Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Yoan López ha sabido sobreponerse a los momentos difíciles.

Foto (MLB traderumors): Yoan López es un lanzador en ascenso

HIALEAH, FL El pinero Yoan López casi deja el béisbol profesional al principio de su carrera, pero el lanza llamas decidio batallar y triunfó.

Su primer año en el béisbol rentado no fue el más fácil para el cubano. El equipo lo quiso convertir en un abridor y el serpentinero no tuvo buenos resultados. En la temporada tuvo un récord de 2-6 y solamente abanicó 38 bateadores en 54 entradas. Algo que los Dbacks no esperaban cuando lo firmó por ocho millones en el 2015.

Después de una mala salida el derecho dejó el equipo por primera vez y en su segunda campaña también sucedió lo mismo. El joven citó una dificultad en ajustarse a su nuevo país.

Un cambio al Bullpen

En el 2017 el cubano regresó al equipo revitalizado y con un sentido de propósito. Una mudada para el bullpen podría ver abierto su camino a Las Mayores. En 30.2 entradas tuvo un récord de 2-0, PCL de 0.88, 56 ponches, y 5 juegos salvados en Visalia (A+).

López posee una recta que llega a 100 mph, buena curva, slider, y cambió.

En el 2017 hice buenos ajuste pasando de ser abridor a lanzar en el bullpen. Trabajé con mas agresividad en el comando de los lanzamientos y en la velocidad.

Esa temporada fue posiblemente las más clave de su carrera.

Llegando a Las Mayores

El nueve de Septiembre del 2018 López debutó en las Grandes Ligas pero no fue su mejor día en el montículo. El cubano fue tocado por dos cuadrangulares.

Después de ese debut López no permitió una carrera limpia en sus próximas salidas y terminó la campaña no solamente con una efectividad de 3.00 pero un SO/9 ratio de 11.0.

“Mi meta fue llegar a Las Mayores y gracias a dios lo logré hacer. Trabajé duro y di el 110 por ciento. Logré mantenerme saludable y eso fue lo que me ayudó más a obtener esa hazaña. ”

En su segunda campaña con Arizona el antillano tuvo estadísticas encontradas. Su PCL de 3.41, 21 holds y WHIP de 1.14 fueron buenos, pero su 3 BSV , siete juegos perdidos y 11 bambinazos fueron números por debajo del nivel.

Trabajando con una Leyenda

Esta temporada muerta López trabajó con Maels Rodríguez, una gloria del béisbol cubano. Conociendo el énfasis que tiene Rodríguez en las mecánicas del lanzador espero una gran temporada del derecho este año.

Le tengo un gran respeto y admiración a López porqué tuvo el coraje de seguir luchando cuando otros se hubiesen rendido y por encima de todo eso triunfó.

Para las personas que han sabido sobreponerse a los momentos difíciles la historia de Yoan López los toca y le da inspiración.

%d bloggers like this: