Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Luis González:»Nací en Tampa, mi familia es de Cuba y para mí fue un honor jugar en Miami.»

Luis González tuvo una carrera muy distinguida en Las Mayores. Durante su tiempo en la gran carpa el cubanoamericano bateó .283 con 354 cuadrangulares, 596 dobles, 1,439 carreras remolcadas y un slash line de .367/.479/.845.

El oriundo de Tampa, Florida aspira un día ser exaltado en Cooperstown. El apodado «Gonzo» tiene los números para entrar al Salón y posiblemente será cuestión de tiempo para verlo llegar a ser un inmortal.

González fue elegido al Juego de Estrellas en cinco ocasiones, ganó un bate de plata en el 2001 y su hit ante Mariano Rivera para decidir la Serie Mundial en el 2001 fue histórico. El hijo de cubanos también es #19 en lista de todos los tiempos en tubeyes.

¿Cuál fue esa temporada inolvidable para ti?

«En el 2001, cuando ganamos la Serie Mundial. Tuve la oportunidad de participar en el Juego de las Estrellas, de ganar el Home Run Derby. Desde el primer día de la temporada hasta el último todo me salió muy bien desde el principio al fin, esa es la verdad».

¿Y el mejor momento?

«Cuando conecté el hit para ganar la Serie Mundial de ese mismo año, contra Mariano Rivera. Los Yankees estaban bien ese año. Desde que uno es chiquito tiene el sueño de pegar el batazo que decide una Serie Mundial. Así que hacerlo realidad fue algo muy grande y un honor».

¿Cómo encaraste ese turno al bate contra el mejor relevista del béisbol, Mariano Rivera en el séptimo juego de la Serie Mundial del 2001?

«Estaban las bases llenas con un out. Yo quería dar algo un batazo a los jardines para tratar de impulsar la carrera. No quería dar un roletazo, porque no quería ser víctima de un doble play. Al final, logré lo suficiente para sobrepasar a Derek Jeter y ganra el juego».

Tienes argumentos para estar en la discusión del Salón de la Fama.

«Si Dios quiere, algún día volverán a mirar los números, pero para mí ya es un honor el haber tenido la oportunidad de jugar al béisbol por muchos años. Millones de gentes quisieron ponerse un uniforme de Grandes Ligas».

¿Cómo recuerdas tu experiencia con los Marlins?

«Nací en Tampa, mi familia es de Cuba y para mí fue un honor jugar aquí.También se trató de mi último año como pelotero y hacerlo con los Marlins fue inolvidable junto a tantos latinos, los cubanos que venían a vernos. Mi familia venía de Tampa y se reunía con otros familiares que vivían en Miami. Nunca olvidaré eso».

¿Qué te parece el proyecto de un equipo de cubanos en MLB para el Clásico?

«No he escuchado mucho de eso, pero si los cubanos que están aquí pueden hacerlo, tendrían un tremendo equipo. Ahora hay más cubanos jugando en las Grandes Ligas y son tremendos».

A %d blogueros les gusta esto: