Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Lázaro Blanco y Carlos Juan Viera abriran los primeros dos juegos del preolímpico por Cuba

Foto (Web Screen Shot)

Por Giselle Rodríguez

MATANZAS, CUBA-Con el sueño de regresar a una cita olímpica el beisbol cubano aterrizó en la Florida para conseguir el penúltimo boleto disponible para Tokio 2021. El elenco caribeño reafirmó antes de su salida el compromiso de obtener la plaza durante el preolímpico en suelo norteamericano, sin embargo de más es conocido que en sus últimas presentaciones el equipo de las cuatros letras no ha contado con el arsenal para luchar en este tipo de competencias.

Además de la producción anémica de sus maderos (en el último Premier 12 en noviembre del 2019 solo anotaron tres carreras en 28 innings), el pitcheo tampoco se ha mostrado a la altura de esos eventos. En el citado torneo obviando las decisiones cuestionables del entonces manager Miguel Borroto, los lanzadores otorgaron 17 BB y pegaron cuatro pelotazos; el evidente descontrol abrió las puertas del abismo para Cuba que regresó con las manos vacías. ¿Qué sucederá esta vez?

Sin muchas variantes en la conformación del equipo luego de no convocar a los peloteros cubanos independientes a la Federación de Beisbol de la Isla, pero con experiencia y activos en circuitos profesionales las opciones son batallar con las armas disponibles: jugadores que han perdido en Panamericanos, apenas un éxito en el Premier 12 y también son derrotados a nivel Centroamericano.

El debutante director, Armando Ferrer, la tendrá difícil pero confió en los brazos con mejores números en las últimas apariciones de la selección nacional en citas internacionales para afrontar los primeros duelos. Lázaro Blanco y Carlos J. Viera, subirán al montículo en los partidos ante Venezuela el 31 de mayo y Canadá el 1 de junio.

El caballo Blanco, sin dudas es una gran carta de picheo gracias a su calidad y experiencia en Ligas extranjeras. Por ejemplo en Series del Caribe ha conseguido 4 victorias y apenas una derrota, su trabajo en 37 entradas ha despedido por la vía del ponche a 30 hombres; hechos que lo convierten en una opción efectiva para el día inaugural pues aunque no tuvo decisión durante el Premier allí recetó 7 SO y su promedio de carreras limpias fue de 3.38. Nada extraordinario, es cierto, pero estuvo entre lo mejor de los lanzadores cubanos.

El desafío inaugural ante Venezuela podría ser con Aníbal Sánchez, pitcher con un aval en Grandes Ligas, frente al cual Lázaro Blanco es sumamente inferior de acuerdo con los especialistas. Los duelos particulares entre estas selecciones desde el 2015 marchan 4 victorias y 5 derrotas para Cuba.

Por otro lado Carlos J. Viera en la última aparición con el equipo archivó una derrota precisamente frente a Canadá, durante el Premier 12. El diestro de Las Tunas en 5.1 entradas permitió 1 carrera limpia, solo le conectaron 3 imparables y despachó a 7 por la vía amarga pero regaló cuatro boletos; en aquella ocasión el control fue la deuda de los lanzadores cubanos pues incluso los insertados en Japón quedaron por debajo de las expectativas.

En sentido general Viera contuvo de manera plausible a la tanda canadiense en donde aparecían nombres con expedientes en la Gran Carpa, al igual que en la nómina que saldrá a batallar el 1 de junio.

Duelos difíciles para Cuba, presionada por su reciente historial de derrotas, el abandono de unas de las figuras más prometedoras dentro de la selección el cienfueguero Cesar Prieto, la incógnita de cómo rendirán los contratados en Japón que saben ganar campeonatos en la tierra del sol naciente pero no funcionan de manera colectiva en el equipo nacional y miles de motivos más.

El colectivo técnico deberá arriesgarse, con lo que cuenta, y buscar variantes para alcanzar el éxito.

A %d blogueros les gusta esto: