Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Randy Arozarena calienta su bate y los Rays salen del «Slump» ante los Blue Jays

Llámalo otra noche salvaje en la carrera por el comodín de la Liga Americana. Los Rays, despertaron ofensivamente, después de anotar solo dos carreras en sus tres juegos anteriores. Este jueves la ofensiva guió la victoria de 10-5 contra los Blue Jays frente a 8,799 aficionados en el Tropicana Field.

Los Rays (83-67) se acercaron a un juego de los Blue Jays (84-66) por el primer puesto de comodín de la Liga Americana, que otorga el derecho a albergar una serie de postemporada al mejor de tres. Mientras tanto, los Marineros (82-67) rondan medio juego detrás de los Rays.

En este juego alineó por Tampa el cubano Randy Arozarena. Lo hizo como cuarto bate y bateador designado. En el juego se fue de 4-3 con dos carreras anotadas (68), par de dobletes (39), dos carreras impulsadas (81), una base robada (32) y conseguía un boleto.

Randy en la primera semana de Agosto bateaba .251 con un OPS de .725, lo que parecía un segundo año flojo.

Pero desde allí ha empezado a entrar en calor y se ha convertido en ese lapso en el mejor jugador de los Rays. Bateando .313 con un OPS de .931 y 34 remolques en 42 juegos.

Para subir sus guarismos generales de la temporada hasta un promedio de .270 y un OPS de .787.

Después de parecer desesperanzado por momentos mientras los Astros los barrían, la esperanza volvió al Trop.

“El béisbol es raro”, dijo el manager Kevin Cash. “Tuvimos muchos buenos turnos al bate. En nuestro vestuario, parece que la mayoría de nuestros muchachos son realmente buenos para cerrar la puerta a una derrota y seguir adelante. Hacen un buen trabajo enjuagándolo y llegando al día siguiente, listos para trabajar”.

Cada uno de los primeros cinco bateadores de los Rays tuvo múltiples hits y al menos una carrera impulsada.

“Eso es lo que se supone que debemos hacer”, dijo el jardinero izquierdo David Peralta. “No hicimos muy bien nuestro trabajo (en los tres juegos anteriores contra los Astros, todas derrotas). “Pero (el jueves) fue un nuevo día. Hicimos nuestro trabajo, y eso es lo que vamos a hacer (el viernes)”.

Los Rays tuvieron que improvisar con sus planes de montículo cuando el especialista en entradas masivas Ryan Yarbrough partió solo dos lanzamientos en la tercera entrada con una lesión. Yarbrough, quien fue tocado por un par de jonrones solitarios en el segundo, sufrió una distensión en el oblicuo derecho y probablemente se dirija a la lista de lesionados, dijo Cash.

Yarbrough (3-8) terminó llevándose la victoria porque era el lanzador récord cuando los Rays tomaron la delantera.

“Este es el tipo de juegos que esperas para poder comer entradas y darles un golpe a esos muchachos (del bullpen)”, dijo Yarbrough. “Es extremadamente frustrante (lesionarse)”.

Aún así, el bullpen de los Rays nuevamente fue efectivo. En total, los Rays usaron siete lanzadores, un desfile de seis después de que el abridor JT Chargois trabajara en la primera entrada. Los Azulejos, que llegaron al área de Tampa Bay a las 4:30 am del jueves después del partido del miércoles por la noche en Filadelfia, parecían cansados. Tuvieron solo tres corredores después de la lesión de Yarbrough hasta la novena entrada, cuando Whit Merrifield conectó un jonrón de dos carreras ante Dusten Knight, su segundo jonrón del juego.

El zurdo Garrett Cleavinger siguió a Yarbrough, utilizando un período prolongado de calentamiento después de ser llamado a la acción. Marcó la pauta con dos entradas en blanco (incluyendo cuatro ponches).

“No es una situación muy cómoda”, dijo Cash. “Simplemente altera tu rutina. Pero (Cleavinger) ha sido excepcional para nosotros, y todo el mundo hizo lo mismo. Fue todo manos a la obra, y lo juntamos”.

A %d blogueros les gusta esto: