Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

HOF: Clemens y Schilling excluidos, Wagner, Kent y Pettitte vuelven a quedarse cortos

HOUSTON, TX- Roger Clemens y Billy Wagner volvieron a quedar cortos este martes, jornada en la que se revelaron de manera oficial los resultados de las votaciones al Salón de la Fama del Béisbol en su Clase 2022. Solamente el legendario bateador designado de los Medias Rojas de Boston, David Ortiz, logró su inclusión en el templo de la inmortalidad por vía de la Asociación de Escritores de Béisbol de America (BBWAA, por sus siglas en inglés). El dominicano coronó con el 77.9% de los votos.

En el caso de Clemens, quien se encontraba en su décimo y último año en las boletas, recibió un 65.2% de votación, la más alta de toda su pasantía por las mismas, pero quedó a casi un 10% de lograr su cometido (se necesita un 75% para lograr la inducción). Así se comportó el porcentaje del “Cohete” en su década como elegible por vía BBWAA:

– 2013: (37.6%)

– 2014: (35.4%)

– 2015: (37.5%)

– 2016: (45.2%)

– 2017: (54.1%)

– 2018: (57.3%)

– 2019: (59.5%)

– 2020: (61.0%)

– 2021: (61.6%)

– 2022: (65.2%)

En su carrera de 24 temporadas por el Big Show, Clemens ganó 354 partidos y ponchó a 4672 rivales (tercero de toda la historia). Obtuvo 7 títulos de efectividad, logró asistir a 11 Juegos de Estrellas, ganó 7 premios Cy Young (más que cualquier otro pítcher) dos triples coronas, un MVP y dos Series Mundiales. Lanzó para los Astros entre 2004-2006, adjudicándose en Houston el último de sus Cy Young, la última de sus coronas en ERA y sus dos ultimas inclusiones en el Clásico de media temporada.

Fue el ace de la rotación de los Astros que asistieron a la Serie Mundial 2005 ante los Medias Blancas de Chicago. En ese preciso año llegó segundo de Chris Carpenter en la carrera por el Cy Young.

Una vez conocidos los resultados, Clemens posteó este release en su cuenta de Twitter:

“¡Hola a todos!

Pensé en darles una declaración ya que estamos de nuevo en esta época del año. Mi familia y yo pusimos el Salón de la Fama en el espejo retrovisor hace diez años. No jugué al béisbol para entrar en el HOF, jugué para crear una diferencia generacional en la vida de mi familia. Luego concentrarme en ganar campeonatos mientras le retribuía a mi comunidad y a los fanáticos también. Era mi pasión. Di todo lo que tenía, de la manera correcta, por mi familia y por los fanáticos que me apoyaron. Estoy agradecido por ese apoyo. Quisiera agradecer a quienes se tomaron el tiempo para mira los hechos y votaron por mí. Esperemos que ahora todos puedan cerrar este libro y mantener la mirada hacia adelante enfocándose en lo que es realmente importante en la vida.

¡Todo amor! 🤟”

Pasando Wagner, su tendencia a ganar en porcentaje de sufragios también es en espiral, sin embargo preocupa lo decreciente que se ha mostrado la misma en las últimas temporadas. El ex cerrador de los Astros vio correr su séptimo año en las boletas, y pese a lograr un tope personal de 51.0%, esa suma solo representó una mejoría del 4.6% respecto al 46.4% de la campaña anterior.

Para que se tenga una idea, Wagner había recibido 16.7% de votación en 2019 y luego 31.7% en 2020, por lo que la ganancia de votos en sus dos cursos previos había sido 15.0% y 14.7% respectivamente, bien distante del 4.6% de mejoría que acaba de cosechar. Si tomamos en cuenta que solo le restan tres apariciones más en las boletas, podemos concluir que aún está bastante al sur de la privilegiada cifra.

Sacando de la ecuación al G.O.A.T Mariano Rivera, Wagner es probablemente el cerrador más dominante que ha desfilado por los montículos de la Gran Carpa. Lidera a todos sus similares en promedio de bateo en contra (.187), tasa de ponches por cada nueve episodios (K/9: 11.9), coeficiente FIP (2.73) y coeficiente WHIP (0.998). Además, es sublider en efectividad (2.31) y efectividad ajustada (187), en ambos casos detrás del panameño Rivera.

Permitió que anotaran apenas el 28% de los hombres que heredó en circulación y logró un 86.0% de éxito en sus 491 oportunidades de salvamentos, apenas antecedido por los inmortales Trevor Hoffman (88.8%) y el propio Rivera (89.1%).

Andy Pettitte, quien también jugó en Minute Maid durante 2004-2006, experimentó un pequeño retroceso este año. Luego de ver crecer microscópicamente sus porcentajes en sus primeros tres chances (9.9% en 2019, 11.3% en 2020 y 13.7% en 2021), retrocedió a 10.7% en su cuarto intento. Mientras tanto Jeff Kent (Astro de 2003 a 2004) recibió un 32.7% en su penúltima elegibilidad. Ambos parecen a años luz de Cooperstown.

Un quinto ex miembro de los Astros en las votaciones fue el polémico Curt Schilling, quien vistió el uniforme naranja en 1991, cuando su carrera apenas comenzaba. Schilling vió desplomarse estrepitosamente su porcentaje de 71.1% que logró en 2021 a 58.6% en esta ocasión, algo que era totalmente previsible, luego de una serie de comentarios ofensivos que emitió el pasado año en contra de los escritores de la BBWAA. Era su último año de elegibilidad, por lo cual también quedó excluido.

A %d blogueros les gusta esto: