Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

El cubano Román Mejias: la primera gran estrella de Houston.

HOUSTON, TX – Ocurrió un 10 de abril de 1962. Ese día, por primera vez en la historia, un equipo representativo de la ciudad de Houston se estrenaba en Grandes Ligas (aunque ya se habían establecido como franquicia desde 1960). Es la misma que conservan hasta la fecha, solo que en sus inicios no se llamaban los Astros, sino los Colt 45’s por su vínculo con la compañía Colt Firearms, además del hecho de jugar como locales en Colt Stadium.

El Opening Day de esa temporada enfrentaba a los debutantes Colt 45’s con los Cachorros de Chicago en la ciudad de Houston, y en la primera alineación confeccionada por los locales resaltaba el nombre del cubano Román Mejias como jardinero derecho y tercer bate. Se completaba la misma con el antesalista Bob Aspromonte como leadoff, seguido por el jardinero central Al Spangler, mientras protegían al antillano Norm Larker (1B), Jim Pendleton (LF), Hal Smith (C), Joey Amalfitano (2B), Don Buddin (SS) y el lanzador abridor Bobby Shantz por ese orden.

Mejias, nativo del municipio Abreus en la sureña provincia de Cienfuegos, había sido tomado de Pittsburgh en la fase regular del Draft de expansión en 1961 por la suma de $75,000 y contaba en ese entonces con 31 años de edad y seis de experiencia en las Mayores, todos con los Piratas. Jamás había podido acumular el centenar de partidos jugados en una temporada, lo cual reflejaba a las claras que, al igual que el resto de sus compañeros de alineación, se trataba de un jugador poco relevante para su anterior equipo.

Su pasado hasta ese momento en el Big Show no fue impedimento para que apenas en su segundo turno al bate le conectara enorme cuadrangular por toda la zona de left-center field al abridor visitante Don Cardwell, un batazo que encontró en las almohadillas a sus compañeros Spangler (primera base) y Aspromonte (segunda base), ambos embasados por la vía del boleto. La diferencia en el marcador se estiró a 4-0 en ese momento, toda vez que su equipo ya había anotado la primera carrera del compromiso en el mismo primer innings, combinándose sencillo y triple, precisamente de Aspromonte y Spangler respectivamente.

Con el batazo, Mejias entraba a la historia como el primer jugador en conectar un cuadrangular vistiendo el uniforme de la franquicia de Houston. El cubano pegó otro cuadrangular en la octava entrada y acabó el encuentro bateando de 5-3, con los citados dos vuelacercas, 3 anotadas y 6 remolcadas, representando estas últimas más del 50% de las rayitas marcadas por su equipo, quienes acabaron imponiéndose con pizarra final de 11-2.

Para el final de la temporada los Colt 45’s tenían récord de 64-96 y ocupaban el octavo puesto en la tabla de posiciones de la Liga Nacional, únicamente por delante de los sotaneros Mets de New York (40-120) y los propios Cachorros de Chicago (59-103), sin embargo Mejias culminó el torneo como líder dentro del equipo en average (286), slugging (445), OPS (771), hits (162), cuadrangulares (24), empujadas (76), anotadas (82) y bases robadas (12).

Tal desempeño le valió para generar la atención de otros clubes, y finalizada la temporada los Colt 45’s lo enviaron a los Medias Rojas por el estelar jugador de cuadro Pete Runnels, quien había ganado dos de los últimos tres títulos de bateo del joven circuito y tenía una racha activa de cinco campañas corridas promediando sobre 314 puntos de average ofensivo.

Al final, lamentablemente ni Mejias funcionó para Boston, ni Runnels para Houston.

A %d blogueros les gusta esto: