Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Prospecto cubano es suspendido por dopaje.

Cuatro jugadores de Ligas Menores recibieron una suspensión de 60 juegos sin goce de sueldo luego de sus violaciones del Programa de Prevención y Tratamiento de Drogas de las Ligas Menores.

La oficina del comisionado de Grandes Ligas anunció a través de un comunicado de prensa que el venezolano Aron Vargas de los Rangers, los dominicanos Brayan Díaz (Seattle) y Jorge Geraldo de los Astros de Houston, junto al cubano Carlos García de los Cachorros de Chicago dieron positivo a Stanozolol. Esta sustancia es muy conocida en el mundo del béisbol como un esteroide que ayuda a mejorar el rendimiento.

Los cuatro jugadores son parte del roster de sus respectivos equipo en la Liga Dominicana de Verano y comenzarán sus suspensiones a partir que comience oficialmente su calendario de competencia.

El cubano Carlos García es un lanzador zurdo de 19 años con 6’4 de estatura y 190 libras de peso. El natural de la provincia de Ciego de Avila firmó con el equipo de los cachorros en mayo del 2021 y rápidamente fue asignado al conjunto de la DSL. En esa liga nivel Rookie (novatos) Carlos vio acción en 15 partidos, donde dejó un récord de 1-1 con una efectividad de 1.67 y 47 ponches en 43 entradas de labor.

Carlos García fue uno de los pocos puntos brillantes de los Cubs esta temporada en la Liga de Verano. Su efectividad de 1.67 fue la 12ª mejor en la liga entre los lanzadores que lanzaron al menos 40 entradas, y solo uno de los 11 lanzadores delante de él era más joven. Sus 47 ponches (43.0 IP) lideraron a su equipo. En esa campaña los bateadores contrarios sólo le pudieron promediar un anémico 164 en su contra.

García no era considerado uno de los mejores prospectos de pitcheo de los Cachorros ni nada, pero aquí es donde los Cachorros necesitan canalizar muchos brazos en desarrollo, y parece bastante claro que García vendría a Estados Unidos este año, con la oportunidad abrirse su camino desde la liga de complejos hasta Myrtle Beach. Ahora todo eso está en un bucle.

Nada de eso quiere decir que la actuación de García se deba exclusivamente a las sustancias prohibidas, o que no pueda seguir desarrollándose desde aquí. Todavía es muy joven (lo que, por cierto, hace que sea aún más preocupante, desde una perspectiva de salud, ver a un chico joven incluso intentando estas cosas). Pero ciertamente no es una ventaja, y lo pondrá muy por detrás, tanto por la interrupción del desarrollo al perderse 60 juegos, como porque generará dudas sobre lo que puede hacer en el futuro.

A %d blogueros les gusta esto: