Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Como le fue a los cubanos en la NPB en el 2021

El colega Claudio Rodríguez Otero nos da un recorrido a como le fue a los cubanos en la tierra del sol naciente en el 2021:

Leonys Martín– El jardinero cubano de los Marinos de Lotte completó la que ha sido hasta ahora su mejor campaña en Japón. Lideró a todos los hispanos con 27 jonrones y 75 empujadas, cifras que lo dejaron en los puestos 4 y 6, respectivamente, de la Liga del Pacífico en esas dos categorías, y además anotó en 66 ocasiones, conectó 30 dobles y recibió 70 boletos. Su impactante inicio de campaña le ganó el galardón al Jugador Más Valioso del mes de abril en su circuito y sus espectaculares jugadas defensivas en el jardín derecho le valieron ser nominado al Guante de Oro y el Equipo Ideal del año. El villaclareño también participó en la Serie de las Estrellas 2021. En 2022, cumplirá el segundo de su actual contrato de 2 años, por lo que lo veremos jugar en la NPB por al menos una temporada más.

Dayán Viciedo– El inicialista cubano de los Dragones de Chunichi completó otra sólida campaña con el conjunto de Nagoya en la que no sólo capturó su segundo Guante de Oro consecutivo en esa posición sino que también participó en la Serie de las Estrellas. Su promedio de .275 fue el más alto de todos los latinos que calificaron al título de bateo y sus 17 vuelacercas y 70 remolques lo dejaron entre los mejores hispanos en esos renglones. Según los medios japoneses, el villaclareño ya ha llegado a un acuerdo con el club para renovar su contrato por 3 temporadas más, por lo que lo veremos de nuevo en Japón en 2022.

Raidel Martínez– El cerrador cubano de los Dragones de Chunichi estableció una nueva marca personal de salvados en 2021 al terminar la temporada con 23, cifra que lo dejó en la cuarta posición de esa especialidad en la Liga Central. Su efectividad de 2.06 en 49 salidas desde el bullpen también lo colocó entre los mejores de ese departamento, razón por la cual el equipo lo renovó por 3 campañas más y un salario anual de 2,3 millones de dólares.

Alfredo Despaigne– El jardinero cubano de los Halcones de SoftBank se perdió buena parte de la temporada debido a una lesión y también a su participación en el preolímpico de béisbol con la selección de su país. Sin embargo, logró disparar 10 vuelacercas y remolcar 41 carreras en los 80 partidos en los que vio acción, razón por la cual el club decidió renovarlo por una campaña más y un salario de 2,5 millones de dólares.

Liván MoineloEl relevista cubano de los Halcones de SoftBank perdió mucho tiempo de juego debido a una lesión y a su participación en el preolímpico de béisbol con su selección nacional. No obstante, cuando logró ver acción lo hizo con el mismo dominio de siempre. En los 33 juegos que disputó, cosechó 15 Hold Points, 5 salvados y una victoria, además de ponchar a 42 rivales y registrar una impresionante efectividad de 1.15. Su contrato no ha sido renovado todavía, pero se espera que el club extienda su duración por 3 temporadas más.

Adeiny Hechavarría – El campocorto cubano de los Marinos de Lotte deslumbró con su excelente defensa en el que fue su debut en la NPB. Sin embargo, su producción ofensiva fue tan modesta (.203, 4 jonrones y 24 empujadas en 79 partidos) que el club decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre. Afortunadamente para él, la gerencia cambió de opinión y anunció esta semana que le renovó su contrato para la temporada 2022, por lo que le veremos regresar a la liga el año que viene.

Yurisbel Gracial – El jardinero cubano de los Halcones de SoftBank se perdió casi toda la temporada por lesión, pero cuando logró ver acción lo hizo con la misma calidad de siempre. Bateó para .304, con 5 cuadrangulares y 15 empujadas en apenas 37 encuentros. A pesar de todo, el club planea renovar su contrato por 2 campañas más.

Yariel Rodríguez– El lanzador cubano de los Dragones de Chunichi volvió a dejar una marca perdedora (1-4) en las 12 aperturas que realizó esta temporada, pero su efectividad sí mejoró bastante en comparación al año pasado (3.65 vs 4.12), razón por la cual la gerencia decidió renovarle su contrato por una campaña más.

Ariel Martínez– El receptor cubano de los Dragones de Chunichi vio acción en más partidos que el año pasado (48 vs 39), pero en total tomó menos turnos al bate (82 vs 95) y redujo su promedio ofensivo (.244 vs .295). A pesar de ello, el equipo planea renovar su contrato para la temporada 2022.

Rusney Castillo– El jardinero cubano de las Águilas de Rakuten tampoco recibió buenas oportunidades de demostrar su talento en el máximo nivel de la NPB. En los escasos 33 juegos en los que vio acción, registró un promedio de .225, con un jonrón y 3 empujadas, razón por la cual fue dejado en libertad a finales de año. Luce poco probable que lo veamos jugar de nuevo en el circuito en el futuro.

Rangel Ravelo– El jardinero cubano de los Búfalos de Orix fue firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de campaña, pero una lesión retrasó su debut hasta el 21 de octubre. Al final, sólo participó en 2 encuentros, pero conectó 3 imparables, registró un promedio de .429 y hasta vio acción en la Serie de Japón, razón por la cual la gerencia decidió extenderle su contrato por un año más.

Dariel Álvarez– El jardinero cubano de los Halcones de SoftBank fue firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de campaña, pero nunca recibió la oportunidad real de demostrar su talento en el primer equipo de la organización. Al final, sólo disputó 12 partidos, en los que bateó para .162, con un cuadrangular y 3 remolques. El club lo dejó en libertad a principios de este mes y parece poco probable que vuelva a jugar en la NPB en el futuro.

A %d blogueros les gusta esto: