December 2, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Roberto Hernández: “Profesional no lo es sólo dentro del terreno, es ser buen compañero, ser buen atleta, buen hijo, buen amigo, buen padre.”

Por Yusseff Díaz

HIALEAH,FL- Roberto Hernández era unos de los prospectos más cotizados cuando firmó con los Indios de Cleveland en el 2017. El diestro fue unos de los prospectos que más impresionó en la Dominican Summer League en el 2018 con una efectividad de 2.63. El serpentinero también posteó un récord de 2-2, WHIP de 1.20 y sus oponentes batearon .227 en su contra.

El lanza llamas tiró tan bien que fue seleccionado al juego de estrellas de esa liga pero luego decidió regresar a Cuba después de la temporada citando razones familiares como razón de decisión.

En el 2019 se incorporó a la liga Sub23 de la Serie Nacional con los Gallos de Sancti Spíritus y tuvo una campaña inmaculada. Equipado con una recta de 94 millas por hora, lanzó un partido de cero hit cero carreras el 10 de Mayo durante esa temporada y también lideró el circuito en ponches.

Hernández fue seleccionado para lanzar con el equipo nacional cubano en su incursión en la Liga Can-Am y lució muy impresionante. En dos salidas tiró 4.2 entradas solamente, permitiendo dos carreras y ponchando tres. En su segunda salida ante los Chacales de New Jersey sufrió una lesión en su brazo.

En la Serie Nacional pasada logró regresar y lanzar una entrada, pero se vio que no era el mismo lanzador de antes. Después de una recuperación larga el se mostró como el mismo Roberto Hernández que regresó a Cuba y lució espectacular en el 2019. El yayabero está oscilando una recta de 95 y una temporada mágica podría estar en el horizonte.

¿Cómo te mantuviste en forma durante la cuarentena?

El trabajo desde casa es difícil. Cuando declararon en cuarentena en el país que todos regresaron a sus casas se hizo un poco difícil el trabajo con los atletas de alto rendimiento porque no existen las mismas condiciones para mantenerte en forma pero supe crear las opciones. Supe educar las condiciones para mantenerme en forma con la ayuda de mi papá y mi hermano que también juega béisbol.

Además de crear todas las condiciones mantenía comunicación con los entrenadores vía Internet, por whatsapp y así continuamos con el sistema de entrenamiento que llevábamos antes de la cuarentena y pude realizar cada uno de los ejercicios, cada una de las metas que tenía trazada el profe Ismel Jiménez para mantenerme bien y poder regresar en forma.

Foto (Roberto Hernández): Hernández con sus entrenadores Ismel Jiménez y Ifreidi Coss

Estás tirando en los 90 altos otra vez, ¿qué hiciste para recuperarte de la lesión que sufriste?

Creo que el factor fundamental para regresar en buenas condiciones fue el fortalecimiento que realicé. Trabajé con un buen preparador físico como Tomás Pardo Hernández, un entrenador que lleva años rehabilitando atletas y creo que fue esencial para regresar en estas condiciones. Me ayudó muchísimo y le debo mucho. Le doy gracias todos los días y que siga dando ese apoyo a los atletas que lo necesiten porque sus conocimientos son excelentes.

Ya llevas más de un año desde que regresaste a las isla. ¿Estás conforme con esa decisión?

Nunca voy a arrepentirme de esa decisión. Desde el punto en que la tomé vinieron muchas cosas buenas para mi vida. Estoy viviendo el día a día con mi familia que es lo más importante para mí. Me tocó pasar por está lesión que me ha llevado prácticamente contra el piso pero he sabido levantar la cabeza y salir adelante poco a poco y creo que en un futuro no muy lejano vienen cosas muy importantes para mí.

Dime algo que aprendiste en el sistema de Cleveland que te hizo mejorar como un lanzador.

Se aprenden muchas cosas estando dentro del béisbol profesional y por supuesto del mejor béisbol del mundo. Estuve mucho tiempo ahí y cada día se aprende muchas cosas nuevas pero para mí lo principal es el concepto de profesionalidad. Eso no es sólo, desde el punto de vista de firmar un contrato, llamarte profesional. Profesional no lo es sólo dentro del terreno, es ser buen compañero, ser buen atleta, buen hijo, buen amigo, buen padre.

Ser profesional abarca muchas cosas y para llegar al profesionalismo hay que trabajar día a día. Yo creo que es algo que aprendí e intento mejorar cada día para llegar a la perfección.

Foto (Yusseff Díaz): Roberto Hernández conmigo durante el tope amistoso entre Cuba-EE. UU.

Viste acción en la difunta Liga Can-Am la temporada pasada compárame el nivel de esa liga con el de la Serie Nacional.

No es un secreto para nadie que el béisbol cubano ha bajado su nivel. Si vamos a compararlo con la Liga Can-Am, esta última está un poco por arriba. Como te hablaba antes el béisbol organizado tiene mucho profesionalismo y creo que a la SNB le falta un poco de eso. Es algo que se puede trabajar, se puede ganar como todo en la vida y creo que con esfuerzo, entrega y con el trabajo de los jóvenes atletas que vienen surgiendo se puede mejorar la calidad de nuestra Serie Nacional pero sí pienso que la Liga Can-Am está por encima del nivel del béisbol cubano.

¿Cuál es tu meta para esta temporada?

No me gusta trazarme muchas metas. Alguien sabio me dijo alguna vez que la lengua no tiene hueso y el papel aguanta lo que le pongan, son refranes cubanos que me han enseñado mucho en el ámbito beisbolero. Salir al terreno y darlo todo allí a ver qué frutos devuelve. Claro, eso lleva mucho sacrificio y cuando esas dos cosas se juntan el resultado casi siempre es muy positivo.

En lo principal que quiero trabajar es en ayudar al equipo y ayudarme a mí mismo e ir pensando en buscar buenos números en series nacionales para que llegue un contrato profesional, es mi principal meta. Quiero arrasar con la Serie Nacional pero no quiero hablar de números, no quiero ser tan exacto pero sí me estoy preparando para arrasar como te decía con la Serie Nacional.

¿Te gustaría jugar en una liga profesional en el futuro cercano?

Eso está entre mis metas personales. Creo que lo principal en este momento es que mi brazo esté saludable para poder demostrar la calidad y poder salir adelante. Está dentro de mis expectativas prepararme bien para que en un futuro no muy lejano me llegue esa oportunidad. Yo sé que con el favor de Dios y mi esfuerzo y entrega va a salir un resultado positivo y muchos lo esperan así.

%d bloggers like this: