octubre 16, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Víctor Víctor y su cambio ofensivo en Clase A Fuerte.

Por: Javier Quintana

El toletero cubano Victor Victor Mesa ha mejorado considerablemente su rendimiento en el cajón de bateo desde hace algunos meses. El jugador, perteneciente a la franquicia de los Marlins de Miami, fue bajado al conjunto Beloit Snappers de la categoría Clase A avanzada después de que no rindiera lo esperado en el equipo de Clase Doble A, Pensacola Blue Wahoos.

En efecto, en julio del presente año, Mesa, fue bajado al que es su actual equipo por no tener los números que se esperaban en la Clase Doble A.

Desde febrero hasta julio, tiempo que estuvo en la novena de Pensacola, Victor Victor participó en 21 juegos acumulando 75 turnos con el madero, de los cuales siete se convirtieron en hits y pudo anotar ocho carreras e impulsar dos, además de conectar un doble. Su línea ofensiva entonces era de 093/107/337.

El cubano estaba muy por debajo de lo que su equipo demandaba. Y a partir de tales resultados fue enviado a los Snappers de Beloit en el mes de julio.

Desde ese momento, y quizás como una manera de rescatar el patrimonio beisbolero que le viene en la sangre, Mesa ha mejorado de gran manera su poder en el bate y su desempeño en el terreno, demostrando a su vez, que puede aspirar a seguir escalando en las mejores ligas de pelota del mundo.

En su nueva casa, el natural de Santa Clara ha visto acción en 50 partidos para 202 turnos en el plato. Ha logrado propinar 63 imparables. Ha anotado 31 carreras y remolcado 25. También ha conectado 12 dobles, un triple y cuatro vuelacercas. Su línea ofensiva es en estos momentos de 312/441/804.

Los números hablan por si solos. En un lapso de tiempo similar -alrededor de cinco meses-, si se compara su estancia en un equipo y en otro, la calidad es notoriamente distinta. Sus estadísticas en la Clase A avanzada son superiores a las que consiguió en la Doble A. Pero hay un problema, y es que no cabe duda de que el nivel al que se enfrenta ahora es inferior. No obstante, lo que ha conseguido con su nueva novena no es despreciable y pudiera catapultarlo nuevamente hacia la Doble A.

En su actual equipo ha visto acción en mayor cantidad de partidos y se ha soltado a batear más; el ejemplo más claro de ello es la transformación total de su línea ofensiva que en el primer semestre del año fue bastante tímida.

Victor Victor está demostrando que puede estar, una vez más, en un torneo de mayor calidad. Su futuro dependerá en gran medida de cómo continúe respondiendo en sus turnos al bate y de cómo se desempeñe de manera general en el terreno de juego.

A %d blogueros les gusta esto: