Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Del lobo un pelo: Pitcheo cubano fue de los mejores en Mundial Sub-23

La selección cubana ocupó el décimo lugar en el Mundial Sub-23 que se celebró en Taipéi de China y concluyó con la coronación del conjunto japonés. En la premiación del torneo fue galardonado el torpedero cubano Christian Rodríguez, al ser incluido en el Todos Estrellas del Mundial, único premio individual de los nuestros en el evento.

El equipo cubano sin dudas vino de menos a más, incluso el décimo puesto parece un poco injusto para un conjunto que mantuvo balance positivo (5-3) en el torneo, perder los tres primeros juegos le costó al equipo cubano hasta el final, la derrota del primer día ante Puerto Rico le pesó hasta el último día.

Un décimo lugar sigue siendo difícil de asimilar, mucho menos para el cubano que tanto ama el béisbol, pero no se puede decir que el equipo cubano no peleó sus juegos, lamentablemente los únicos dos equipos a los que logró vencer en la fase de clasificación avanzaron a la Súper Ronda, algo que hizo que pasarán con dos derrotas (Puerto Rico y Países Bajos) a la ronda de consuelo.

En esta ronda de colocación a pesar de lograr todos los triunfos (Alemania, Venezuela y Sudáfrica) no pudieron ocupar un mejor lugar, pues Puerto Rico terminó con igual balance (3-2) y le ganaron a Cuba en el juego entre ellos.

No fue un torneo de mucha ofensiva, solo se bateó para .232 colectivamente, el conjunto cubano promedió ligeramente para por encima de la media (.242), con 11 dobles, cinco triples, sin jonrones y 19 remolcadas; el OPS fue bastante bajo (.683) y realmente no se produjo a la hora buena.

Christian Rodríguez (.368, 19AB, 7H, 2B, 2RBI), Bryan González (.500, 4AB, 2H, 2B, 3B, 4RBI) y Dany Oramas (.333, 21AB, 7H, 2B, 2 3B, 4RBI) fueron los más destacados madero en ristre.

El pitcheo si se mostró en excelente forma, fueron los terceros del torneo con 1.51 de efectividad, solo superados por Japón (1.00) y Taipéi de China (1.33), y muy por encima de la media del evento (2.67).

Muchos de los nuestros estuvieron herméticos, incluso algunos mostraron cartas credenciales para ser contratados en un futuro cercano en tierras niponas.

Se notó a un Frank Abel Álvarez diferente, con mucha más confianza sobre el montículo y con mucho más control de sus envíos, sin dudas su primer año en Japón va surtiendo efecto. Recordemos que el mejor cerrador de la Liga Central de la NPB en este 2022, el también pinareño Raidel Martínez, al salir de Cuba tenía los mismos problemas de control que Frank Abel, en Japón ha pulido todas esas deficiencias y hoy en día no tiene nada que envidiarle a ningún cerrador de Grandes Ligas.

Leodan Manuel Reyes dio muestras de su excelente talento, fue el lanzador cubano que más dominante se vio, llegó a marcar hasta 95 mph; en siete y dos tercios no permitió carreras, le conectaron seis hits, regaló un boleto y ponchó a siete rivales.

El espirituano Roberto Hernández, quien estuvo firmado por Cleveland, también se mostró muy bien en el evento y tiene buenas opciones de ir a Japón. Obtuvo una victoria, mantuvo efectividad de 1.83 (7.2 IP; 2 ER) y abanicó a tres contrarios.

Alexander Valiente (Guantánamo) se observó también con excelente velocidad, acumuló una victoria sin derrotas y en seis entradas de labor no permitió carreras y ponchó a cuatro. Como es habitual Marlon Vega y Naykel Cruz estuvieron a la altura de las circunstancias, ambos asumieron cierto liderazgo, han integrado con más frecuencias estas selecciones Sub-23.

La directiva de los Dragones de Chunichi tiene serias intenciones de seguir contratando cubanos para sus filas, estuvieron muy pendiente a este torneo y de seguro alguno de los muchachos de este equipo se unirán a los ya contratados Guillermo García, Pedro Pablo Revilla, Frank Abel Álvarez, Yariel Rodríguez (debe renovar) y Raidel Martínez.

 

A %d blogueros les gusta esto: