Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Andy Rodríguez hace un tremendo relevo, pero el Miami Dade College cae en la Final Estatal.

El capitalino Andy Rodríguez tuvo otra excelsa labor monticular. El derecho vino de relevo en el partido que decidía quién se alzaba con el título de Campeón del Estado de la Florida, entre su equipo, Los Tiburones del Miami Dade College y los del colegio de Central Florida.

La labor de Andy no fue para nada una situación desconocida para él, en su paso por las Series Nacionales de Béisbol en Cuba, su rol principal y con el que tuvo mejores resultados con Industriales fue el de cerrador.

Nunca ha estado en dudas su compromiso y entrega al máximo por la causa de Los Tiburones; pero si había dos motivos que podían generar dudas al verlo subirse en la lomita en los dos últimos episodios del juego. Estos eran: que en todo el campeonato había estado trabajando como abridor y el otro es que hace apenas tres días había hecho una apertura de 131 lanzamientos frente al colegio de Chipola, un partido en el cual se llevó la victoria.

Sin embargo, el cubano demostró su madera de campeón y maniató a sus rivales recetando cinco ponches y soportando un solo hit en esos dos innings que lanzó. Con una velocidad sostenida en las 92 millas por hora y llegando a tocar 93, a pesar de su extensa labor en tan poco tiempo y en 32 envíos que realizó 23 fueron strikes.

No obstante, su equipo no pudo hacerse con la victoria en un juego que estuvo ganando tres carreras por cero hasta el quinto inning. El vencedor y, por ende, Campeón Estatal fue Central Florida que se llevó la victoria con pizarra de cuatro anotaciones por tres (4×3), gracias a marcar dos carreras en la sexta y octava entradas respectivamente.

Central Florida, además del gallardete de Campeón del Estado se clasifica para el torneo Nacional en la división de la NJCAA, instancias en la que no estaba desde el año 1998.

Por los Tiburones, hoy también estuvo alineando como tercer bate y defensor de la primera base, el natural de Santi Spíritus, Loidel Rodríguez. Quien en este decisivo partido no tuvo una jornada productiva. Bateó un hit en cinco turnos oficiales con un ponche.

De esta forma termina la temporada competitiva para Los Tiburones, aunque todavía no se pone fin del todo. Pues los entrenamientos ahora se redireccionan para la etapa del Pre-Draft.

Ahora los cubanos Rodríguez (Andy y Loidel) tienen en esta etapa una oportunidad para comenzar a cumplir sus objetivos personales, lograr un contrato con una organización de Grandes Ligas.

Ya que en el Pre-Draft tendrán una especie de ShowCase que organizan las franquicias de MLB donde envían scouts a ver a los talentos de las universidades y tomar decisiones con vistas a los futuros Draft.

A %d blogueros les gusta esto: