September 27, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

60 Serie Nacional: ¿estructura atemperada o ideal?

La pelota volverá el 12 de septiembre con la 60 Serie Nacional. Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

Por Joel García León

La pandemia de la Covid-19 postergó el inicio de la 60 Serie Nacional. Y casi debemos bendecir la obligada parálisis, pues la estructura que se proponía iba a romper moldes históricos: una primera fase, detención de un mes y medio por los Juegos Olímpicos y luego la segunda etapa con seis formaciones. Finalmente se anunció para el 12 de septiembre el inicio de la temporada beisbolera que trae aparejada una estructura atemperada o quizás la ideal para el béisbol cubano actual.

Para llegar hasta aquí es necesario repasar la historia del certamen deportivo y sociocultural más importante de Cuba, el cual solo en partidos jugados en etapas regulares ha tenido 17 cambios. Hemos ido desde una justa inicial de 27 choques por equipo hasta dos campañas con 99 salidas al terreno para cada conjunto, pasando incluso por los 75 que se proponen ahora, solo que entonces (1984 y 1985) eran 18 selecciones distribuidas en dos divisiones.

Si miramos la tabla que acompaña este material en cuanto al formato de competencia puede llegarse a la conclusión que dos grandes etapas han marcado la vida de nuestras series nacionales: un campeón a partir del sistema todos vs. todos, y otro monarca desde 1986 tras los gustados play off. No obstante, estos últimos también han sufrido cinco modificaciones, siempre en función de más atractivo y espectáculo para la afición.

En cuanto a la cantidad de selecciones es entendible que hayamos también cambiado desde cuatro nóminas hasta un máximo de 18, pues la propia organización político-administrativa del país permitió que cada provincia (incluido el municipio especial Isla de la Juventud) tuviera una representación y a veces hasta dos. Como hecho sui generis celebramos en 2012 un torneo con número impar de formaciones (17), algo impensable en deportes colectivos.

Sin que fuera una fórmula mágica, lo más cercano a lo ideal en cuanto a formato y aceptación de peloteros, entrenadores, público y prensa especializada resultaron las 14 series nacionales con 90 desafíos en la fase preliminar y una postemporada a la que avanzaban ocho escuadras para vencer cuartos de final, semifinal y final si querían levantar el cetro.

¿Qué nos deja la historia? Primero, que los cambios no siempre han sido impulsados por cuestiones extra beisboleras; segundo, la improvisación sobre la marcha fue una constante, a veces solo en dependencia del directivo que estuviera al frente de la comisión nacional de béisbol; y tercero, mientras no exista un torneo elite (tras la desaparición de las Selectivas) y ante la emigración creciente de peloteros, nunca debimos haber renunciado a no menos de 75 juegos en el principal evento de nuestro deporte nacional.

Opinión compartida

De los aciertos de la nueva estructura anunciada para la 60 Serie Nacional sobresalen la estabilidad de cinco partidos semanales (en los fines de semana siempre habrá pelota); y el retorno de los cuartos de finales (eso involucra al octavo lugar en la pugna por el título y siempre genera expectativa, aunque no deja de ser injusto, pero ya sabemos que los play off lo son por naturaleza).

En cuanto al tema de los refuerzos siguen divididos los criterios, por mucho que se haya explicado (y es entendible) que una solicitud de nombres desde cuartos de final ayuda más a los de debajo de la tabla (5 al 8) que a los punteros. Tres posiciones son claras en este tema. Los que están a favor desde el inicio de sumar cuatro caras a cada conjunto; los que apoyan que sean desde las semifinales y finalmente quienes desearían no usarlos y volver a tener un campeón puro con sus propias fuerzas.

Si hubiera que decantarse por alguna, defendería la última y de paso estaría apostando por dejar el tema de los refuerzos para una Liga Cubana de Béisbol, que fue una de las propuestas más debatidas en la Consulta Popular y no se contempló en las conclusiones. A ese hipotético torneo pudieran avanzar los seis primeros de la Serie Nacional con sus nombres y bien reforzados (de 5 a 7 atletas más).

No debiera sembrar temores si pegará o no en el gusto popular ese nuevo certamen, pues el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz, demostró al eliminar la liga profesional y crear las Series Nacionales que los cambios más trascendentales no estaban en los nombres, sino en las esencias. ¿Acaso la esencia de esa Liga Cubana no estaría en elevar el techo de la pelota cubana, con mente abierta incluso para jugadores cubanos que se han desempeñado en ligas profesionales y decidan retornar cumpliendo los reglamentos establecidos?

Las Selectivas pegaron desde el inicio y era un segundo torneo. Su muerte, debemos recordarlo una vez más, fue por el poco apoyo que se brindaba a los equipos al ser de varias provincias y no ser de nadie. De ahí que hoy defendamos con fuerza que la identidad de las escuadras no debe perderse como sucedió en la Copa Revolución o en las Súper Liga, porque esa marca, ese nombre de equipo, es el imán para fomentar el interés de los aficionados.

Ojalá y cuando concluya en febrero la 60 Serie Nacional, la noticia sea mantener estable este formato de 75 juegos por un largo trecho. Esa estabilidad la necesitan peloteros, entrenadores, pueblo y hasta las propias estadísticas. El vaivén de fórmulas resta seriedad a una justa y solo basta con mirar el mundo del deporte. Son cambios ligeros, nunca de fondo y menos en un corto período de tiempo, lo que prima en las principales lides de béisbol, fútbol, baloncesto, voleibol, entre otros.

Volvamos a la historia. Este cambio número 18 de estructura necesita fijador. No rebusquemos más. Concentremos los esfuerzos en pensar en otro torneo elite y dejemos respirar a la Serie Nacional.

Diferentes Estructuras de las 59 Series Nacionales

Años Equipos Juegos Jugados Formato Series Jugadas
1962-1965 4 27, 30, 36, 39 Todos vs. Todos 4
1966-1967 6 65, 65 Todos vs. Todos 2
1968-1972 12 99, 99, 66, 66, 66 Todos vs. Todos 5
1973-1977 14 78, 78, 39, 39, 39 Todos vs. Todos 5
1978-1983 18 51 Todos vs. Todos 6
1984-1985 18 75 Todos vs. Todos

(dos divisiones)

2
1986-1992 18 48 (Dos zonas-Play Off) 7
1993-1997 16 65 Todos vs. Todos

(Dos zonas-4 Grupos- Play Off)

5
1998- 2011 16 90 Todos vs. Todos

(Dos zonas-4 Grupos- Play Off)

Cuartos-Semi-Final

14
2012 17 96 Todos vs. Todos

(Dos zonas-4 Grupos- Play Off)

Cuartos-Semi-Final

1
2013- 2016 16 45 -1 Fase

42-2da Fase

Todos vs. Todos-8 clasificados

(Semifinal-Final- Refuerzos)

4
2016-2018 16 45 -1 Fase

45-2da Fase

Todos vs. Todos-6 clasificados

(Semifinal-Final- Refuerzos)

2
2018-2019 16 45 -1 Fase

45-2da Fase

Todos vs. Todos-6 clasificados ARRASTRE DE RESULTADOS

(Semifinal-Final- Refuerzos)

1
2019-2020 16 45 -1 Fase

45-2da Fase

Todos vs. Todos-6 clasificados

(Semifinal-Final- Refuerzos)

(Tomado de Trabajadores)

%d bloggers like this: