Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Los Rays barren a Reds Sox con excelente labor de Yonny Chirinos. Los cubanos aportaron

Los Tampa Bay Rays lograron barrer al equipo de los Boston Reds Sox gracias a una pizarra de 1×0 en el estadio Tropicana Field.

En el juego participaron cinco peloteros con sangre cubana en sus venas. Tres por los visitantes y dos por los locales.

Por los dueños de casa Yandy Díaz (lead-off y antesalista) se fue de 2-0 con dos boletos y una base robada, dejando su promedio ofensivo en .288 y su OBP en .397.

Randy Arozarena (4to bate y jardinero derecho) .se iba de 3-1 una bases por bolas para fijar su promedio de bateo en .269.

Los más de dos años desde que Yonny Chirinos lanzó por última vez en las Grandes Ligas han sido desafiantes.

“Dos años largos y difíciles, mentalmente muy difíciles”, explicó Chirinos a través del intérprete del equipo, Manny Navarro. “Muchos pensamientos negativos vienen a tu cabeza cuando estás en una situación como esa. Pero, gracias a Dios, nunca me rendí”.

Ser activado fuera de la lista de lesionados y reincorporarse a los Rays el martes fue emotivo y gratificante: «Realmente no podía creerlo», dijo Chirinos. “Incluso sentado allí con mis compañeros de equipo, es algo que todavía no puedes creer que esté sucediendo de nuevo”.

Chirinos regresó al montículo y lanzó tres sólidas entradas en blanco para obtener la victoria cuando los Rays vencieron a los Medias Rojas 1-0 para completar una barrida de tres juegos.

Sin hits hasta el quinto inning por el abridor de Boston Nick Pivetta, los Rays consiguieron su carrera cuando Francisco Mejía abrió con un doble, pasó a tercera con un elevado de Ji-Man Choi y anotó con un sencillo dentro del cuadro de Taylor Walls.

Los Rays mejoraron a 77-58 y 19 juegos sobre .500, el mejor de la temporada, ganando por octava vez en sus últimos nueve juegos, 19 en 24 y 23 en 33, el mejor de la Liga Americana desde principios de agosto. Permanecieron cuatro juegos y medio detrás de los Yankees, líderes del Este, pendientes del segundo juego de su doble cartelera con los Mellizos, y en la cima del campo de comodines de tres equipos.

Con los Rays acortando la apertura de Jeffrey Springs a tres entradas, Chirinos se hizo cargo en el cuarto y retiró a Alex Verdugo con un elevado.

Ese fue el primer bateador al que se enfrentó Chirinos en un juego de Grandes Ligas desde el 16 de agosto de 2020, después de haberse sometido a una cirugía de codo Tommy John más tarde ese mes. Trece meses después, casi al final de su rehabilitación, así Chirinos en septiembre de 2021 se fracturó el codo mientras lanzaba una práctica de bateo y necesitó otra cirugía que lo dejó inactivo hasta esta primavera.

“Fue muy duro, pero tenía que mantener mi mente en orden”, dijo Chirinos. “Pasaron unos seis meses antes de que volviera a lanzar otra pelota, y es esa mentalidad en la que piensas: ‘Está rota. Nunca voy a volver de eso. Esos son los (pensamientos) que yo tenía. Pero la fuerza de Dios me ayudó a no rendirme y seguir adelante”

Durante las tres entradas, Chirinos permitió cuatro hits y dio una base por bolas, ponchó a cuatro y lanzó 35 de 53 lanzamientos para strikes. Llegó a alcanzar las 96 mph, lanzó strikes en el primer lanzamiento a nueve de 14 bateadores y consiguió seis swings y fallos.

A %d blogueros les gusta esto: