Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Minnie Miñoso y Tony Oliva reciben un tardío, pero muy justo llamado a la inmortalidad.

HOUSTON, TX – Día de júbilo para el béisbol cubano. El Comité de Veteranos de los Días Dorados, conformado por un panel de 16 votantes, entre los cuales se encontraban los ex peloteros Rod Carew, Fergie Jenkins, Mike Schmidt y Ozzie Smith, el antiguo comisionado Bud Selig, el ex gerente general John Schuerholz, los ejecutivos Al Avila, Kim Ng, Bill DeWitt, Ken Kendrick y Tony Reagins, el mítico Joe Torre, además de las personalidades de los medios de difusión e historiadores Jaime Jarrin, Jack O’Connell, Steve Hirdt y Adrian Burgos jr, eligieron un total de seis candidatos al Salón de la Fama de Cooperstown, dentro de ellos los cubanos Tony Oliva y el desaparecido Orestes “Minnie” Miñoso.

Con las nuevas incorporaciones, la Mayor de las Antillas totaliza ocho miembros de la inmortalidad, pues con anterioridad habían sido exaltados los también peloteros Jose de la Caridad Méndez, Cristóbal Torriente, Martin Dihigo y Tony Pérez (los tres primeros pertenecientes a las Ligas Negras), el manager y empresario Alex Pompez, y el narrador deportivo Rafael “Felo” Ramírez, la voz eterna en español de los Marlins de Miami.

La ERA de los Días Dorados evalúa a candidatos que conquistaron sus principales logros en el período estipulado entre 1950 y 1969.

Minnie, a quienes muchos han bautizado como el Jackie Robinson de los latinos por haberse convertido en el primer jugador de su etnia en romper la barrera racial, también fue el primer exponente hispano en ganar un Guante de Oro, en asistir a un Juego de Estrellas (junto al venezolano Chico Carrasquel), en liderar la liga en bases robadas, etcétera. En un total de 20 temporadas distribuidas en cuatro décadas (único en lograr tal hazaña), el “Cometa Cubano” dejó una línea ofensiva de 299./387./461./848, con 365 dobles, 95 triples, 195 cuadrangulares, 1093 remolcadas, 1225 anotadas y 216 bases robadas entre ligas negras y la gran carpa.

El racismo imperante en la época hizo que en 10 de sus primeras 11 campañas como titular en Grandes Ligas, fuera el pelotero con más bolazos recibidos. Pese a ello, Minnie jamás se inmutó, jamás se peleó con nadie. “…sabía que me pegaban adrede, pero yo vine a este país a trabajar. Si yo me hubiera molestado por eso, mi carrera habría cerrado muy pronto…sino me dolían (los pelotazos) me reía, y si me dolían me reía también, era mi manera de intimidar al pitcher”, dijo en una de sus últimas entrevistas en vida.

Minnie formó parte de nueve equipos All Star, ganó tres Guantes de Oro, lideró la liga una ocasión en hits, otra en dobles, cuatro en triples, tres en bases robadas, una en promedio de slugging, una en total de bases recorridas y dos en elevados de sacrificios (además del los ya citados 10 lideratos en pelotazos). Fue segundo lugar en la carrera por el Novato del Año de la temporada 1951, cuando de manera injusta Gil McDougald fue premiado en detrimento del antillano, quien había tenido sobradamente mejor campaña rookie. También cuatro veces en su trayectoria como bigleaguer quedó en el top-4 de la lucha por el Jugador Más Valioso.

Oliva por su parte, vio tronchada su carrera bastante prematuro, cuando en sus últimas cinco temporadas tuvo que someterse a ocho cirugías en ambas rodillas. No obstante, antes de la serie de lesiones, el pinareño tuvo un prime entre 1964 y 1971 donde conquistó un premio Novato del Año, tres títulos de bateo y un Guante de Oro, además de liderar la liga cinco veces en hits, cuatro en dobles, una en carreras anotadas, total de bases recorridas, sacrificios de fly, boletos intencionales y otra en promedio de slugging. En ese período “Tony-O” asistió ininterrumpidamente a ocho Juegos de Estrellas y quedó segundo en las votaciones por el MVP par ocasiones.

Al decir del votante panameño y también miembro de Cooperstown, Rod Carew en la jornada de ayer, “Uno de los jugadores más merecedores del Salón de la Fama es mi ex compañero de cuarto y gran amigo Tony Oliva. Como miembro del Comité de Votación de Leyendas, eso es lo que presionaré para este fin de semana. Es un verdadero honor ser parte de este increíble comité.”

Enhorabuena para el béisbol cubano. Día especial.

A %d blogueros les gusta esto: