Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

La 61 Serie Nacional de Béisbol vista en números.

La 61 Serie Nacional de Béisbol cumplió su primera semana (2 sub-series) de su calendario regular y aquí les traemos un resumen estadístico de la misma.

Más allá de la tabla de posiciones que es comandada por los invictos Huracanes de Mayabeque.

Queremos detenernos en cómo se ha estado jugando según los diferentes parámetros, de cada una de las áreas del juego. Tanto en Bateo, Pitcheo y Defensa.

El Bateo:

En lo que va de campeonato se han anotado ya un total de 406 carreras, se batea para un promedio general de .280, con 123 dobles, 15 triples y 43 jonrones como extrabases. Evidenciando que estamos en una liga eminentemente ofensiva.

Por departamentos los tres primeros equipos en Average son los Cocodrilos Matanceros con .345, seguidos de cerca por los Azucareros de Villa Clara con .343 y un poquito más alejados están los Leñadores de Las Tunas que promedia para .319.

En dobles también lideran los yumurinos con 17, en segundo puesto están los Gallos con 12 y con uno menos se encuentran los Huracanes.

En el mal llamado batazo más difícil del juego, los triples (el más difícil es el jonrón dentro del terreno), Lidera el equipo de los Toros de Camagüey con 4 batazos de tres esquinas. En segundo puesto van los Azucareros con 3, con el aporte de dos de ellos de su primera base Raidel Pedraza. Y las Avispas de Santiago de Cuba van terceros con dos de estas conexiones.

En los cuadrangulares los dominan también los Cocodrilos con 9, los Alazanes con 6 van segundos y los Tigres de Ciego de Ávila cierran el podio con 5.

En el campeonato se batea para promedio de .273 contra lanzadores zurdos, .282 contra derechos y .297 cuando hay corredores en base.

El Pitcheo:

Es conocido que esta es el área con más déficit de nuestra pelota. Se evidencia en las 665 entradas, los lanzadores en la 61 Serie Nacional de Béisbol permiten un promedio de 5.58 carreras por cada 9 innings y se está trabajando para un Promedio de Carreras Limpias (PCL) de 4.74 como media de la competencia.

Además, el promedio de embasados por capítulo (WHIP) es de un alto 1.62. Se regalan 4.84 bases por bolas por partido mientras se ponchan a 4.33 bateadores cada 9 entradas.

Entre tantos problemas en los montículos hay que resaltar la labor de los Staff de cinco conjuntos que promedian para menos de tres carreras limpias por juego. Estos son los lanzadores de los Vegueros de Pinar del Río con un magnífico PCL de 2.60, el cuerpo de serpentineros de los Leones con 2.65, Los Alazanes 2.70, las Avispas 2.79 y los Cocodrilos con 2.88.

La Defensa:

Un aspecto un tanto menos preciado por la afición es el de la defensa. Error que comenten algunos pues es un área del juego donde también se deciden partidos y se ganan campeonatos.

En lo que va de campaña ya se han cometido la friolera cifra de 87 errores de los que van a los libros de anotación (porque si sumamos los errores técnico-tácticos y de fundamentos del deporte serían muchos más). Que en un total de 3006 lances da un promedio defensivo de .971. Lejos de lo que un béisbol de alto nivel exige. Las defensivas nuestras han fabricado un total de 92 doble-plays y 2 triple-plays.

Aunque siendo justos con los fildeadores se han visto terrenos que no están en óptimas condiciones y el horario de juego a la 1.00 pm de los partidos no ha dejado mucho margen al siempre necesario entrenamiento. O sea que hay que ir puliendo deficiencias sobre la competencia.

A pesar de los antes expuesto hay que reconocer la labor hasta el momento de las defensivas de los Tigres (.984), que nos tiene acostumbrados a cifras así en la última década. Los Leñadores y los Elefantes están fildeando para .983 mientras que los Huracanes lo han hecho para .982.

Fuente: Página de la Federación Cubana.

A %d blogueros les gusta esto: