June 2, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

La nueva generación de cubanos en Grandes Ligas (2)

Foto(Webshot): Jorge Soler es el toletero cubano más temido en Las Mayores hoy en día

Por Juan Carlos Lahera

El talento cubano se mantiene en los terrenos de la gran carpa. Varios muchachos jóvenes garantizan el relevo de los estelares de estos años. En la primera parte de esta serie de trabajos hablamos del cienfueguero Yoan Moncada, esta segunda entrega estará dedicada a Jorge Carlos Soler Castillo.

El jardinero de 28 años vistió brevemente el uniforme del extinto equipo Habana y del Cuba juvenil antes de salir de la isla. En la Liga cubana acumuló sólo 15 comparecencias al plato con 2 jits y una impulsada durante la Serie 50. Participó con Cuba en el campeonato juvenil de 2010 promediando .304, donde le concedieron 9 bases por bolas.

Después de sus inicios en la isla establece su residencia en Haití en el año 2011 buscando el sueño de Las Mayores. Los Cachorros de Chicago firmaban entonces al joven de 20 años por 30 millones y nueve temporadas en junio de 2012. Precisamente por la ciudad de los vientos comienza su carrera en el mejor béisbol antes de su desembarco en Kansas City.

Un par de años por las granjas de Chicago le valieron para su debut en 2014 con el equipo grande de los cachorros. Con un vertiginoso arranque en el diamante donde conectó varios extrabases en los primeros partidos parecía listo para el empeño de Grandes Ligas. Desafortunadamente eso no ocurrió y continuó en el ir y venir desde Triple AAA al equipo grande.

Entre 2014 y 2016 con Chicago participó en 211 juegos con 27 jonrones, 98 carreras impulsadas y promedio de .258. Además, conectó 35 dobles y recibió 69 bases, su OPS ancló en .762 y se ponchó en 211 ocasiones promediando uno por partido. En el 2016 los Cubs logran su ansiado título de Serie Mundial después de más de un siglo de sequía y Soler obtiene su anillo de campeón y con él su despedida de Chicago.

Esa temporada le reportó a Soler .238 de promedio con 12 jonrones además del cotizado anillo de Serie Mundial. Los cachorros lo envían a los Reales en un cambio por el cerrador Wade Davis con tres años restantes de control para Kansas antes del arbitraje de 2020. Este invierno ambas partes llegaron a un acuerdo a razón de 7.3 millones para así evitar dicho proceso salarial.

El poderoso jardinero viene de una temporada con liderazgo de jonrones para la Liga Americana con 48 (superando a Rafael Palmeiro como el cubano que más pelotas despachó en una temporada con 47), promedió para .265 y su OPS alcanzó los .922. Además, impulsó 117 carreras y recibió 73 bases. En 258 partidos con Kansas City acumula 59 vuelacercas y 151 remolcadas, aunque 162 de esos juegos vienen de 2019, pues antes de la fecha se mantenía inestable entre ir y venir a las menores.

La temporada anterior consolidó a Soler como gran bateador del centro de la alineación de Kansas, algo que se esperaba de él hace varios años. Demostró ese talento visto por Theo Epstein cuando lo firmó para los Cubs allá por 2012. Su experiencia sumado a los logros aquí reflejados lo colocan junto a Yoan Moncada como la vanguardia de esta nueva generación de peloteros cubanos en Grandes Ligas.

%d bloggers like this: