May 28, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

A 66 años del debut de una leyenda

Por: Javier González

BOSTON, MA- Para el 100% de la fanaticada mundial del béisbol, hoy se celebra el Jackie Robinson’s Day. El día que el estelar pelotero afroamericano, enfundado en el uniforme de los Dodgers de Los Ángeles, hacía su debut en la Gran Carpa, rompiendo así la barrera de color. Eso ocurrió en 1947.

Sin embargo, para los cubanos amantes del deporte de las bolas y los strikes, el 15 de abril tiene un significado extra, y es que, en 1954, exactamente 7 años después del eventual debut de Robinson, un hijo pródigo de la mayor isla del Caribe también plasmó su nombre en la historia al comenzar su carrera deportiva al más alto nivel, solo que con los Senadores de Washington.

Se trata del estelar lanzador cubano Camilo Pascual, quien se estrenó en la Gran Carpa un 15 de abril vistiendo el uniforme de los capitalinos, enfrentando a los Medias Rojas en el mítico Fenway Park de la ciudad de Boston.

El habanero fue al montículo en la conclusión del sexto capítulo, con el juego en desventaja 1-6, y aunque sus compañeros no pudieron descifrar al zurdo local Bill Henry, Pascual completó las tres entradas restantes del desafío, sin admitir anotaciones y esparciendo tres indiscutibles. Cuatro días más tardes, y también en funciones de relevo, Pascual conseguiría su primera victoria en Grandes Ligas, esta vez en casa ante los Atléticos de Philadelphia.

A pesar de tener el desafortunado privilegio de jugar 16 de sus 18 temporadas con equipos que calificaban ampliamente como los peores del negocio, el serpentinero cubano acabó su carrera con récord 174-170 y una efectividad de 3.63 en 529 presentaciones (404 de ellas como abridor). Pascual completó 132 juegos, destacando las campañas de 1959, 1962 y 1963, cuando lideró la liga en dicha estadística.

Además, propinó 36 blanqueadas (líder en 1959, 1961 y 1962) y repartió 2167 ponches. En este último apartado, también lideró su circuito en tres ocasiones: 1961, 1962 y 1963, en todos los casos sobrepasando los 200 abanicados.

El diestro con la curva más grande de su generación acabó su trayectoria con un WHIP 1.29 y coeficiente FIP 3.32 (líder en 1959). Entre 1959 y 1964 únicamente faltó a la edición del Juego de las Estrellas de 1963.

En julio de 2012, los Mellizos de Minnesota lo convirtieron en el vigésimocuarto jugador en ser exaltado al Salón de la Fama del equipo.

Junto a Luis Tiant, Adolfo Luque y Mike Cuellar, Camilo Pascual está considerado uno de los mejores cuatro abridores en la historia del béisbol cubano en Grandes Ligas.

Sígueme en Twitter como: @JavierGH1213

%d bloggers like this: