Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

El nuevo Acuerdo de Negociación Colectiva en síntesis.

HOUSTON, TX – Luego de 99 días de cierre patronal, y con una feroz oposición del comité ejecutivo de la Asociación de Peloteros, finalmente MLB y MLBPA lograron un consenso este jueves y habrá temporada 2022 del mejor béisbol del mundo. Las negociaciones llegaron a su fin luego de un sinnúmero de trabas y conflictos que mantuvieron en jaque el deporte de las bolas y los strikes por más de tres meses.

Un día después que la Liga anunciara que se cancelarían las primeras dos semanas del calendario regular, ambas partes continuaron negociando de manera informal, y pasadas las horas del mediodía los jugadores aprobaron la última oferta de sus empleadores con un aplastante 86.7% de mayoría (26 a 4). Era la única vía para lograr el acuerdo, luego que los ocho miembros del comité ejecutivo se opusieran unánimemente (8-0) a la misma. Al final la votación resultó (26-12).

Para cerrar el trato, MLB pidió al sindicato retirar dos demandas que estos últimos habían interpuesto ante los dueños. La primera a un grupo de cuatro organizaciones (Marlins, Piratas, Atléticos y Rays) por considerar que no estaban utilizando su parte correspondiente del reparto de ingresos en mejorar competitivamente a sus equipos, y la otra por la instauración de la temporada de 60 partidos (sin lograr un consenso) durante la pandemia en el año 2020. Al final solo la última de ellas fue retirada.

El nuevo Acuerdo de Negociación Colectiva (CBA por sus siglas en inglés) presenta un número considerable de particularidades, siendo la instauración del bateador designado universal la mas novedosa de ellas. A partir de 2022 los 30 equipos del negocio alinearán con nueve bateadores naturales, sacando del orden ofensivo al lanzador, quien ininterrumpidamente había formado parte de la alineación desde la creación del viejo circuito en el año 1876. Esta medida, por supuesto, también crea 15 nuevos empleos en la industria, y brinda la posibilidad de alargar sus carreras a veteranos con nulo aporte defensivo, que todavía poseen un bate de Grandes Ligas.

Otro punto novedoso fue la creación de un fondo de $50 millones para que los equipos repartan entre todos los jugadores que aún no alcanzan sus etapas de elegibilidad al arbitraje salarial. Algunas super estrellas que se encontraron en esta posición en el pasado reciente (Mookie Betts, por ejemplo), tuvieron inconformidad a la hora en que la gerencia del club estableció sus salarios, y en parte este fondo podría solucionar tal disyuntiva de cara al futuro.

Las medidas de los doble juegos de siete entradas y la colocación de un corredor en la segunda base por el equipo a la ofensiva a partir del décimo inning, como parte de una regla de desempate, también fueron eliminadas para el nuevo convenio. Regresan los extrainnings hasta que haya un ganador jugando béisbol tradicional, y en caso de disputar una doble programación, ambos choques constarán de nueve episodios.

Los umbrales de balance competitivo, uno de los puntos de mayor complejidad a lo largo de todo el proceso, quedaron definitivamente en $230 millones para 2022, aumentando anualmente a $233 millones en 2023, luego $237 millones en 2024, para 2025 en $241 millones y cerrará el último año (2026) en $244 millones. Recordar que el pasado CBA cerró en su última campaña con un CBT (Competitive Balance Tax) de $212 millones.

El salario mínimo fue otro de los aspectos que generó bastante controversia. Dan Halem y su grupo de negociadores de MLB habían partido de $605,000, mientras que Bruce Meyer y el resto del piquete del Sindicato lo habían hecho de $775,000. Al final quedó establecido en $700,000 para la primera temporada (2022), aumentando paulatinamente $20,000 por año hasta que caduque el acuerdo. En 2021, el último curso del recién expirado CBA, el salario mínimo de la Liga se situó en $570,500, por lo que los jugadores recibirán un aumento de casi $130,000 al pasar de un convenio a otro.

En lo que pudiera considerarse el punto que mayor influencia podría traer a la hora de evitar el tanking, el Draft de regla 4 rompió su tradicional formato de orden de escogencia. En el pasado los clubes seleccionaban de acuerdo al orden inverso en que se habían ubicado en la temporada anterior (basado en su récord de victorias y derrotas). Equipos como Pittsburgh, Baltimore o Detroit se habían hecho de varias de las mejores selecciones del sorteo ubicándose sotaneros. A partir de ahora, las primeros seis draft picks serán sorteados, lo cual podría impedir a peores clubes hacerse del mejor talento. A eso añadir que hay una diferencia aproximada de $20 millones por concepto de bonanza entre el primer y el sexto pick.

La postemporada fue ampliada a 12 equipos cómo querían los peloteros, en lugar de los 14 que pedían los dueños. Ahora clasificarán por liga, los tres lideres divisionales (Este, Centro y Oeste) y tres comodines que serán los restantes tres conjuntos con mejor récord. Esto, obviamente buscando generar más ganancias para repartir entre los mejores equipos del torneo. Lo negativo: varios equipos podrán competir de esta manera utilizando un nivel más bajo de inversión, incluso no es descabellado ver algunos clasificados con balance negativo en cuanto a victorias y derrotas.

En otro orden de aspectos, la bonificación estimada para los ganadores del MVP y el Cy Young en estadías de prearbitraje salarial fue $2.5 millones, y $1.75 millones para los ocupantes de la segunda plaza. Se embolsillarán $1.5 millones los que queden terceros y un millón los que se ubiquen cuartos y quintos respectivamente. Asimismo los ganadores del Novato del Año percibirán $750,000 y los segundos lugares medio millón.

Las discusiones del Draft para suplantar el actual período de firmas internacionales fueron pospuestas, con fecha limite establecida al 25 de Julio. En este caso, si ambas entidades logran un acuerdo para instaurar el Draft, desaparecerá de una vez por todas la compensación por la firma de agentes libres atados a ofertas calificadas, algo que en el pasado afectó considerablemente a estrellas como Craig Kimbrel, Dallas Keuchel, Mike Moustakas o el cubano Yasmani Grandal. De no proceder la idea del Draft internacional, se mantendría intacto el sistema de oferta calificada a los mejores agentes libres al finalizar cada año.

Por último es válido aclarar que la temporada regular se jugará de manera íntegra (162 partidos), aunque algunas jornadas tendrán doble cartelera, ya que el Opening Day tuvo que ser pospuesto del 31 de marzo al 7 de abril por cuestiones de tiempo. El reporte a Spring Training está señalado para el 13 de marzo y los jugadores por primera vez llevarán publicidad en sus uniformes.

A %d blogueros les gusta esto: