octubre 23, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Pitcher cubano de los Yankees comparte la cima de juegos ganados en la Rookie.

Por: Yordano Carmona

Se trata del lanzador villaclareño Denny Larrondo. Sí, el nombre le es muy familiar, porque además de ser uno de los prospectos más cotizados que firmaron los Yankees durante el Período de Firmas Internacionales del 2018, fue el primer pelotero profesional relacionado a las Grandes Ligas en contraer el COVID.

Con apenas 19 años el serpentinero antillano dejó un récord de cinco victorias y un solo revés en la Liga de los Complejos de la Florida (Florida Complex League por sus siglas en inglés) con esa alforja el cubanito compartió la cima en el escalón de los juegos ganados en el campeonato de nivel Rookie con otros cuatro lanzadores. Ellos fueron el dominicano Delvis Alegre pertenecientes a los Marlins y los venezolanos Over Galue de Tampa y José Larez, quien fue dejado en libertad por los Medias Rojas de Boston. De todo ese grupo Larrondo es el único jugador menor de 20 años en conseguir esa cantidad de victorias.

Los oponentes sólo le pudieron conectar un anémico 204 de average en su contra y en apenas veinticinco y dos tercios de trabajo el yankista retiró a 38 bateadores por la vía de los strikes.

¿Quién es Denny Larrondo?

El joven cubano firmó con los Yankees de Nueva York en Julio 2 del 2018, siendo catalogado en ese momento por MLB en el puesto 29 dentro de los prospectos Internacionales.

El bono de firma del antillano fue de 550K. Denny dividió su tiempo en Cuba entre el box y el campo corto donde era el mejor bateador de su equipo y al mismo tiempo su primer lanzador, una especie de Shohei Ohtani, salvando las diferencias.

Como lanzador en el torneo Sub 15 del 2016 dejó una efectividad de 3.82 mientras recetaba 39 ponches en 35 entradas.

A su llegada a la República Dominicana el Villaclareño se decidió por el montículo y su recta oscila alrededor de las 91-93 MPH y muchas veces tocando las 94.

Con un físico envidiable y un atleticismo extremo no hay duda que su velocidad aumentará muy pronto. Cuenta con una curva de mucha rotación como lanzamiento secundario, la misma genera muchísimos swings al aire y posee muy buen control.

En su poca experiencia como profesional ostenta récord de 7-6 con una efectividad de 4.81, al mismo tiempo que ha ponchado a 62 bateadores en 58 innings. Quizás el dato que más hable acerca de Larrondo es que los bateadores contrarios sólo le promedian 187 en su contra.

El joven prospecto comenzará la temporada que viene con 19 años y hasta el 31 de mayo no cumplirá los 20.

A %d blogueros les gusta esto: