Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Lisbán Correa: «El preolímpico fue una de las cosas más grandes que me ha pasado en mi vida.»

Tras completar su actuación con los Astronautas de Los Santos, el toletero Lisbán Correa se le negó la entrada a Cuba y fue devuelto a Panamá. Según las autoridades cubanas el toletero apareció en una lista de desertores.

El Jugador Más Valioso de la final del PROBEIS regresó a Cuba en el vuelo 320 de Copa Airlines alrededor de la una de la tarde y fue detenido en la aduana cubana por dos más de horas. Después de ese tiempo el que el jugador fue detenido por las autoridades cubanas, estas le informaron que aunque pidió su baja y no viajó a Cuba para entregar su pasaporte Oficial (El pasaporte rojo) a la Federación Cubana de Béisbol rompió su acuerdo con Cuba. Según la FCB eso constituyó incumplimiento de su contrato y lo hizo un desertor.

A Correa, quien quiso regresar a Cuba y jugar con los Industriales también se le negó ese derecho. Después de su llegado a Panamá Correa fue detenido por las autoridades panameñas y deportado a México donde es residente.

Su última campaña en Cuba fue una majestuosa para el habanero. El apodado,»Billy » tuvo una campaña sensacional con los Industriales de la Habana liderando el circuito antillano en cuadrangulares (28), remolcadas (82) y slugging (.692). El toletero capitalino también quedo de segundo en OPS con un saldo de 1.149 en 324 turnos en la fase regular del torneo. El inicialista bateo de .320 mientras que negoció 63 boletos y solamente se abanicó 34 veces. Sus 28 bambinazos establecieron un nuevo récord en un torneo de 75 juegos.

Durante el verano del 2021 en la Liga Mexicana de Béisbol Correa militó con los Diablos Rojos de México City, los Guerreros de Oaxaca y las Olmecas de Tabasco, el cubano bateó .287 con un cuadrangular, ocho dobletes, 10 remolques y un slash line .348/.377/.725.

Mucha gente desea saber lo que ocurrió aquel día en que decidiste regresar a Cuba después de pedir la baja de la Federación Cubana.

Bueno, primero yo venía de una liga en Panamá que estaba jugando allí. Muy buena la liga, y estuve bastante bien. Le dije al gerente general que en lugar de comprarme el boleto para Mexico, lo haga para Cuba, que ya yo después resolvía. Cuando llego allá y ellos reconocen que yo soy Lisban Correa, me preguntan por mi pasaporte rojo que es el pasaporte que ellos dan. Yo no lo tenía encima porque yo no tenía planeado volar a Cuba en ese momento, pero quería ver a mi familia y esas cosas, por eso me decidí. Me dijeron que iban a hacer algunas preguntas y ellos regresaban y me respondían. De repente salen la gente de emigración y me dicen que ellos a mi me tenían contemplado como desertor y por consiguiente debía estar ocho años sin entrar a Cuba. Yo me alarmé porque en ningún momento yo deserté de ningún equipo, solamente que cuando acabó la liga mexicana yo no regresé al país porque yo venía de Dominicana repatriado. Entonces no vi mal regresar a Cuba a ver mi familia. La cuestión fue que me regresaron a Panama y allá estuve detenido en emigración porque no había sido admitido en mi país. Luego de ahí me enviaron a Mexico, y esa fue la historia de lo qué pasó. Fue muy triste porque no me dejaron ver a mi mamá que la tuve ahí casi frente a mi. Incluso mi familia todos locos por verme y solamente porque a alguien se le ocurrió decir que yo era desertor, ahora debo estar ocho años sin regresar a Cuba.

Fuiste el jugador más valioso de la serie final en Panamá, sin embargo te dejaron fuera de la nómina que iba a la Serie del Caribe. ¿Que ocurrió?

Fue una gran final, muy aguerrida. Cómo te dije la liga panameña es bastante fuerte. Fui confiado porque me dijeron que era como la Serie Nacional y allí me encontré con otra cosa, por lo que tuve que hacer muchos ajustes para poder demostrar la calidad que uno tiene. Cuando acabó fue el MVP del play off y ya yo me veía en la Serie del Caribe. Disfruté ese campeonato como si fuera con Industriales, fue una cosa única, pero de repente me comunican que por mi condición de cubano se me iba a tardar mucho la visa para Dominicana. Por eso me perdí la Serie del Caribe.

Cuéntame un poco de tu experiencia en el preolímpico.

El preolímpico fue una de las cosas más grandes que me ha pasado en mi vida. Primero por pertenecer al equipo Cuba que era un sueño que siempre tuve desde niño. Es una cosa bastante grande, el sueño de todo cubano y lo logré. Para colmo debuté conectando cuadrangular en mi primer turno al bate y esa fue la mayor alegría que uno puede tener. A veces de muchacho me ponía a hablar con mis amigos y nos imaginábamos en esa situación: conectando jonrones y haciendo que el equipo Cuba ganara con ellos. Lo disfruté cantidad y estoy muy agradecido con todas las personas que me ayudaron a llegar hasta allí. Fue grandioso.

Firmaste con los Centauros en Venezuela, sin embargo no llegaste a integrar el equipo. ¿Que fue lo que ocurrió?

Lo qué pasó fue que mi residencia temporal en Mexico estaba por vencer. Una vez que saliera de Mexico se me vencía en el país donde estuviera y ya no podía regresar más a ese país. Intenté ponerme al día lo más rápido posible con eso, pero era un proceso demorado. Yo debía proporcionar un lugar de residencia y un trabajo, porque de lo contrario no me renovaban la residencia, y yo no lo tenía en ese momento. Gracias a Dios acudí a la Universidad del CEUC, que estoy jugando con ellos ahora. Les agradezco por abrirme las puertas, me pusieron como trabajador de la escuela y me dieron su dirección. Gracias a eso pude renovar mi residencia, pero si me iba a Venezuela, no iba a poder renovar esa residencia.

¿Donde jugarás en el invierno?

Bueno, tengo varias ofertas. La más fuerte que tengo es Nicaragua. Allí me están dando una gran posibilidad y pienso jugar allí y darlo todo por el equipo de los Tigres de Chinandega.

A %d blogueros les gusta esto: