octubre 27, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Alejandro Rivero y su temporada de lujo en el Béisbol Profesional.

Por: Yordano Carmona

Miami, Florida- Alejandro Rivero era una de las promesas mas grandes en el campocorto para los Cocodrilos de Matanzas cuando decidió irse de Cuba vía México en el año 2015.

El joven prospecto comenzó a llamar la atención desde que bateó  .400 con un cuadrangular en la Copa Mundial de Béisbol en 2012 en Chihuahua, México.

En el 2015, antes de salir del país, integró el equipó nacional juvenil que intervino en el mundial de la categoría en Osaka, Japón. Tras su regreso a Cuba jugó la segunda etapa del torneo sub-23 con los Cocodrilos de Matanzas bateando .357 con 2 jonrones, 4 dobles, 1 triple, y 6 carreras remolcadas en tan solo 10 juegos.

En sus dos temporada con el equipo grande de Matanzas en 15 veces al bate ,bateó .235 con 1 carrera impulsada. Rivero no perdió mucho tiempo y ese mismo año decidió salir del país y perseguir una oportunidad en las Grandes Ligas.

El espigado campo corto realizó una serie de presentaciones ante scouts de MLB, tanto en México, como en los Estados Unidos y tras mostrar su talento, el matancero, recibió una oferta para firmar con los Rojos de Cincinnati, la cual fue rechazada y el antillano eligió jugar béisbol colegial.

El short stop yumurino jugo su primer año en el Broward College y de ahi se fue a la Universidad de St Thomas dónde se graduó de Administración Deportiva y en sus tres años con el equipo vio acción en 142 partidos. Con el madero en la mano Alejandro conectó en ese intervalo un total de 171 imparables, de ellos 34 fueron dobles y 28 cuadrangulares, además de remolcar 129 carreras y dejar un average de 333.

A pesar de esos números el cubano no fue seleccionado por ningún equipo en el Draft Amateur de Grandes Ligas, en gran parte debido a la Pandemia y la reducción de las escogencias en el mencionado sorteo.

A principios del mes de junio nuestro medio reportaba que Rivero había logrado un contrato con los Boise Hawks de la Pioneer Baseball League, una liga Independiente asociada a la MLB.

En el transcurso de esta campaña Alejandro ha dejado números excepcionales y la posibilidad de estar en un campo de entrenamiento de Grandes Ligas para la próxima temporada está muy cerca.

El antillano está temporada con los Boise Hawks ha jugado 61 partidos y batea para 346, producto de 93 hits en 269 turnos al bate, incluyendo 21 cuadrangulares y 22 dobles. En ese lapso el cubano remolcó 73 carreras y anotó otras 58.

Después de «masacrar» una liga de este nivel no será sorpresa para nadie el si el natural de matanzas firma con una de las 30 organizaciones de Grandes Ligas esta primavera.

A %d blogueros les gusta esto: