Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Stayler Hernández: “quería despedirme en mi mejor forma”

Foto (Trabajadores)

Por Giselle Rodríguez

MATANZAS,CUBA– La decisión de concluir un ciclo para ceder espacio a nuevas figuras rondaba su mente, según aseguró, pero no fue hasta el final de la campaña 60 cuando hizo oficial este deseo. Otro grande de la pelota dice adiós, en medio de vientos renovadores, que sacuden por estos días al equipo insignia de Cuba. El capitán de la nave azul, Stayler Hernández, se aleja del béisbol luego de 18 temporadas en la Serie Nacional donde representó además a elencos de Matanzas y Metropolitanos.

A sus 38 años el capitalino ha sufrido algunas lesiones que han afectado su rendimiento deportivo, sin embargo promedió .327 ave, 64 carreras impulsadas y 7 jonrones durante la recién concluida contienda. Fue un hombre oportuno además, pues fletó hacia el home a 52 corredores de los 137 hallados en las almohadillas.

Por 11 temporadas Hernández ha defendido la chamarreta de Industriales, equipo en el cual reitera es difícil jugar debido a la presión, el rigor y la historia que pesan sobre esos colores. La idea del retiro se hizo evidente luego de incursionar en la Liga Can-Am, donde tuvo números apreciables, allí bateo para .319 con cuatro jonrones y línea ofensiva de .365/.462/.826; el riguroso circuito norteño desafortunadamente agudizó viejas heridas.

Una despedida originada también por no sentirse capaz de estar a más del 100 por ciento sobre el terreno. Stayler cierra el capítulo tras una buena campaña en la cual alcanzó la centena de cuadrangulares en el circuito cubano aunque, quizás, no se trate de un hasta nunca.

Anuncias tu retiro coincidiendo con la exclusión de otros jugadores ¿está vinculado a estos hechos? ¿Por qué decir adiós luego de una excelente campaña donde demostraste que aún eres un jugador valioso entre los Leones de la capital?

Fue difícil mantener mi nivel de juego desde el regreso de Canadá, en primer lugar por las lesiones, eso me indujo a conversar al comienzo de la Serie 60 con los entrenadores y el colectivo de dirección para transmitirles mi pensamiento. Recibí el apoyo de todos, en conjunto planificamos una preparación que me permitiera estar al máximo esta campaña. El coach de primera, el preparador físico y el entrenador de bateo Alexander Malleta resultaron imprescindibles para mí.

Sí sabíamos sobre las renovaciones aunque no con exactitud, Guillermo Carmona había hablado al respecto.

Individualmente estuve bien pero conociendo de antemano esos planes coincidí en que este era el mejor momento para salir, si bien hubiera querido retirarme campeón como Javier Méndez. Me voy satisfecho porque fue una campaña atípica, con lesiones y Covid-19, en donde a veces tuve que cubrir el jardín derecho pero nos entregamos como siempre.

Los rumores que ubican fuera del equipo a Frank Camilo, Urgelles, Ponce, entre otros, resultaron una sorpresa porque sabía acerca de sus intenciones de mantenerse un año más para completar estadísticas individuales. Desconozco los motivos de la comisión provincial para adoptar esta postura, lo único que puedo afirmar es que mi salida no está vinculada con este hecho.

Supuestamente Carmona propone una renovación con el objetivo de impregnarle nuevos aires al equipo azul con la llegada de otras figuras.¿Cuál es tu posición?

Cada jugador tiene un ciclo productivo, debe dar paso a los nuevos…“como dicen popularmente: la juventud se impone,” Ahora bien, yo estuve en esa posición y tuve que esperar porque me decían que era muy joven. Busqué y esperé mi oportunidad en los Metros.
Ahora no sucede lo mismo, tal vez, debido a las estrategias de la nueva dirección. Hay mucho talento con buenas vibras pero el equipo de Industriales es algo muy grande. Va más allá de pertenecer a un elenco. Es amor, familia y entrega, tiene la dicha de ser el conjunto más seguido de la Serie Nacional dentro o fuera de Cuba.A diferencia de años atrás, cuando existían los Metropolitanos, las promesas de ahora debieron buscar espacios en otras provincias.

Perdimos oportunidades de desarrollo con la disolución de los Metros. Casi todos pasamos por allí y en esa escuela nos consolidamos. Muchachos como Walter Pacheco y Javier Camero se crecieron representando a elencos fuera de la capital. El objetivo es recuperar el podio, para ello han rescatado a esos jugadores que ya son más maduros. Concuerdo con el traspaso de atletas dentro de las provincias pues eso ayuda a los peloteros

El Cuba unificado es el tema del día, ya te referiste anteriormente al respecto pero ahora que es una realidad. ¿Cuál es tu posición?

Lo más grande para un pelotero es representar a su país sin importar donde resida pero el tema debe tratarse con mucho cuidado. Es delicado porque esa es la mayor motivación para los que juegan en la Serie Nacional todo el año (de sol a sol) y se esfuerzan por hacer el grado. Esa es la recompensa a un año de esfuerzo. Quizás el estímulo podría ser ampliar las oportunidades de contratación en las ligas profesionales.

No intento menospreciar ni juzgar a quienes ya no pertenecen a la Federación pero ellos estuvieron en ese lugar y saben lo que implica entregarse durante la campaña para integrar el Cuba. En casi sus casi dos décadas en la Serie Nacional Stayler compiló para .297 y ahora su primer interés es poder disfrutar más de su familia, hijos y su madre. No obstante, el capitalino no descarta la posibilidad de estar dispuesto a probarse en otra Liga.

Hernández ya probó suerte en Canadá donde reflejó importantes números ofensivos y recuerda sobre ese torneo la sistematicidad, el diálogo y la interacción diaria entre atleta y entrenador en el terreno, pautas que según asegura en Cuba debemos imitar.

A %d blogueros les gusta esto: