Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Andy Rodríguez: “No me arrepiento de haber elegido venir aquí y jugar porque es para mi futuro”

El lanzador Andy Rodríguez decidió romper nexos con la Federación Cubana de Béisbol durante el pasado torneo Preolímpico de la Florida. Al finalizar el torneo y perteneciendo a la organización de los Halcones de Softbanks del béisbol japonés el habanero decidió quedarse en los Estados Unidos y buscar una firma con una de las 30 organizaciones de Grandes Ligas y para eso contrató los servicios del agente Carlos Pérez.

Andy comenzó a labrar su camino para ser elegido en el Draft Amateur de los Estados Unidos y así conseguir un contrato con una organización de la gran carpa, lanzando para los Tiburones de Miami Dade College.

Desde que el capitalino llegó a la prestigiosa institución educativa se convirtió en el roomer lanzador del equipo y hoy después de haberse coronado en la conferencia el antillano presenta números interesantes.

El cubano ostenta un récord de 7-2 y en 66 entradas de actuación ha retirado a 81 bateadores por la vía de los strikes, mientras solamente 14 le han podido negociar un boleto. La efectividad de Rodríguez en esta campaña es de 2.86 si la miramos de forma general pero en los juegos de conferencia lanza para 2.03,. La tercera mejor en esa instancia.

Pelota Cubana pudo hablar con el al lanzador habanero mientras este se preparaba para su próxima salida. En esta entrevista Andy nos comenta de los ajustes que tuvo que hacer para el bate de aluminio, la transición de cerrador a Abridor, la comparación del béisbol colegial con la Serie Nacional, el reencuentro con Bryan Chi y mucho mas.

¿Como se siente decir que eres campeón de la conferencia?

«Estoy muy contento con todas las cosas que están pasando. Todo lo tenía en mente. Cuando uno tiene algo en mente y lo trabaja, funciona. A la larga o la corta te sale. Las cosas han estado saliendo gracias a los entrenamientos y los profesores. Para mï esta es una etapa nueva que incluyo a mi carrera. A mi escogieron para lograr este triunfo y lo logramos».

¿Te adaptaste rápido al sistema de aquí?

«Fue sencillo. Cuando llegué aquí le dije al coach que yo venía a ganar, que venía a ayudarlo, que me diera la oportunidad. Me adapté rápido. Lo que me atrasó un poco fue el cambio de cerrador a abridor, pero gracias los coaches pudimos hacerlo todo rápido. Me enfoqué en hacer el cambio y salió bien».

De cerrador a abridor, ¿qué puertas te abre eso?

«Eso me demuestra que puedo llegar a cualquier equipo y hacer cualquier función. Lo que haga, lo que me pongan a hacer, puedo ayudar a ese equipo en un momento determinado. Por otra parte, me prepara para lo que pueda venir en el futuro».

Por ahí se acerca la fecha del Draft de Grandes Ligas.

«Es algo muy bonito. Todo pelotero espera lograr sus metas. En el caso del Draft es esperar esa llamada que uno espera y que uno sacrifica tanto para que se produzca. Si sucede, va a ser algo muy emocionante. Por eso me estoy esforzándome cada día».

Empezaste un poco lento, pero terminaste a todo tren.

«Fue un tema de ajuste con el calendario. Estábamos buscando el momento en la rotación en que me podía establecer bien para sentirme cómodo, pero una vez que fue avanzando la temporada, encontramos ese espacio, además de subir mi nivel de confianza».

Jugaste en Cuba y Japón, ¿cómo calificarías este nivel de pelota?

«Es un béisbol muy bueno. Me siento preparado para jugar en el béisbol que me toque. No me arrepiento de haber elegido venir aquí y jugar aquí, porque es para mi futuro. Llegue a donde llegue, voya a recordar estos días con agradecimiento. Son la etapa de un inicio, de la búsqueda de un sueno. Así que vendré aquí a agradecer a estos coaches que me dieron la mano».

Durante el Preolímpico le diste un abrazo de despedida a Bryan Chi.

«El reencuentro para mi fue muy bonito. Es un hermano con el que siempre estuvimos conversando, ayudándonos en el pitcheo, en la calle como amigos. Venimos trabajando juntos desde las categorías menores. Hemos avanzando juntos. Ahora ambos estamos en el mismo sendero. Buscando un sueno».

A %d blogueros les gusta esto: