octubre 26, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Colombia vence a una débil selección cubana en el Mundial Sub-23

Una selección de Colombia, sin esforzarse mucho en el terreno, doblegó con facilidad a un equipo cubano que es de los más impacientes en el cajón de bateo que he visto en mucho tiempo.

Si ayer se vio a una Venezuela muy superior en todos los aspectos del juego, hoy Colombia sin pisar el acelerador demostró que el nivel del béisbol cubano ha tocado fondo.

Jonathan Carbó fue el designado por Eriel Sánchez para lanzar en este encuentro, un partido de vida o muerte para las aspiraciones cubanas de discutir el título o estar en la conversación por las medallas.

El de antillano no estuvo en su mejor día y en apenas cuatro entradas y un tercio permitió nueve imparables y seis carreras frente una alineación que era la que más carreras había producido en el torneo.

Otra ves se mostró el desconocimiento del rival al lanzarle muy noble al grueso del orden al ante de los colombianos, entre ellos al primer bate y líder de los bateadores de la competencia Gustavo Campero.

Aunque todos sabemos la poca profundidad del bullpen cubano en gran parte a los abandonos cabe recalcar el pésimo trabajo en la dirección del manager Eriel Sánchez al dejar lanzar a Carbó hasta que le fabricaran seis y después traer a Marlon Vega, tu abridor del próximo juego, cuando perdías por media docena. Ahí nos damos cuenta que la mentalidad del béisbol cubano sigue en los 70 y muy alejada de la modernidad.

Al final el Novato del Año de la pasada Serie no permitió libertades a los sudamericanos En las dos entradas que lanzó.

Ofensivamente el equipo cubano sigue siendo un chiste. Tanto la disciplina en el plato, como el approach de los bateadores deja mucho que desear. Otros aspectos más técnicos como el swing no me detendré a analizarlos porque no soy un experto en el tema pero las diferencias con los demás equipo son bien claras. Antes del partido de hoy los outs de Cuba habían llegado en un 69 por ciento de las ocasiones en batazos de rolling. Nada que aún parece que la sabermetría no ha llegado a La Habana.

De los cinco imparables que conectó el equipo cubano, tres fueron a la cuenta de Miguel Antonio González, otro de Chapellí y el último de Yuddiel González, que sirvió para remolcar la única carrera de Cuba en lo que va de la Super Ronda.

Es inconcebible que un equipo cuba solo fabrique una carrera en doce entradas frente a un picheo de Clase A como el enfrento en los últimos dos encuentros. Si usted en un Mundial Sub-23 no es capaz de conectarle a un lanzador de ese nivel pues su futuro en el brisk está entredicho y tendrá que aferrarse a jugar en Serie Nacional donde lo que menos hay es talento.

Mañana des la 1:30 Pm (Hora de Miami) La selección de las cuatro letras enfrentará a Panamá que tendrán que vencer además de depender de una victoria de Taipéi de China ante lo istmeños para entrar en la discusión de la medalla de bronce.

Colombia fue más que Cuba, pero menos mal que se jugó nuestro Deporte Nacional y no el de ellos.

A %d blogueros les gusta esto: