September 22, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

LUIS ROBERT VA PERDIENDO LA BATALLA CON KYLE LEWIS.

Foto (Web Screen Shot)

Por Yuri Díaz.

Basado en el reporte de Enrique Rojas de ESPN:

Todos los que seguimos a los jugadores cubanos en la gran carpa estamos muy expectantes al rendimiento de Luis Robert en este 2020. Para nadie es un secreto que el antillano venía con etiqueta de favorito para llevarse el premio a novato del año. Al comenzar la temporada se perfilaba como el tercer prospecto de toda la MLB.

El cubano va cumpliendo pero un afroamericano le está ganando la batalla hasta el momento, impresionando con un rendimiento a la altura de figuras estabecidas en grandes ligas. El estelar reportero dominicano Enrique Rojas da en su análisis datos bien precisos que explican el por qué Robert por el momento va perdiendo la batalla.

Según Rojas, “el jardinero norteamericano Kyle Lewis, de los Seattle Mariners, supera a su colega cubano Luis Robert, de los Chicago White Sox, en la carrera por el premio Novato del Año de la Liga Americana”.

“Lewis, de 25 años, es el primero de los novatos del joven circuito en WAR (1.7), bateo (.368), OBP (.456), Slugging (.585), OPS (1,041), hits (39), base por bolas (18), carreras anotadas (24), impulsadas (19 y bases totales y está empatado en el liderato de jonrones (7)”

Más aselante en el aerículo de ESPN apunta que el sensacional jardinero central y primer bate de Seattle arrancó la temporada pegando imparables en sus primeros 10 juegos, posteriormente fue detenido por media semana y entonces arrancó de nuevo, bateando .474 (19-9) con dos cuadrangulares y nueve anotadas en sus últimos seis choques.

Lewis, quien debutó en Grandes Ligas bateando cuadrangular en su segundo turno al bate el 10 de septiembre del año pasado, trata de convertirse en el cuarto jugador de los Mariners y primero desde el jardinero japonés Ichiro Suzuki en el 2001 que conquista el Novato del Año. También lo hicieron el relevista japonés Kasuhiro Sasaki en el 2000 y el jardinero Alvin Davis en 1984.

Seattle reclutó a Lewis como su selección de primera ronda (pick #11) en el sorteo colegial del 2016, tras el chico haberse establecido como el mejor producto deportivo en la historia de la Universidad Mercer, de Macon, Georgia.

En su último año de pelotero universitario, Lewis pegó 20 jonrones, remolcó 72 carreras y 66 boletos, quedando entre los primeros seis de toda la nación en esos encasillados.

Robert, quien comenzó la temporada como amplio favorito para el Novato del Año, no está muy lejos de Lewis en la disputa. El cubano batea .265 con siete jonrones, seis dobles, cuatro robos, 17 impulsadas y 15 anotadas. Es segundo de Lewis en prácticamente todos los departamentos importantes, incluyendo en WAR (1.5), pero está empatado en jonrones.

El pelotero de 23 años ha bateado imparables en 19 de sus 27 partidos y ha jugado el jardín central en 26 de los 29 encuentros del equipo. Lidera a todos los bateadores con siete o más jonrones con un promedio de 110.3 millas por hora en la salida del swing y más del 50% de sus hits han salido a más de 100 millas por hora.

Robert fue firmado por Chicago como un agente libre internacional en febrero del 2017 por un bono de $26 millones de dólares y en enero pasado, antes que agotara su primer turno en Grandes Ligas, las partes se pusieron de acuerdo en una extensión por seis años y $50 millones, con dos opciones de $20 millones, que elevarían el paquete total a $90 millones.

El último miembro de los White Sox que ganó el Novato del Año fue un compatriota y compañero de Robert, el inicialista José Abreu, en el 2014. Anteriormente lo consiguieron los torpederos venezolanos Ozzie Guillén (1985) y Luis Aparicio (1956), Ron Kittle (1983), Tommy Agee (1966) y Gary Peter.”

Con estos apuntes del destacado cronista de ESPN podemos sacar nuestras propias conclusiones de las posibilidades reales para Robert. Este es un deporte mágico donde suceden cosas maravillosas. Quedan aproximadamente 30 compromisos para cada equipo, y como dice el refrán “aquí nada está escrito”.

Esperemos que Robert siga cumpliendo con su equipo que es lo más importante, pues lo que si es seguro es que los White Sox tienen grandes posibilidades de ir a la post-temporada y cuentan con La Pantera 100%. Seattle sin embargo no va a ninguna parte. De todos modos como bien dice Rojas la batalla no está perdida y queda camino por andar. El potencial del cubano parece tener pocas limitaciones y el R.O.Y no es inalcanzable.

%d bloggers like this: