Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Randy Arozarena y José Abreu se llevaron la cerca en victoria del Tampa Bay

Los Rayos de Tampa Bay vencieron 6×3 a los Medias Blancas de Chicago en lo que significó la cuarta derrota en línea para los patiblancos. En el encuentro los cubanos Randy Arozarena y José Dariel Abreu conectaron cuadrangular en el Tropicana Field para demostrar su mejoría ofensiva con respecto al inicio de la temporada.

Randy pegó su sexto jonrón de la temporada para traer a Harold Ramírez para el plato en la primera entrada. El pinareño se fue en el choque de 4-2 con ese vuelacercas y dos carreras empujadas (23), su average ofensivo se fijó en .256 y en .301 su porciento de bateo (OBP). Arrozarena va mejorando sus números para demostrar que no fue casualidad su elección como Novato de Año en 2021.

<<Pito>> desapareció la pelota en el en sexto capítulo con las bases limpias en lo que significó su séptimo bambinazo de 2022. El cienfueguero bateó de 4-2 con el jonrón y una impulsada para aumentar hasta .256 su promedio y .348 su OPB. José Dariel llegó a 23 empujadas (líder dentro del equipo) en lo que se ve la mejoría que tanto espera Tonny La Russa.

Luis Robert Moirán ligó dos sencillos en cinco turnos en el partido con dos ponches. En estos momentos el jardinero central posee .293 AVG/.325 OBP/440 SLG de línea central. Tiene que aumentar su producción de cuadrangulares y de carreras para ayudar a los Medias Blancas a entrar en puestos de privilegios de cara a la postemporada.

Yoan Moncada empujó una carrera con cohete al jardín derecho que trajo a Gavin Sheets con la tercera anotación del equipo del sur de la Ciudad de los Vientos. Moncada pegó ese único imparable en sus cinco vistas al cajón de bateo ocupando el tercer puesto como antesalista en la alineación. Yoan tiene que centrarse en cada turno que tenga si quiere explotar todo su talento en el mejor béisbol del mundo.

Yandi Díaz se destacó por los vencedores al finalizar el juego de 1-1 con tres boletos, un doble, una base robada y una anotada para aumentar a .271 AVG y 407 OBP. Su selección de lanzamientos lo convierte en un jugador determinante por su porciento de embasado que supera en 136 puntos a su average ofensivo. Muy por encima de la media de la MLB.

A %d blogueros les gusta esto: