Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Los cubanos en el Salón de la Fama y donde jugaron en el Caribe

La Mayor de las Antillas lidera latinoamericana con seis jugadores en el Salón de la Fama de MLB, pero lo que muchos no saben es que estos jugadores también hicieron sus nombres sonar en la ligas del Caribe.

Por ejemplo el toletero avileño Tany Pérez jugó 10 campañas con los Cangrejeros de Santurce donde ganó un título de bateó y fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Profesional de Béisbol Puertorriqueña en el 1967. «El Doggie» es una figura muy querida para la fanaticada boricua.

Por su parte Tony Oliva quien también brillo en Puerto Rico ganó un título de bateó con un promedio de .365 cuando militó con los Lobos de Arecibo en el 1965. El pinareño tuvo esto que decir sobre su tiempo en borinquen a la prensa,»Quiero enviarle muchos saludos a mis amistades en Puerto Rico, en particular a los de Arecibo porque los recuerdo mucho.”

En caso de José de la Caridad Méndez, aunque el apodado «Diamante Negro » solamente midió 5″10 y peso 152 libras el derecho fue uno de los lanzadores más dominante de su era en la difunta Liga Profesional de Béisbol Cubano. Con los Alacranes de Almendares liderando el circuito el juegos ganados tres veces. Durante sus siete primeras campañas en Cuba posteó récords de 9-0, 15–6, 7–0, 11–2, 9–5, 1–4, y 10–0. En el 1908 cuando los Rojos de Cincinnati visitaron Cuba Méndez blanqueo el equipo por 25 entradas en tres apariciones.

Saturnino Orestes «Minnie» Miñoso Arrieta Armas jugó 14 años en la Liga Cubana exclusivamente con los Tigres de Marianao y bateó .279 durante su tiempo en Cuba. Miñoso es posiblemente la cara del los difuntos felinos del viejo circuito antillano. «La Cometa Cubana» al fin tomará su puesto en Cooperstown este verano.

Cristóbal Torriente es considerado por muchos expertos como el primer jugador de cinco herramientas. El cienfueguero quien jugó con Almendares y La Habana tiene el average más alto por vida en la liga cubana (.352). Torriente ganó dos títulos de bateó en Cuba en sus 14 temporadas, eso incluye un average de .402 en 1916 . En el 1902 Almendares le ganó una serie de nueve juegos a los campeones estadounidenses los Gigantes de Nueva York 5-4. Torriente sobresalió en esa serie con el bate por encima de un refuerzo de los Gigantes llamado George Herman «Babe» Ruth.

Martín Dihigo reconocido como “El Inmortal del Caribe” jugó en su Cuba, Dominicana, México, Puerto Rico y Venezuela. El cienfueguero sin dudas dejó su marca en el Caribe. Dihigo ha sido elegido al Salón de la Fama de MLB,Cuba,México, Dominicana y Venezuela. «El Maestro como también es conocido fue el Jugador Más Valioso cuatro veces en Cuba (1928, 1936, 1937 ,1941). El natural de Las Cruces también tiene el récord del circuito cubano con 107 victorias y 121 juegos completos. Antes que existía un Shohei Ohtani había un Martín Dihigo.

A %d blogueros les gusta esto: