September 21, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Los récords cubanos en MLB que le harán alucinar.

Foto (Web Screen Shot)

Por Raúl Hernández Lima

El libro de la historia de los cubanos en MLB aún tiene muchas páginas en blanco listas para escribirse. Días atrás la dupla de antillanos conformada por Yordan Álvarez y Yulieski Gourriel pegaban jonrones consecutivos frente al lanzador Néstor Cortés de los Marineros de Seattle y se convertían en la quinta pareja de antillanos en conseguirlo en más de 100 años de las grandes ligas.

Leo Cárdenas y el pinareño Tony Oliva se erigían como los pioneros en el singular acto coral en el 1971 cuando se volaron la barda del Tiger Stadium frente a los envíos de Mickey Lolich. No fue hasta 21 años después, en 1993, que Rafael Palmeiro, quien hasta la temporada pasada ostentó el récord de bambinazos para un antillano con 47 y que rompiera Jorge Soler al servicio de los Kansas City Royals con 48, se uniera al polémico jardinero José Canseco e igualaran el hito en el Arlington Stadium frente al desafortunado John Dopson.

El 2016 sirvió como el año en que dos duplas distintas reeditarían la proeza en una misma temporada. Yasiel Puig y Yasmani Grandal le descosieron sendas pelotas al Mexicano Yovani Gallardo en el Dodger Stadium cuando jugaban para la franquicia de los Ángeles mientras José Abreu y Yonder Alonso le repartían la misma dosis de largometraje a Jorge López en el Kauffman Stadium.

Cuando El Ébano y El Yuli se la desaparecían en turnos consecutivos al nacido en Batabanó en la misma primera entrada no sólo se inscribían en los libros de los récords por el hecho per se sino que se convertían en los primeros en hacerlo ante envíos de un compatriota.

Luego del acto posiblemente todos los seguidores del juego de las bolas y los strickes intuyeron que no sería la última vez que sucedería que cubanos protagonizaran un Back to Back. Pensar en una tanda consecutiva que alterna en ocasiones hasta cuatro cubanos con poder demostrado en el mejor béisbol del mundo hacia fácil la suposición.

Incluso no se antojaba venturoso suponer que tres de ellos conectarían batazo de vuelta completa en el mismo partido, hazaña con parangón en sólo dos ocasiones en las mayores. Los mismos White Sox tenían el precedente de patentar el logro cuando en el año 2014 un joven Pito Abreu se unía a Alexei Ramírez y Dayán Viciedo y le hacían un descosido al Cy Young R.A. Dickey en el Rogers Centre de Toronto, casa de los Blue Jays.

Un lustro después, la noche del 22 de julio de 2019 los Astros de Houston recibían al conjunto de Oackland y tres antillanos alineaban por los locales en el Minute Maid Park de Texas. Homer Bailey sufriría en embate de Yulieski Gourriel, Aledmys Díaz y Yordan Álvarez quienes conectaban cuadrangulares y eran apenas el segundo trío de criollos de la historia en hacerlo.

El turno de los Cuban Sox llegaría esta tarde de domingo del 16 de agosto de 2020. En una temporada atípica por las circunstancias que impone la pandemia por COVID-19 ya vimos como ocuparon antes turnos del primero al cuarto en el Line Up en la misma temporada donde su paisano Yoenis Céspedes se convertía en el primer pelotero de la Liga Nacional en conectar jonrón como designado en más de 100 años de historia.

Los límites sin embargo no parecen estar hechos para ellos que se empeñan en escribir hechos novedosos capítulo tras capítulo. Bajo esa premisa llegó el quinto capítulo del enfrentamiento a los Cardenales de San Luois en el Guaranteed Rate Field de la ciudad de los vientos. Roel Ramírez soltó la esférica para la goma y Yoan Moncada le pegó con tal fuerza que fue a parar a 417 por el jardín derecho, ocho pies más allá depositó Grandal otro envío de Roel por la misma pradera en el turno siguiente para colmar la lista como la sexta pareja en lograrlo.

Yasmani resaltaba así como protagonista en dos de esas ocasiones, único en hacerlo en tal caso. Pero todavía faltaba otro isleño en turno, el cienfueguero José Dariel Abreu. Pito meció las muñecas y disparó una línea hasta los 372 pies por el izquierdo. El telón de un nuevo logro, esta vez inédito para los nacidos en la mayor isla del Caribe, caía de golpe frente a todos desatando la euforia de miles de seguidores.

Si todavía no le parece tremendamente peculiar que un trío de cubanos se unan en un Back to Back to Back, sepa que Eloy Jiménez, contagiado por el latin power de sus compañeros se unió a la fiesta de jonrones y la depositó en serie a 402 pies por el left. Era apenas la segunda ocasión que el equipo patiblanco rubricaba un espectáculo de ese signo en los años de su existencia. Aquella vez también un cubano desempeño un rol protagónico.

Ese 14 de agosto de 2008 después de los bambinazos de Jim Thome y Paul Konerko, el pinareño Alexei Ramírez la botó frente a los Kansas City Royals antes de que Juan Uribe completara el cuarteto.

Si usted cree que lo vio todo en cuanto a récords salidos de los bates cubanos, mejor se sienta y disfruta de la armada antillana en el mejor béisbol del mundo que seguramente tienen algunas cosas aún por decir.

%d bloggers like this: