Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Víctor Mesa Jr.: «Mi fuerte en Cuba era batear y eso lo voy a seguir mejorando»

Víctor Mesa Jr. concluyó su tercera temporada en su paso por las ligas menores del béisbol organizado en Estados Unidos. En este 2022 se desempeñó durante 121 juegos con el conjunto del nivel Clase A Fuerte de los Miami Marlins (Beloit Sky Carp).

A pesar de no cumplir las expectativas en la temporada, fue pieza clave en su conjunto, cubriendo la pradera central y ocupando lugares céntricos en la alineación de la franquicia de Marlins. Lideró a Beloit en hits (112), dobles (26) y extrabases (34), fue segundo en triples (3) y boletos (53), cuarto en anotadas (53) y bases robadas (10); y quinto en carreras remolcadas (50).

Ya ostenta 280 juegos como profesional en tres niveles diferentes (Rookie, A y A+), en los mismos presenta línea ofensiva de .259/.328/.377/.705, con 276 imparables en 1064 turnos legales, 56 biangulares, 18 triples, 11 jonrones, 29 bases robadas y 145 carreras impulsadas. La próxima contienda debe comenzar en Doble A con los Pensacola Blue Wahoos.

En 2016 fue campeón mundial Sub-15 en evento celebrado en la ciudad de Iwaki, Japón. Allí bateó para .375 (40 AB; 15 H), con un doble, un triple y tres remolcadas. Aquel equipo lo integraron también figuras como Loidel Chapellí y Malcom Núñez.

Recientemente fue elegido por los Marlins para participar en la Liga de Otoño de Arizona. Este torneo convoca a lo que más vale y brilla de los prospectos de cada franquicia, es el premio para tener una continuidad con su desarrollo, una vez terminan sus campeonatos en los diferentes niveles de Ligas Menores.

Precisamente antes de comenzar su accionar en este campeonato de poco más de un mes, le ofreció declaraciones a nuestro colega Jorge Ebro (Nuevo Herald), las cuales mostramos a continuación:

¿Qué significa esta invitación a la Liga Otonal?

«Agradecido con los Marlins por estar aquí. Es una gran oportunidad que quiero y necesito para mi carrera luego de un año en el cual no tuve los resultados que yo quería. Esta es una gran oportunidad para hacer buenas cosas y de demostrar lo que yo puedo y soy capaz de hacer».

¿Por qué esa inconformidad?

«Sé de mi potencial. No le hago mucho caso a la gente, pero sí soy una persona muy autocrítica. En mis primeros dos años no me fue tan bien como habría deseado, pero estuvieron bien. Mi opinión es que en el 2022 pude hacerlo mucho mejor. Se de las cualidades y capacidades que tengo en el terreno y me quedé por debajo. La Liga Otoñal será buena para reinvindicarme y demostrar de qué estoy hecho».

En concreto, ¿qué esperas sacar de esta estancia en Arizona?

«Yo vine aquí a fajarme. Los cubanos somos fajadores. No me importa quién esté lanzando. Se que del otro lado los hay buenos, pero si me trajeron aquí es porque vieron algo en mi. Si no, no me habrían mandado. Trato de aprovechar la parte que me conviene. Estoy aquí por un propósito, un trabajo que tengo que hacer. Vamos a dar lo mejor».

Pegaste 100 hits y sumaste 55 bases por bolas, hay más disciplina en el plato.

«Obviamente, es con aprendizaje, experiencias que uno va recogiendo en el terreno. Uno va más de 100 juegos a la caja y no puede estar haciendo swines a lo loco. No funciona así. En una entrevista pasada te dije que yo no vine a Estados Unidos a jugar en las Menores. Esta no fue una temporada para admirar o sacar pecho. Hay muchas cosas por mejorar».

¿Te han pedido que sumes masa muscular?

«Hasta ahora no ha venido nadie a pedirme eso. Personalmente y en la oficina, todos saben que necesito ponerme más fuerte, como todo el mundo. Aaron Judge es el único que está bien. Soy más de ir al home y demostrar que las computadoras van aparte. Veo lo que está bien y mal, pero eso de poner límetes a que puedas conectar 18 a 20 jonrones, no creo en eso. Si trabajas fuerte, las posibilidades están para romperse».

¿Cuál es la meta el próximo 2023?

«No me gusta hablar de números, porque te puedes pasar o quedar por debajo, pero me gusta ponerme metas altas para si no las cumplo, pero quedo cerca, se que habré tenido un buen año. Quiero estar saludable, eso es lo primero. Juego todos los días, me gusta estar en el terreno. En la banca no se demuestra nada. Quiero tener mejores porcientos de ponches y bases por bolas. Quiero dar más jonrones. Cinco no es el tope mío. Creo que lo he hecho bien en la defensa. Mi fuerte en Cuba era batear y eso lo voy a seguir mejorando».

A %d blogueros les gusta esto: