Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Lázaro Alonso: «Siempre hay algo que mejorar, siempre. Mi objetivo es mejorarlo todo.»

Lázaro Alonso era un prospecto cotizado de los Vegueros de Pinar del Río cuando decidió irse de la isla en búsqueda de un futuro en béisbol rentado en el 2014-15. En 38 juegos esa campaña el toletero vueltabajero bateó .299 con cuatro bambinazos y 19 impulsadas.

Alonso atrajo el ojo de la Liga Nipona y según nuestras fuentes, los Dragones de Chunichi tuvieron interés en el inicialista, pero al fin de día nada concreto para el pelotero. Después su salida de la isla el antillano logró firmar con los Marlins de Miami y debutó con la escudería floridiana.

En el 2018 Alonso bateó .336 y fue elegido al juego de estrellas cuando militó con Greensboro Grasshoppers (A) de la Liga Sur Atlántica. En 2022 y a sus 26 años de edad está es la temporada para que haga sentir su presencia. El cubano comenzará esta temporada en Pensacola (AA) y con la expectativa de avanzar rápidamente por las granjas de Miami y llegar al club grande.

¿En que enfocaste tu trabajo durante la temporada muerta?

Mayormente en mi físico, la condición física. Trabajé mucho en el gimnasio, la velocidad. Y sobre todo ganar en masa muscular al perder unas libritas. También algunos detalles a la hora del bateo.

¿Algo que quieras mejorar esta temporada?

Siempre hay algo que mejorar, siempre. Mi objetivo es mejorarlo todo. Llegar al punto de sentirme capaz de hacer bastante daño.

¿Alguna meta?

Siempre hay metas, pero son personales (risas).

En el 2015 eras uno de los toleteros más cotizados de Cuba, sin embargo te dejaron fuera de la Serie del Caribe con el equipo pinareño. ¿Te motivó eso a salir?

Eso fue uno de los motivos, claro. No es fácil tener una buena temporada, ganar la serie y que te excluyan sin razón alguna. Aunque en realidad también hubo otros motivos.

Algunas de mis fuentes me confirmaron que los Dragones de Chunichi fueron a verte a Cuba. ¿En algún momento te comunicaron eso?

Hubo muchos comentarios, pero directamente a mi, nunca me dijeron nada. Solo algunas personas de confianza que tenían buena influencia allá, me lo comentaron.

A %d blogueros les gusta esto: