septiembre 20, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Luis Robert brilla a la ofensiva ante Boston

Photo (White Sox)

La Habana-Cuba-Dice un dicho popular beisbolero en mi país que cuando le hacen muchas carreras a un equipo le dieron hasta con el cubo. Precisamente eso fue lo que sucedió ayer en el encuentro entre los Red Sox de Boston y los Chicago White Sox que terminó con victoria de 9 anotaciones por 8 para los visitantes. Eso sí, no sin antes sudar frío sobre el terreno.

Fue una fabulosa noche en Guaranteed Rate Field donde el pitcheo hizo aguas y los bates tronaron a placer. No hubo escape para ningún lanzador y entre los Medias Rojas y los Medias Blancas llevaron el duelo a entradas extras con una producción de 17 anotaciones entre ambos conjuntos.

La legión cubana tuvo buena jornada dónde casi todos sus integrantes chocaron la pelota con indiscutible, pues solo José Abreu se fue en blanco en sus visitas al cajón de bateo. Eso sí, destaque providencial para Luis Robert Moirán que en la noche de ayer con los ojos cerrados le conectaba a cualquiera.

El avileño no le tuvo compasión al pitcheo de los Red Sox y le conecto de 5-4 con 3 dobles incluídos, entre ellos uno con el bote lleno para limpiar las almohadillas cuando estás estaban congestionadas de efectivos. Secundado a la ofensiva Luis Robert tuvo a otro cubano de escudero, el máscara Yasmani Grandal, quien continúa intratable tras su regreso.

El receptor de los White Sox se fue de 4-3 con su cuadrangular número 19 de la campaña anexado a la actuación. El Antillano continúa bateando para más de 500 tras su regreso de la lesión y ayer también anexó una base por bolas a su cuenta haciendo gala de su formidable disciplina en la caja de bateo.

El resto de los cubanos que vieron acción en la jornada se fueron todos con hit, exceptuando José Abreu como mencionamos anteriormente. Yoan Moncada de 3-1 con doble y 2 bases por bolas, Abreu de 4-0 con un boleto y el cubanoamericano Romy González de 3-1. Por los Medias Rojas candelita salió de cambio a la defensiva y no tuvo oportunidad de batear.

Cómo diría el periodista y amigo Francys Romero, la ofensiva de los White Sox está lista para la Serie Mundial. Sin lugar a dudas el bateo de los chicos de la ciudad de los vientos no debe ser un problema en la post temporada, pero deben afinar sus piezas de cara a su cuerpo de lanzadores para los play off.

A %d blogueros les gusta esto: