Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Liván Moinelo, un pitcher listo para Grandes Ligas

Desde que comenzó el movimiento de peloteros cubanos a la NPB de Japón, varios han sido los antillanos que han dejado el circuito asiátco para aventurarse en la MLB. Nombres como los de Hector Mendoza, Oscar Luis Colás, Jose Adolis García y Andy Rodríguez han sido algunos de los que vieron su talento listo para dar el brinco. Pero, en la actualidad hay un pelotero cubano que está listo para ese salto sin tener que pasar por Ligas Menores y ese es Liván Moinelo.

Dueño de una asombrosa curva que lanza a 3/4 y tiene una subliminal caída de 1 a 7 que hace romper los tiempos de cualquier bateador más aún cuando la desplaza a más de 3000 rpm. Además de su curva, Moinelo se asegura de poseer una recta estable por encima de las 90 mph que evita que el bateador se acomode a sus lanzamientos rompientes de amplia olgura. Ahora mismo este conjunto de lanazamientos con el plus añadido de ser un pitcher zurdo y estar probado en el beisbol profesional hacen pensar mucho en que hoy en día el pinareño tendria una plaza fija en varios bullpen de equipos de Grandes Ligas.

 

Acomodador o cerrador, Moinelo sabe moverse perfectamente entre ambos roles lo que le aumenta muchísimo más sus posibilidades de esar en una franquicia. Hablemos a las claras, la mayoria de los conjuntos de MLB se verían beneficiados en demasía con la adquisición del pelotero cubano. Incluso, equipos fijos en play off en un hipotético mercado pudieran pelear por él. Sus números esta campaña también lo avalan de buena manera:

 

37 G/ 1 W/ 1 L/ 17 SV/ 36.2 IP/ 61 K/ 0.98 ERA 

La juventud, (26 años) también es un valuarte que ahora mismo llegando a una agencia libre estaría listo para adquirir un bono millonario y alejarse de las ofertas calificadas que se hacen por peloteros internacionales menores de 25 años. Apoyado en esto y quizás me pudieran tildar de loco, pero creo fervientemente que Moinelo tiene hoy en día mayores posibilidades hipotéticas de llegar al Big Show y triunfar, más altas de las que tuvo Alfredo Despaigne en su mejor momento dentro de la NPB. Llegar con menos de 20 abríles a una liga que s una cátedra de pitcheo, solidificarse en ella y volverse un relevista estrella dentro del circuito nippon por encima de nacionales establecidos es un mérito altísimo que solo le añade más valor de mercado al zurdo antillano.

QUe en los próximos años podamos ver a Livan Moinelo en la Gran Carpa es una incognita, pues quizás ocurra o quizás no. Lo cierto es que tiene todo con él para ser un habitual en el Big Show y por suuesto, triunfar en él.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: