September 18, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Edilse Silva, entre picar y morder

Foto: Granma

Por Nelson Rodríguez Roque

HOLGUÍN.-En los últimos días, más que del Preolímpico de Arizona o el alistamiento del equipo holguinero con vistas a la Serie Nacional 60, se habla aquí sobre el posible regreso del santiaguero Edilse Silva a la escuadra de los Cachorros, en la cual militó de 2008 a 2011 (no estaba vigente la selección de refuerzos).

Muchos de los 62 jonrones y 203 impulsadas del veterano jugador –39 años de edad–, durante el período con los nororientales, los logró en el estadio Calixto García, por ello esas cifras son recuerdos relativamente frescos de los aficionados de la provincia. Aun estos rememoran su aporte al último plantel de acá que avanzó a los playoff, en la Serie 48.

Con 17 campañas en el currículum, de ellas cinco titulándose (con Santiago de Cuba y reforzando a Villa Clara), Silva redondearía una alineación holguinera de mayor calidad para el venidero campeonato, ampliando las variantes en el cuarto turno. Pero nada de eso pudiera ser viable si el «indómito» sigue limitado por las autoridades deportivas de su territorio de origen. JR visitó el reparto Hilda Torres, en la Ciudad de los Parques, donde reside el pelotero, cuya disposición a aclarar inquietudes fue inmediata.

-¿Qué te motivó a expresar tu decisión de retornar con los Cachorros?

-He decidido venir a jugar con Holguín por mi matrimonio y mi familia. No es un capricho, es que empecé a vivir aquí. Quiero participar en mis últimas temporadas con los Cachorros, nuevamente. Mi esposa, holguinera, está embarazada de ya más de dos meses. En la Serie pasada, jugué con Santiago de Cuba, pero se me hacía difícil estar en casa con ella y regresar para representar a las Avispas. Tenía que salir muchas veces a la carretera y viajar. Debía madrugar, en algunas ocasiones.

-¿Te han prometido algo material acá?

-Nadie me ha prometido nada. Ni yo he pedido o pediré algo. Lo mío es entrenar y jugar, disciplinadamente.

¿Cómo ha sido el proceso de tu solicitud de traslado y qué decidirías si las autoridades deportivas santiagueras se niegan a dejarte representar a Holguín?

-Me autorizaron mi carta de liberación en Santiago de Cuba, con la condición de cumplir el contrato hasta agosto de 2020. Pero en Santiago de Cuba no jugaré en la Serie 60. Si no me dan permiso para estar con Holguín en la Serie que comienza en abril, me tomaré tiempo y valoraré mi futuro, y trataré de retornar en la edición 61. De quedarme con las Avispas, serían varios meses más pasando trabajo, para estar con los míos.

-¿Qué haces en función de mantener tu forma deportiva?

-Voy al gimnasio, me ejercito con aerobios y practico bateo, de vez en cuando. Tuve una lesión en el hombro izquierdo en el campeonato anterior (contra Matanzas) y me estoy rehabilitando de ese problema, que me provoca una inflamación. En los entrenamientos de la preselección nacional del Preolímpico, debido a esa dolencia, solo pude consumir dos turnos a la ofensiva.

-¿Tuviste experiencias positivas en tus tres temporadas vistiendo el uniforme holguinero?

-Guardo recuerdos muy bonitos. Porque vine casi expulsado, ya que se decía en Santiago de Cuba que allá tenían peloteros salidos de las filas juveniles con, supuestamente, mucha más calidad que yo. Al final, no fue así, muchos se equivocaron. Tomé la decisión y llegué a sacrificarme, que es lo que todo atleta hace, cuando quiere sobresalir. De aquella etapa, tengo bastante que agradecerle al mentor Héctor «Tico» Hernández. A la afición holguinera le gusta la pelota, la siente, es muy exigente. Conozco a varios integrantes de la actual preselección de Holguín, hay muchos jóvenes, mas con la mayoría del grupo tengo relaciones amistosas después de tantos años jugando.

-¿Cómo has percibido el sentir popular ante interacciones con esa afición?

-En Holguín, dondequiera que voy, me preguntan si ya soy de su equipo o indagan sobre qué se decidió. Le pido a la Dirección del Inder en Santiago de Cuba y al Gobierno de allí que valoren mi situación. Se los pido humanamente. Porque no es fácil echar por tierra tantos años de vida deportiva. Sería muy duro no poder jugar esta Serie.

(Tomado de Juventud Rebelde)

%d bloggers like this: