Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Munetaka Murakami, el fenómeno japonés de 22 años que logró la Triple Corona

Munetaka Murakami, nacido el 2 de febrero de 2000 (22 años) en Kumamoto, es la nueva sensación del béisbol japonés, aunque sus fenomenales actuaciones ya vienen siendo noticia desde hace algunos años, pero fue en este 2022 donde logró alcanzar la punta del iceberg en su corta carrera.

Comenzó en el béisbol desde los 5 años, en su etapa de secundaria conectó un total de 52 jonrones, su destreza como bateador de largometraje hizo que lo apodaran el «Babe Ruth de Higo», Higo era el nombre anterior de su ciudad natal (Kumamoto).

En 2017 fue seleccionado en la primera ronda del Draft de NPB por las Golondrinas de Yakult, los Gigantes de Yomiuri y las Águiles de Rakuten; finalmente los de Yakult se hicieron con sus servicios y lo firmaron por 80 millones de yenes (554 187 dólares) y un salario anual de 7.2 millones de yenes (49 876 dólares).

Al año siguiente debutó en la Liga del Este (menores), donde pasó prácticamente toda la temporada; en 98 juegos bateó para .288 (365 AB; 105 H), con 39 XBH (21 2B, 1 3B y 17 HR) y 70 remolcadas. Su gran actuación le dio la oportunidad de debutar en NPB el 16 de septiembre de ese propio año contra la Carpas de Hiroshima, en su primer turno al bate conectó jonrón, pero después de no poder batear de hit en sus próximos cinco juegos fue enviado de vuelta a las menores, donde terminó la contienda. Pasó de cobrar 7.2 M de wones a 8.0 M.

Ya el 2019 fue el año donde comenzó a enseñar su talento en el primer nivel, unos juegos de exhibición con el equipo nacional ante México le hicieron ganarse un puesto como la tercera base de las Golondrinas, siendo el jugador más joven en debutar con la organización (19 años), superando el récord anterior de Seikichi Nishioka en 1958 (21 años).

Fue el único jugador de Yakult que participó en los 143 juegos del equipo y a pesar de batear .231 (511 AB; 118 H), encabezó al equipo en jonrones (36) y lo secundó en remolcadas (96); su actuación le valió para participar en el juego de estrellas, para ser galardonado con el novato del año de la Liga Central y recibir un aumento salarial de 37 millones de wones.

En 2020 se coronó Campeón Olímpico en su propio país y en el torneo local disputó 120 juegos, en los cuales dejó excelente línea ofensiva de .307/.427/.585/1.012, con 130 inatrapables en 424 turnos legales, 30 biangulares, par de triples, 28 vuelacercas, 87 boletos y 86 remolcadas.

El 2021 fue otro año astronómico para él, asistió al juego de las estrellas, fue campeón con su elenco, líder en jonrones de la Liga Central, recibió el premio «Best Nine» como el mejor tercera base y fue el jugador más valioso del año (Ligas Central). Bateó para .278 (500 AB; 139 H), con 66 extrabases (27 2B y 39 HR), 106 bases por bolas y 112 carreras impulsadas.

En la última jornada de su equipo en este 2022 alcanzó su HR número 56 del año, superando los 55 del gran Sadaharu Oh en 1964, con esta marca se convierte en el máximo jonronero entre jugadores nacidos en Japón, después de 61 turnos al bate estancado en 55, ha grabado su nombre en los libros de historia.

Fue un año para la historia, en 141 juegos lideró el promedio de bateo (.318), el OBP (.458), el slugging (.710), el OPS (1.168), los cuadrangulares (56), las remolcadas (134), los extrabases (78), boletos (118), anotadas (114), RISP (350), wRC+ (223), wOBA (.493) y WAR (10.4). Es el octavo jugador en lograr la Triple Corona en NPB y el primero desde Nobuhiko Matsunaka en 2004.

 

A %d blogueros les gusta esto: