Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Cinco cubanos jugarán esta temporada en los diferentes niveles de los Orioles.

Cuando un cubano escucha los Orioles de Baltimore, automáticamente recuerda la serie de dos juegos que la selección nacional antillana y el equipo de Grandes Ligas efectuaron en 1999.

Pocos saben acerca de la presencia cubana dentro de la organización de la división Este de la Liga Americana y como jugadores de la talla de Mike Cuéllar y Rafael Palmeiro están entre los líderes históricos de varios departamentos de los Orioles.

Hoy le comentaremos acerca de los cinco jugadores nacidos en la mayor de las Antillas que actualmente forman parte de esta franquicia.

Yusniel Diaz

El «Yupi» como se le conoce es parte del roster de 40 del equipo. Han pasado más de tres años desde que Yusniel fue la pieza central del intercambio de 5 por 1 en julio del 2017 que envió a Manny Machado a los Dodgers, y su momento en las grandes ligas es inminente. Los Dodgers firmaron habían firmado al cubano por $15,5 millones en noviembre del 2015, pero en realidad dispusieron un total de $31 millones para conseguirlo, incurriendo en una multa fiscal del 100% en el proceso.

Sobresaliendo en Doble-A en ese momento, el capitalino se presentó a una audiencia nacional al conectar un par de jonrones impresionantes en el Juego de Futuras Estrellas del 2018, unos días antes de que los Orioles lo adquirieran por Machado. Todavía tiene que igualar su producción inicial en Doble-A (.314/.428/.477) en dos períodos separados al nivel del sistema de los Orioles, aunque las lesiones en los isquiotibiales y los cuádriceps afectaron su campaña de 2019.

Díaz probablemente habría debutado si la temporada 2020 no se hubiera interrumpido; Tal como estaban las cosas, pasó la mayor parte del verano en el sitio alternativo del equipo.

A pesar de no tener su mejor campaña en el 2021 Díaz fue llamado al Taxi Squad varias veces aunque no pudo debutar al máximo nivel.

La mejor herramienta de Yusniel es su pura habilidad para batear, pero su carta de presentación es una combinación de herramientas: se proyectan como promedio o superiores en todos los ámbitos. La pregunta sigue siendo si bateará para poder. Todavía joven y proyectable, El cubano es visto como un tipo potencial y puede ocupar el quinto o sexto puesto en un lineup.

Cionel Pérez

El matancero llegó al conjunto de Baltimore a finales de noviembre del año pasado cuando fue reclamado en Waivers desde los Rojos de Cincinnati.

Un viaje rápido a la página de Baseball Savant para Cionel Pérez muestra algunas cosas tentadoras. Su velocidad de bola rápida se ubicó en el lugar 87 entre todos los lanzadores de la MLB el año pasado, el tipo de cosas que normalmente no esperas de un lanzador zurdo de 5’11» de estatura. Ese tipo de talento de élite en el brazo es lo que lo convirtió en un agente libre internacional de $ 2 millones firmado por Houston en su momento.

La «Roca de Camarioca» tiene experiencia en el mejor béisbol del mundo tanto con los Astros como Cincinnati. En ese nivel ha visto acción en 45 juegos y ha recetado 52 ponches en 50 entradas, aunque el control ha sido su talón de Aquiles.

Cesar Prieto

¿Quién no conoce a César Prieto? Uno de los prospectos cubanos más interesantes del momento y que llegó a un acuerdo con la franquicia el pasado 15 de enero.

Prieto desertó a los Estados Unidos en mayo pasado, durante el clasificatorio olímpico y MLB lo declaró elegible para firmar noviembre. Esto dejó al cubano en una situación un poco difícil de cara al período Internacional, dado que la mayoría de los equipos ya habían comprometido la mayor parte del dinero en sus fondos de bonificación, los $ 650,000 que César recibió como bono de firma por parte de los Orioles no son más que una ganga para un jugador con su experiencia y trayectoria.

La falta de jugadores de cuadro establecidos en la reconstrucción de los Orioles, quizás fue lo que hizo que César viera a Baltimore como una posible ruta más rápida hacia las mayores. Koby Pérez (Director Internacional de la Organización) dijo que Prieto comenzará la próxima temporada en los «niveles medios a altos» del sistema de fincas, con los O’s observándolo principalmente como segunda base pero lo suficientemente flexible como para manejar la tercera base o el campocorto en caso de apuro.

Si bien los Orioles no quieren dañar el desarrollo del cubano promoviéndolo demasiado pronto, no está descartado que pueda hacer su debut en la MLB en 2022, considerando su edad y experiencia profesional pasada. Una convocatoria temprana solo llegaría si Prieto se ajusta rápidamente y domina el pitcheo de Ligas Menores, su tiempo en la Serie Nacional Cubana es evidencia de que el cienfueguero puede ser una gran bateador.

Durante sus últimas dos temporadas en Cuba, Prieto registró 68 bases por bolas contra solo 34 ponches, mientras bateó .379/.452/.533 en 690 apariciones en el plato. El joven prospecto no ofrece mucho poder (11 jonrones en esas dos temporadas), pero compensa esa falta de fuerza con toneladas de contacto y un buen ojo para batear, pero su cambio físico y preparación en el gimnasio puede dar una sorpresa. Según Pérez, algunos cazatalentos del equipo usaron a Nick Madrigal como comparación para el conjunto de habilidades de Prieto.

Michael Mantecon

El joven artemiseño firmó con el conjunto de Baltimore en abril del 2019 con apenas 17 años. Mantecon formó parte de diversas preselecciones del equipo Cuba en las categories inferiores y enamoró a los scouts por su versatilidad (puede jugar por todo el infield y en la receptoria), además de por su bate. Cuando Michael decidió dejar Cuba estaba promediando más de 400 en el torneo sub15.

Durante la campaña del 2019 el antillano dejó un OBP de 403 en 32 partidos. Sin dudas la cancelación de la temporada de Liga Menor en el 2020 fue un paso negativo en su desarrollo y en 2021 estuvo lesionado durante gran parte del año. Aun así vio acción en tres niveles de las Menores, Rookie, Clase A fuerte y participó en un partido en Triple A.

Este 2022 será un año definitorio para el cubano que tendrá que demostrar el talento que le vieron los scouts en 2019.

Yorkislandy Álvarez

También natural de Artemisa pero con 22 «abriles» el jugador de cuadro Yorkislandy Álvarez es otro de los antillanos que pertenece a los Orioles de Baltimore. Recordemos que el cubano escapó de la selección juvenil cubana que efectuaba una gira en Canadá durante el 2017.

En mayo del 2019 logró firmar con esa organización y en 56 partidos de la Liga Dominicana de Verano (Nivel Rookie) promedió 276 y se robó 22 bases en 27 intentos. Quizás la estadística que mejor hable de ese año de Álvarez sean los 36 boletos contra solamente los 17 ponches en 210 turnos. Como Mantecon, también se perdió la temporada del 2020 y en el 2021 vio acción en el Nivel Rookie y terminó en Clase A. Ahí volvió a tomar más bases por bolas que ponches.

El 2022 será un año importantísimo para el cubano que tendrá que trabajar fuerte para poder avanzar en la mejor finca del béisbol actual de Grandes Ligas, la de los Orioles de Baltimore.

A %d blogueros les gusta esto: