Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Lanzador de los Marlins quiere probar la valía del equipo de Miami.

A pesar de haber tenido la mejor efectividad de su carrera en Grandes Ligas (3.07) y haberse quedado a un jugado ganando de su marca personal (5) esta temporada, volvimos a ver a un Pablo López batallando con las lesiones y sobrepasando apenas las 100 entradas de trabajo.

Si bien es verdad que el venezolano se lanzó a la conversación por el as del equipo en la primera mitad del pasado campeonato, también es verdad que la ofensiva de los Marlins nunca le dio el apoyo necesario para ganar juegos.

Durante los primeros dos meses, luchó con la consistencia de vez en cuando y permitió seis carreras limpias en una apertura en abril y otra en mayo. López se asentó a finales de mayo y nos dio unas salidas brillantes. Todo esto se opacó luego de un desafortunado viaje a la lista de lesionados a mediados de julio que prácticamente se convirtió en todo el resto de la temporada.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de conversar con el serpentinero de los Marlins en medio de su preparación con vistas al Spring Training y nos comentaba que una de sus metas era demostrar la valía de los Marlins entre otras cosas:

Pablo cuéntame, ¿en qué estás trabajando?

«Ahora mismo, siempre es un periodo muy emocionante cuando nos acercamos al Spring Training porque significa que ya nos estamos montando en la lomita, podemos trabajar en lo que nos hace lanzadores. Podemos trabajar en cualquier debilidad que teníamos la temporada pasada y yo siempre trato de aprovechar cada oportunidad que tengo en la lomita de practicar mis debilidades. Mi debilidad en este momento es, bueno como siempre lo ha sido es no tener un lanzamiento quebrado muy consistente, entonces trato de maximizar cada oportunidad que tengo y trato de encontrar momentos, y me pongo bateadores imaginarios con todos imaginarios donde puedo lanzar un lanzamiento quebrado tanto por strike como para bola, expandir la zona, tratar de trabajar ese comando de lanzamiento quebrado que siempre ha sido mi enfoque porque sé que es una herramienta que como lanzador abridor puede ayudar a lanzar más profundo en el partido».

Ahora Pablo, el año pasado fue agridulce para ti, en buenos momentos mostraste el talento que tienes y en otros momentos las lesiones volvieron a hacerte mella. ¿Cómo tú lidias con eso, con esa tendencia entre momentos brillantes y momentos de inactividad?

«Obviamente en los momentos buenos uno se siente de lo mejor, uno sabe que está aportando, uno sabe que está ayudando al equipo y uno trata de jugar este deporte para divertirse, uno se divierte mientras esté saludable compitiendo. Es un poco frustrante cuando una lesión aparece porque significa que uno no puede tomar el terreno con sus compañeros y tratar de ganar un partido, entonces hay que tener mucha fortaleza mental, en el béisbol se habla mucho de que hay que tener mucha fuerza mental y es muy verídico tanto dentro como fuera del terreno. Fuera del terreno cuando se lidia con una lesión tratar de conocerse uno mismo, tratar de saber que uno tiene que llevar las cosas al paso, al ritmo de uno mismo para saber que eventualmente si se hacen las formas de la manera correcta, si se sigue un programa bien establecido uno puede volver a ese nivel de alta competencia de competir».

En términos de ese programa, básicamente en lo físico, ¿qué estás haciendo?

«yo experimenté mucho los primeros meses de la temporada muerta porque sé que tengo que cambiar algo, sé que hay una deficiencia, sé que hay algo que puedo mejorar y lo tuve que encontrar. Y probé, probé mucho ejercicio, cada semana probé ejercicios diferentes para el brazo, para el hombro, fortalecimiento, elasticidad, movilidad y creo que a medida que fui probando, ensayo y error pude conseguir algunos ejercicios que son diferentes, son nuevos para mí, obviamente no son nuevos porque ya habían sido inventados. Pero son nuevos para mi rutina y creo que los he estado implementando, y creo que me han estado ayudando mucho»

Ahora con tu ética de trabajo sabemos que te entregas al terreno, te entregas al entrenamiento. Si tu logras encontrar ese ejercicio, esa rutina que te evita el camino a las lesiones, ¿cómo será la carrera de Pablo López?

«Mi anhelo, mi deseo, lo que más quiero es tener una carrera saludable que yo sé que a medida que uno más juega con la química que se tiene en el equipo, con las ganas de salir y competir, y ganar partidos yo pienso que uno se motiva, uno se motiva porque está en ese ambiente y yo pienso que mientras haya salud yo sé que yo puedo competir a un nivel muy alto, tal como el de mis compañeros que ellos me motivan a tener un desempeño de alto nivel, de alto rendimiento y yo pienso que yo soy capaz de tener ese nivel siempre y cuando me mantenga saludable, con lo cual se mantiene la meta número uno»

No es un secreto que la, el lado fuerte de los Marlins es el pitcheo, sobre todo la rotación, ¿cómo tú ves el equipo? Han llegado algunas figuras como Avisail, ¿cómo tú ves el equipo, así como está ahora para el próximo año?

«Lo veo bastante bien, lo veo bastante bien eh se ha estado diciendo que cada año vamos a ir mejorando y pienso que es muy cierto, es muy cierto y hemos visto que se han hecho buenos movimientos para ayudar, no solamente al staff de pitcheo con Jacob Stallings pero también la firma de Avisail y sabemos que tenemos prospectos, prospectos que subieron como De la Cruz, Jesús Sánchez que a medida que ellos se van climatizando al nivel, sabemos que ellos pueden tener un desempeño también a nivel de las grandes ligas. Entonces yo pienso que el equipo a medida que nos vamos conociendo, que nos vamos aclimatando yo pienso que el rendimiento va a ser mejor que el año pasado, que hace dos años, que hace tres años porque yo pienso que ya tenemos ese deseo, tenemos esas ganas de saber que tenemos el talento, siempre lo hemos tenido ahora estamos poniendo las piezas más juntas del rompecabezas y pienso que van a venir muy buenas temporadas, buenos momentos para los Marlins»

Además de estar saludable, ¿qué otra meta tiene Pablo López para este año?

La meta, se mantiene número uno ser una pieza fundamental del equipo, que cada cinco días que me den la confianza, me den la oportunidad de tomar el terreno, saber que yo puedo lanzar y de que puedo tomar el terreno; y darle a mi equipo 80, 90, 100, 110 lanzamientos de calidad, mucho enfoque. Y una de las metas también siempre es demostrarle a todo el mundo que esta rotación, este equipo tiene mucho talento, podemos demostrar, podemos probar a muchas personas lo que valemos, lo que somos y lo que tenemos por delante.

A %d blogueros les gusta esto: