mark Appel (#1, 2013), Alex Bregman (#2, 2015), Kyle Tucker (#5, 2015) y Korey Lee (#32, 2019), muchos de los cuales forman o han formado la base del presente ciclo competitivo.

La temporada 2022 fue inmensa para los de Houston por múltiples razones. Primero, el equipo completó su misión de demostrar al mundo que podían ganar con, o sin el fatídico esquema de robo de señas suscitado en 2017. Pero más allá de eso, los Astros colocaron su récord vitalicio en victorias y derrotas por encima de .500 por segunda ocasión en la historia de la franquicia, siendo el actual 4831-4820 el mejor balance histórico en sus 60 años de creados. Apenas 12 de los 30 equipos de toda la industria tienen récord vitalicio positivo, y de ellos solo los Astros de los que fueron creados a partir de 1960.

Además, convirtieron a Dusty Baker en el duodécimo manager con 2000 o mas triunfos en Grandes Ligas y le pusieron la cereza al pastel cuando también le ganaron su anillo de Serie Mundial en funciones de timonel, algo que se le había hecho esquivo por más de dos décadas.

Desde 2017 los Astros lideran todo el béisbol con sus 86 partidos disputados en postemporadas, también con sus 53 victorias logradas en esas instancias, sus cuatro asistencias al Clásico de Otoño y sus dos trofeos. Pero no solamente han sido letales en etapas decisivas, pues sus 541 éxitos en temporada regular durante ese propio período de tiempo es la cantidad más alta de todo el joven circuito (superado únicamente por los 562 de los Dodgers en la Liga Nacional).

Los Astros son la última dinastía de Grandes Ligas y única del presente siglo, algo que conlleva un valor agregado si se toma en cuenta que la han construido en una época donde se totalizan ya 22 temporadas sin que un campeón pueda repetir su título al siguiente año. Si, una época de impuestos de lujo y severas sanciones a los equipos que lo rebasen en su afán de establecer hegemonías a base de cartera.

Los Astros son el equipo del presente, y de acuerdo a cómo se avizora el panorama, no parece que eso vaya a sufrir mucha variación en los próximos tres o cuatro años.

A %d blogueros les gusta esto: