Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Los Miami Marlins en la cima de los equipos con mejores prospectos del Béisbol.

Encabezada por el campo corto de Kansas City Bobby Witt Jr. la MLB dio a conocer la lista de los 100 mejores prospectos de toda Grandes Ligas. Para beneplácito de los fanáticos de los fanáticos de los Miami Marlins, la organización es junto a los Piratas y los Marineros la franquicia con mayor presencia en el listado. Seis jugadores de los peces hicieron el escalafón.

El primer nombre en aparecer en el ranking fue el del recién drefteado Kahlil Watson. El joven de 18 anos y defensor de las paradas cortas fue ubicado en el lugar 25 entre todos los jugadores, siendo a su vez ranqueado como el octavo mejor campo corto de la respetada lista.

Kahlil era un candidato para ser seleccionado como número uno del Draft por los Piratas con una bonificación por debajo del valor del Pick, así como a un talento de consenso entre los 10 mejores en julio pasado, pero cayó hasta los Marlins en el Lugar 16. Cuando su firma se puso en duda debido a la cantidad monetaria, Miami lo fichó por $4,540,790, el bono más grande que jamás se le haya dado a un jugador de posición saliendo de un Preuniversitario. El campocorto tiene potencial de cinco herramientas y acumuló cinco extrabases y cuatro robos en nueve juegos antes de que una lesión en el tendón de la corva interrumpiera su debut profesional.

Según el Scouting Report de MLB Watson mide 5’9 y pesa 178 libras pero juega mucho más grande que eso en el plato gracias a la abundancia de velocidad del bate y un swing desde el lado izquierdo del plato que no perdona. Obtiene la mayor parte de su potencia bruta adicional y hace un contacto duro constante a pesar de su mentalidad agresiva. Le gusta soltar el bate, pero controla bien la zona de strike y toma bases por bolas cuando los lanzadores se niegan a desafiarlo.

Kahlil es un atleta explosivo que puede usar su velocidad muy por encima del promedio para causar estragos en las bases. Tiene todos los atributos necesarios para jugar un campocorto sólido, incluidas acciones fluidas, alcance a ambos lados, fuerza en el brazo e instintos agudos, y solo necesita desarrollar la consistencia que debe venir con la experiencia. Con su potencial ofensivo y sus herramientas, es capaz de jugar casi en cualquier parte del diamante y perfilarse bien allí.

El dominicano Edward Cabrera fue ubicado en el puesto 34 dentro de los primeros 100 y sexto entre los lanzadores derechos.

A Cabrera ya lo vimos debutar la temporada pasada y aunque sus números no fueron buenos enseñó todo su arsenal.

Edward tiene un repertorio diverso con cuatro lanzamientos que califican como sólidos o muy buenos, encabezados por una bola rápida pesada que promedió 97 mph en las Mayores, que puede subir a los tres dígitos y presenta una vida pesada que genera muchos rodados débiles. Su mejor arma secundaria es un slider veloz en los 80 superiores con profundidad y rompimiento lateral, y también tiene una bola curva poderosa en los 80 bajos con una acción aún más deprimente. Lanza su cambio más fuerte que la mayoría, sentado en los 90 bajos con mucho desvanecimiento, y fue imbatible en Triple-A el año pasado, pero se aplanó y fue su oferta menos efectiva en las Grandes Ligas.

Acto seguido del dominicano la liga ubicó a Max Meyer en el puesto 35. Varios equipos ven al estadounidense como una posible pieza de cambio para traer a Miami un bate de calidad pero si el jovencito se queda con los Marlins debería ser el lanzador del Opening Day para los Jacksonville Jumbo Shrimp, sucursal de Triple A de los Peces.

Aunque Meyer es un a abridor y posee las características para convertirse en uno muy bueno, los Marlins no ha descartado la idea de usarlo en el bullpen pero aun es muy joven la temporada para asignarle un rol específico.

Max viene de una campaña donde en 22 salidas entre Doble y Triple A dejó un récord de 6-4 con una efectividad de 2.27 en 111 entradas de labor. En ese intervalo Max recetó 130 ponches.

El Slider de Meyer fue el mejor lanzamiento por consenso en el Draft de 2020, y aunque no fue tan dominante el verano pasado, todavía era una oferta muy por encima del promedio que generalmente oscilaba entre 85 y 89 mph con una tremenda ruptura horizontal y algo de profundidad. Su bola rápida se encuentra alrededor de las 95 mph y puede llegar a 100 con acción de conducción en la zona de strike. Si bien tenía poca necesidad de usar un cambio en la universidad, a este nivel ha comenzado a desarrollarlo. Aunque aun no lo tira con consistencia puede ser un arma letal y lo que lo ayude a convertirse en un as.

Aunque solo mide 6 pies de altura, Meyer es fuerte y atlético y su delivery es muy fluido. Después de luchar contra la zona de strike en sus primeros dos meses como profesional, hizo un mejor trabajo al confiar en sus herramientas después. Ahora el próximo paso será perfeccionar su comando. Si bien no hay razón por la que no deba lanzar en la parte delantera de una rotación de Grandes Ligas, su talento y su composición competitiva podrían convertirlo en un cerrador brillante si así lo desea.

En el puesto 41 vemos a Eury Pérez, quien hace el grado por primera ocasión. Las noticias y reportes a su alrededor crecen por días, al punto de una fuente dentro de la organización comentarle a Craig Mish que el jovencito dominicano era intocable y que los scouts y la gerencia del equipo nunca habían visto a ningún lanzador como el en los 30 años de franquicia. Dígase por encima de Josh Beckett y José Fernández.

Incluso varios reportes pondrían al espigado lanzador dominicano debutando en Grandes Ligas el próximo año a pesar de sólo contar con 18 años en este momento.

Eury viene de lanzar para 1.96 y ponchar a 108 bateadores en apenas 78 innings entre Clase A y Clase A Fuerte el pasado 2021. Pérez ha crecido cuatro pulgadas y aumentado 45 libras desde que firmó por $200,000 desde la República Dominicana en 2019. Lo que ha hecho que sus herramientas también hayan dado un salto de calidad.

Después de mostrar una bola rápida que oscilaba en la media de las 80 MPH cuando los Marlins lo Escauteron por primera vez, Pérez trabajó a 91-95 mph durante las la Liga Instruccional del 2020 en 2020 y subió hasta las 93-96 la temporada pasada, alcanzando un máximo de 98. Su marco extralargo y súper delgado aún presenta mucha proyección, por lo que podría haber más velocidad por venir, y la forma, la acción de correr y la ruptura vertical inducida en su recta podrían convertirlo en una oferta plus-plus cuando sea un producto terminado. También posee un par de lanzamientos secundarios prometedores, con su cambio de mediados de las 80 MPH que presenta algunos desvanecimientos y caídas y una curva superior a las 70 que sabe tirarla para strike.

El delivery de Eury es muy fluido y prácticanente esfuerzo. Mantiene sus largas extremidades sincronizadas con un control corporal sobresaliente para alguien de su tamaño y edad, y ubica sus lanzamientos donde quiere. Se destacó al enfrentarse a una competencia mucho mayor, exudando madurez y presencia en el montículo, y debería continuar moviéndose rápidamente.

El pitcheo en la franquicia de Miami esta entre los mejores de toda MLB, incluso la organización posee a 4 serpentineros entre los mejores 20 cuando ninguna otra tiene más de dos y eso sin contar a Sixto Sánchez que la MLB lo única en el lugar 68.

Sixto, quien actualmente se encuentra recuperándose de una lesión y fue «parado» por los Marlins tiene el talento para estar mucho más arriba en la lista pero su salud no lo ha ayudado desde que llegó al sur de la Florida.

Sin dudas el dominicano fue el mejor prospecto que recibieron los Marlins cuando intercambiaron la mayor parte de su base de veteranos luego de la venta de la franquicia en octubre del 2017, Sánchez firmó originalmente con los Phillies por $35,000 en febrero de 2015. Parte del intercambio de J.T. Realmuto cambió, hizo un debut impresionante en las Grandes Ligas en 2020, permitiendo solo cinco carreras en sus primeras seis aperturas y lanzando seis entradas en blanco contra los Cachorros en la Serie Wild Card. Sin embargo, se perdió toda la temporada pasada, luego de lastimarse el hombro en marzo y someterse a una cirugía para reparar un pequeño desgarro en la cápsula posterior en julio.

Pocos lanzadores «novatos» pueden igualar la combinación de talento puro y dominio de Sánchez. Posee un par de lanzamientos plus-plus en su bola rápida: lanza su sinker de 95-97 mph y su recta cuatro costuras de 97-99 mph que alcanza los tres dígitos con acción de conducción, y su cambio oscila alrededor de las 87 MPH y se sumerge cuando llega al plato. Usa su curva 84-85 MPH con moderación, pero muestra destellos de convertirse en una oferta adicional, y también tiene un Cutter prometedor que supera las 88 Millas pero necesita más consistencia.

Con un marco bajo pero fuerte y una entrega fluida y repetible, Sánchez promedió 1.8 bases por bolas por cada nueve entradas en sus primeras seis temporadas profesionales. Podría ser un abridor de primera línea si se mantiene saludable, pero además de sus problemas en el hombro, también se perdió la mayor parte de 2019 por una inflamación en el codo y nunca superó las 114 entradas en un año calendario. Curiosamente, no falla tantos bates como su material sugiere que debería, aunque gran parte del contacto en su contra viene en forma de rodados débiles.

El puesto 69 MLB ubicó a JJ Bleday, quien después de llevar a Vanderbilt al título de la Serie Mundial Universitaria de 2019 mientras lideraba la División I de la NCAA con 27 jonrones y 192 bases totales, firmó por $6.67 millones como la cuarta selección general del Draft. Fue demasiado agresivo en su debut profesional en High-A y bateó solo .212/.323/.373 con 12 jonrones en 110 juegos de Doble-A la temporada pasada, cuando generó muchos contactos inofensivos de flyball. Sí ganó en la Liga de Otoño de Arizona, amigable para los bateadores, bateando .316/.435/.600 y luciendo más como el tipo que dominó en la universidad.

Bleday ha dicho que trató de hacer demasiado en 2021, cuando un comienzo lento se apoderó de él, y cree que ha hecho los ajustes necesarios (bajar las manos, usar más las piernas, recuperar un enfoque disciplinado) para ser productivo en el futuro. . Con su suave swing zurdo y su velocidad de bate, fuerza y apalancamiento, tiene las herramientas para batear tanto como para promedio como para potencia. Los cazatalentos fuera de la organización creen más en su habilidad para batear que en su poder, aunque se reportó a los Entrenamientos de Primavera luciendo más fuerte que nunca después de agregar 20 libras de músculo.

Si bien su desempeño ofensivo ha sido desconcertante, Bleday ha mejorado otros aspectos de su juego, como su rapidez y defensa. Es un corredor marginal que sale de la caja de bateo pero está en la media, y sus instintos lo ayudan a jugar más rápido en las bases y en los jardines. Es un jardinero central capaz, pero encaja mejor en el jardín derecho, donde es al menos un sólido defensor con un brazo positivo que una vez lo convirtió en un prospecto de dos vías cuando era estudiante de secundaria en Florida.

Los Marlins están consideradas como una de las mejores fincas de todo el béisbol y lograron que 6 de sus prósperos hicieran el grado dentro de los mejores 100 y sin contar a Jake Eder, un zurdo dominante que está entre los mejores 10 prospectos de los lanzadores de la mal llamada mano equivocada pero aun tienen mucho trabajo por hacer con el equipo grande.

A %d blogueros les gusta esto: