octubre 27, 2021

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Cocodrilos buscan morder Elefantes en playoff de la Serie Nacional

Por Enzo Santin

SANTA MARTA,CUBA-Este martes comenzará la postemporada del béisbol cubano, la fase final de una Serie Nacional marcada por la influencia del Covid-19 y, por primera vez en la historia, se desarrollará en sedes neutrales y sin asistencia de público.

Los actuales campeones nacionales, los Cocodrilos de Matanzas, iniciarán su andadura ante los bisoños Elefantes de Cienfuegos. A primera vista, y ante las ausencias de figuras claves entre los sureños, como es el caso de César Prieto, luce como un enfrentamiento muy inclinado hacia el lado matancero. Pero echemos un vistazo a los números.

El conjunto dirigido por Armando Ferrer bateó para .294 de promedio, con 55 jonrones y 405 carreras impulsadas. Los bateadores empujaron al 35 porciento de los corredores que encontraron en posición anotadora. Un aspecto a destacar de la ofensiva matancera, y que denota la profundidad de su roster, es el bateo emergente. En 47 veces al bate conectaron 17 imparables, para excelente promedio de .368, con 6 dobles y 2 jonrones, e impulsaron 23 carreras.

Con corredores en circulación, los bates yumurinos se calientan. Conectaron 91 de sus 71 extrabases, más de la mitad, en este tipo de situaciones, y promediaron para 311, por encima del promedio general del equipo. Mucho aportaron en este sentido Jefferson Delgado, Yariel Duque y William Luis, con más de 40 impulsadas cada uno y con promedios superiores a .350 los dos primeros.

Imaginemos un posible lineup para el 27 de enero, fecha del primer juego. Ariel Martínez en la receptoría, Yariel Duque en la inicial, Aníbal Medina en segunda, Erisbel Arruebaruena como torpedero, Jefferson Delgado en la esquina caliente, y Ariel Sánchez, Eduardo Blanco y William Luis de izquierda a derecha en los jardines. De los 6 que acumulan más de 150 veces al bate (solo Ariel Martínez y Arruebaruena no llegan por haber participado en ligas foráneas), el único que no batea para más de .300 es William Luis, pero es el líder en jonrones del equipo.

Por otra parte, el pitcheo matancero se comportó de manera estable. Una efectividad de 4.40, bastante inferior a la media de la liga, y WHIP de 1.53, también bueno, así lo demuestran. Los rivales le conectaron para .278 con slugging de .394, promedios asimismo aceptables. Los abridores, los mejores del campeonato con 36 éxitos y 21 descalabros, limitando a los oponentes a apenas 4 carreras limpias por juego.

Las principales dudas se centran en el bullpen, pues la efectividad se eleva hasta las 5.11 carreras limpias por cada 9 entradas. El regreso del estelar Yoanni Yera, quien ya fue anunciado como el abridor para el primer juego, así como la vuelta al ruedo del zurdo Dariel Góngora, permitirá quizás utilizar al también siniestro Naykel Cruz como relevista para apoyar a David Mena, destacado cerrador que aportó 14 salvamentos. De esta forma, la rotación para esta serie corta de 5 juegos podría estar conformada por Yera, Góngora y el derecho Reiner Rivero, de excelente actuación en la campaña.

En el orden defensivo, baste decir que los discípulos de Armando Ferrer lideraron este apartado con promedio de 977, y sus receptores atraparon a la mitad de lso corredores que intentaron tomar una base extra.

Pudiera el lector pensar que los números son fríos, y que el béisbol es el más impredecible de los deportes, algo en lo que coincido. Pero fuera de fanatismos, siendo objetivos, y auqnue estoy seguro que los cienfuegueros lo darán todo en el terreno, a mi juicio la escuadra yumurina debe estar sin problemas en las semifinales de esta postemporada. Me lanzo a la piscina y pronostico un 3-1 favorable a los actuales campeones nacionales.

A %d blogueros les gusta esto: