octubre 18, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Yoennis Yera: «No me siento el mejor zurdo de Cuba, lo que pasa es que siempre salgo a hacer bien el trabajo.»

Foto (Web Screen Shot)

Por Yusseff Díaz y Giselle Rodríguez

Yoennis Yera es reconocido por muchos como el mejor lanzador zurdo en Cuba, pero el matancero en sus propias palabras ,»nada más quiere hace su trabajo bien hecho.» El serpentinero tiene una pletora de experiencia internacional con el equipo nacional y en ligas foráneas.

Esta temporada pasada en la Liga Arco Mexicana del Pacífico el cubano posteó un récord de 3-0 y efectividad de 2.93 para see uno de los lanzadores más dominante en su breve tiempo en el circuito con los Algodoneros de Guasave.

Las Olmecas de Tabasco quien contrataron el siniestro para la temporada pasada, que fue cancelada por la pandemia de COVID-19 tendrán a Yera en la plantilla este año cuando comience la campaña.

Esta Serie Nacional el yumurino ha estado en forma genuina compilando un récord de 5-2, efectividad de 2.72 y ponchó 32 bateadores en 46 entradas durante la fase regular del torneo y durante la postemporada ha sido una de la razones porque los Cocodrilos han llegado a la final antillana.

Eres considerado el mejor zurdo en Cuba. ¿Sientes presión para llenar esas expectativas en eventos internacionales?

No me siento el mejor zurdo de Cuba, lo que pasa es que siempre salgo a hacer bien el trabajo. Tampoco siento presión, lo que pasa es que uno va con el equipo Cuba y ahí soy relevo y no me gusta relevar. Eso no en causa presión. Me gusta que hablen así porque creo que me he ganado ese respeto y la confianza de los entrenadores por lo que he demostrado en Cuba y en los eventos internacionales.

Dime una cosa que aprendiste durante tu incursión en la Liga Can-Am con el equipo nacional que te hizo mejor lanzador.

Lo que apliqué allá fue entrenamiento a conciencia donde uno es responsable de entrenarse por sí solo. A la hora de lanzar hacerlo fuerte contra todos los bateadores y con todos tus lanzamientos. Es un béisbol donde los bateadores no están esperando sino que están bateando siempre.

Aprendí también que al ser bateadores muy fuertes y agresivos tienes que trabajarlos siempre en su zona más débil y es un béisbol donde se tira mucho el rompimiento porque se batea muy bien la recta.

¿Cuéntame sobre tu experiencia en el Clásico Mundial del 2017?

Mi experiencia en el clásico mundial, un evento donde fueron los mejores peloteros del mundo, me río la oportunidad de enfrentar bateadores como el zurdo japonés Ahoki. Los vi como bateadores normales y en ningún momento me sentí inferior o superior sino al mismo nivel.

De los seis juegos allí lancé en cinco y me tocó venir en situaciones complejas, con bases llenas y por el estilo. Son peloteros con mucho nivel a los que no puedes engañar fácilmente repitiendo lanzamientos. Siempre buscan una bola cómoda para poder golpearla.

Tuviste buenos resultados en la Liga Arco Mexicana del Pacífico. Compárame el nivel de esa liga con el de la Serie Nacional.

Fuerte porque hay bateadores que han jugado a buen nivel, ya sea AAA o MLB. Te exige estar todo el tiempo al 100%. En primer lugar llegué tarde a la liga por el problema de la pandemia pero una vez allí estaba en forma porque iba desde aquí entrenando y en estado competitivo. Después de mi prime a victoria estuve lesionado un mes y luego seguí entrenando y cuando me pusieron otra vez salió el trabajo y los buenos resultados.

Es una liga más corta pero se descansa solo los lunes. Es bastante agotador y en el día de descanso yo iba al gimnasio. Allá uno se cuida más también porque entrenas cuando hay condiciones, aquí se entrena bajo el sol. El cuerpo médico y de masajistas colabora mucho también.

Pero hay una diferencia en la utilización en Cuba y la de allá.

Sí, allá te sacan después de 5 o 6 entradas. El nivel de los bateadores es alto y nunca te dejan llegar a 100 lanzamientos. Allí lanzaba al sexto día tal como estoy acostumbrado aquí en Cuba. Siempre estuve cuidándome por mi parte, no salía a ningún lugar para estar bien.

Allá ganaste varios juegos.

Si gané 3 y perdí 1, en otros salí antes sin decisión para preservarme para el Play Off y yo lo entendí. Ahí se cumplen las órdenes por el bien del equipo.

¿Te hizo sentir más cómodo jugar con varios cubanos en Guasave?

Me sentí contento porque compartí con compañeros que hace años no veía a pesar de que hablábamos y teníamos comunicación.

Cuando regresaste a Cuba de México, ¿qué ajustes tuviste que hacer para recuperar tu forma en la Serie Nacional?

Al llegar a Cuba después de hacer la cuarentena me incorporé al equipo y al entrenamiento y empecé a lanzar como hasta ahora.

Primeramente tuve que adaptarme al clima, al sol de aquí porque tuve que practicar por la mañana y me adapté rápido porque además tenía ganas de incorporarme al equipo mío y el pueblo me lo estaba pidiendo.

¿Tienes alguna meta para la próxima temporada en la Liga Mexicana de Béisbol?

La meta mía en el verano es seguir con los Olmecas y hacer bien el trabajo para poder ganar y tener resultados.

¿Qué significaría un bicampeonato de Matanzas para la provincia y para tu carrera?

Para la provincia significa mucho y también para mi carrera y vamos a salir a buscarlo porque no tenemos la pelea fácil pero tampoco es difícil. Vamos por la corona porque no un segundo lugar no nos sirve.

¿Cómo te has preparado para esta final teniendo en cuenta el tiempo inactivo?

Eso a mí no me ha afectado. Me siento mental y físicamente bien. Estoy enfocado en salir a lanzar y que salga la victoria que es lo que el equipo necesita.

A %d blogueros les gusta esto: