octubre 23, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Miguel Vargas no se cansa de batear en las Menores de los Dodgers.

Por: Yordano Carmona

Miami, Florida- El mes de agosto fue un mes excepcional para el béisbol profesional cubano. A Nivel de Grandes Ligas José Abreu fue seleccionado como el mejor jugador en la Liga Americana y en las ligas menores el hijo del conocido Lázaro Vargas, Miguel, fue honrado en Doble A, sin dudas el nivel con mas talento en las Ligas Menores.

Vargas estuvo sobresaliente en agosto, compilando un promedio de bateo de .410, el mejor de la liga. También lideró la división Central de Doble-A en carreras anotadas (24), hits (41) y porcentaje de embasados (.470). Fue segundo en bases totales (62) y OPS (1.090) y tercero en porcentaje de slugging (.620).

Miguel tuvo múltiples hits en 15 de los 26 partidos que jugó durante el mes, incluidos tres ocasiones de cuatro juegos consecutivos de al menos dos indiscutibles por partido.

El joven prospecto es el hijo de la leyenda del béisbol cubano Lázaro Vargas, quien fue dos veces ganador de la medalla de oro olímpica para la Selección Nacional de Cuba. Miguel está clasificado como un prospecto Top 100 en todas las ligas menores por Baseball America.

En la organización de los Dodgers el antillano es considerado como el sexto mejor prospecto de toda la franquicia y muchos entendidos estiman que el habanero hará su debut en las Mores la venidera campaña.

La MLB también lo ubica como el sexto mejor tercera base de todo el béisbol entre los prospectos y con apenas 21 años y 6’3 de estatura se proyecta como un defensor de todos los días en la antesala, pero varios scouts comentan que puede terminar defendiendo la inicial.

Vargas, formó a parte de un equipo cuba que también incluía al zurdo Adrián Morejón y al jardinero de los Atléticos Lazarito Armenteros, impulsó la carrera ganadora en el juego por la medalla de oro en la Copa del Mundo del 2014 para jugadores menores de 15 años que se efectuó en México. Salió del país en noviembre de 2015 con su padre y esperó casi dos años antes de firmar con el equipo de Los Ángeles por $ 300,000 en septiembre del 2017. Bateó .314/.387/.447 mientras alcanzaba la Clase A avanzada en sus dos primeras temporadas profesionales antes de pasar el 2020 en la Liga Instruccional.

Los Ángeles “han empujado” a Vargas agresivamente porque tiene las habilidades avanzadas en el cajón de bateo y por su forma de ver el juego. Entiende la mecánica de su swing, controla la zona de strike y usa todo el campo. Comenzó a poner la pelota en el aire con más regularidad en 2019 y ha demostrado un poder sólido este año.

En general esta campaña el cubano batea para 316 producto de 135 imparables en 417 turnos, donde 21 de ellos han sido cuadrangulares. Miguel además de anotar 86 y remolcar otras 68 carreras se ha robado10 bases y su OPS es de 915.

A %d blogueros les gusta esto: