August 5, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Eriel Sánchez: Me sentí dueño y director del equipo

Foto(Escambray): A Eriel le asisten razones para sentirse contento.
Por Elsa Ramos

Aun no se han apagado los ecos de la medalla de plata cubana en el Panamericano de béisbol de la categoría sub 23. Por la falta que hacía y porque quizás su brillo necesite irradiar en el aura del equipo que en días buscará el boleto olímpico.

Por eso a Eriel Sánchez León le asisten razones para sentirse contento, aunque le arde aún aquello de no llegar hasta lo más alto. Mas en la distancia de los días del evento y reposado ya en otro escenario mira desde fuera lo que fue para él, un buen debut, con las riendas del Cuba. Y eso es bastante.

“Primero que todo quisiera hacerle un llamado a toda la afición cubana, a los seguidores del béisbol porque tenemos que reconocer también la plata y el bronce como lo hacen otros países, no es para que me reconozcan por esta medalla, sino que logramos esto con la imposibilidad a veces de recursos, del bloqueo que tenemos y muchas otras cosas que nos están afectando para poder estar al nivel del béisbol internacional”.

“Para nadie es un secreto que hemos estado carentes de una medalla, por eso esta plata que es casi de oro, significa que podemos y que podemos soñar en volver a estar otra vez en la élite del béisbol, pero siempre con la esperanza de recibir un bronce, una plata y un oro al mismo nivel porque son muchos los equipos que enfrentamos, que están organizados y preparados.

Creo que el elenco se sintió cumplido por lograr el primer objetivo. (Foto: Martina)
Creo que el elenco se sintió cumplido por lograr el primer objetivo. (Foto: Martina)

¿Cómo evalúas el nivel de la competencia?

“Perdimos con un solo equipo que estuvo muy bien acoplado, con alrededor de tres meses organizándose y confrontando topes, el nivel estaba fuerte, sostuvimos dos buenos partidos con Panamá, Colombia y Venezuela, potencias del béisbol y en medio de eso, fuimos el primer país en clasificar, sin cumplimentar los partidos finales de la super ronda, no así Nicaragua. Creo que el elenco se sintió cumplido por lograr el primer objetivo por el cual fuimos y eso pudo darles un poco de confianza, aunque salimos a ganar el último partido, solo que enfrentamos a un Nicaragua que salió a preservar una sola carrera por eso felicito a mi equipo”

Algunos esperaban que pusieras a Loidel Rodríguez.

“Muchos me lo han preguntado pues dio hit y jonrón el juego anterior, claro que era mi primer emergente, pero recibió un pelotazo contra Dominicana en su último turno al bate y al otro día tuve que sustituirlo en el home porque era el cuarto bate. Con todo y eso en el cuarto quinto inning del juego final lo mandé a coger bate y ni podía sostenerlo porque estaba lesionado y no lo pude hacer”.

¿Faltaron jugadas en el partido final?

“No lo creo. En el sexto ining Loidel Chapelli venía a batear y le comunico personalmente y luego por señas que tocara la bola, el primer lance hizo por tocar y la dejo pasar y en el segundo lance no me dio tiempo a nada porque le tiro a la bola y sacó roletazo a primera, si hubiera dado foul hubiera demostrado a la afición de que estábamos con la convicción de que queríamos adelantar al corredor para que César Prieto viniera con hombre en segunda, incluso me había dicho: “ pónmelo que no le fallo más a este lanzador”. Esas son de las cosas que nos dicen que nos falta un poquito lo de jugar en función del equipo”.

“También tratamos de fabricar una carrera, intentamos los robos de base, el toque de bola, no quiero justificar, pero sí los formulamos y lo llevamos a cabo, falta que el `pelotero cubano no quiera ser protagonista del partido, a veces por el compromiso que tenemos, por la moral, por el nivel, lo hacemos y eso afecta estrategias de juego, sé que el deseo de Chapelli era dar una línea, pero tenemos que concientizarlo y profesionalizarlo en esa parte, de que a veces hay que sacrificar un turno por el equipo, pero eso no empaña en nada que jugaron con mucha seriedad, disciplina, entrega”

¿Qué le tiraron los nicas a los bateadores cubanos?

“Nos hicieron un chequeo desde Honduras, nos siguieron, se dieron cuenta de que no era solo un pitcher zurdo el que nos hacía daño, sino zurdo y con rompiente, hicieron la estrategia y la lograron porque siempre lanzaron el mismo sistema, el mismo esquema y les salió bien

Creo en los que me han sabido responder en un momento determinado, asegura Eriel.
Creo en los que me han sabido responder en un momento determinado, asegura Eriel.

¿Sigue pensando que el rival más difícil es el propio equipo?

“En todas las entrevistas que me hicieron y me preguntaban cuál era el rival más difícil para mí y les decía: es mi propio equipo”, de , cómo afrontara el juego y cómo hiciera las cosas en el terreno, saldría el resultado, necesitan adaptarse al juego, concentrarse, tenemos que saber jugar ese tipo de béisbol, no es secreto que la mayoría de estos muchachos carecen de eventos internacionales, ese partido significaba mucho, el público de Nicaragua parecía que estaba jugando una final de Serie Mundial , el equipo estaba a un nivel altísimo para ese juego y eso también, aunque uno no lo quiera, descubre el pre-arranque de estos muchachos y pueden presionarse porque las cosas no salen como ellos quieren y los traiciona el desespero o la falta de concentración. Se habla de Rodoleisis Moreno, pero él hizo un trabajo muy inmenso, el último partido no le salieron las cosas, mas tuvo tremendo campeonato además de jugar todo el tiempo en tercera.

Sorprendió ver a Yankiel Mauris como abridor del juego final.

“ Mira, Cousin tenía solo cuatro días y había lanzado más de noventa lanzamientos, Brayan Chi lo había hecho frente a ese propio equipo y no había salido bien, además de tener por el medio dos días de descanso, notamos que podíamos destruir a un gran lanzador si le dábamos una segunda responsabilidad y no salía como queríamos. Buscamos a un lanzador para ese tipo de equipo del cual no teníamos todas las referencias pues los topes no son igual que un campeonato, en el partido de la super-ronda vimos que eran bateadores de lances rápidos y tenían problemas con los rompientes, colegiamos y trajimos a la mente y al papel muchos lanzadores, no me caso con una alineación ni con un lanzador, pero creo en los que me han sabido responder en un momento determinado y recordé que el pase a la semifinal del campeonato nacional sub 23 me lo dio Mauris contra Ciego igual que el pase a la final contra Santiago de Cuba, la final y el campeonato me la dio él como abridor, así se lo plantee a mi dirección y todos estuvieron de acuerdo. Él estuvo a la altura de lo que le pedimos pero no pudimos hacerle dos carreras”

¿Cómo miras al Mundial con rivales de mayor jerarquía?

“Para ese mundial, no debemos trabajar como lo hicimos ahora, que tuvimos corto plazo de entrenamiento , además cuando vinimos a ver teníamos 10-12 bateadores zurdos y luego en el campeonato nos vimos con limitaciones para hacer alineaciones y variantes, hay que hacer ajustes, tuvimos un resultado, nos llenamos de gloria, por el carácter, por la disciplina, y la consagración pero no teníamos el gran equipo que podíamos tener si lo comparamos con este, sin embargo no lograron el resultado. Hay que tomar algunas decisiones, sabemos que tendrá un mayor rigor, ya sabemos lo que nos faltó y qué tenemos para el Mundial, tengo entendido que van a estar hábiles todos los muchachos que están en Japón o contratados, si en este caso fuese el director, me sentaría con calma a hacer una preselección y luego una selección de lo que carecimos en este panamericano

¿Y es una dificultad tener tantos zurdos?

“No, en realidad me dieron la posibilidad de que cuando jugué con equipos que no pudieron contrarrestarme a estos zurdos, ellos hicieron estragos, con Colombia jugué con siete zurdos y gane 5-0 a un zurdo que estaba hasta firmado y tenía supuestamente más calidad de los que nos enfrentamos ante Nicaragua, pero algunos zurdos estaban mermando en los últimos partidos contra los de su mano y tuvimos que buscar la variante de alternar un zurdo y un derecho a partir de buscar estadísticas. Tampoco es lo mismo jugar un partido normal de clasificación que uno a grada llena de decidir un partido, no le echo la culpa a nadie.

¿Cómo te fue como director debutante de un Cuba?

“Lo primero es que sentí en carne propia qué puede sentir un director cuando dirige un equipo nacional, cuando va a buscar una clasificación. Cuánto compromiso, cuánta responsabilidad, estrés porque todo lo tienes en tus manos, pero creo que después que gano el primer partido vs Panamá y tomo decisiones en el segundo, y cambio alineaciones, doy chance a los que no han jugado…me fui preparando para jugar el tercer encuentro más importante con Colombia, cuando vi que tenía la potestad y podía hacer lo que en realidad creía que podría hacer, me lo fui creyendo e hice todos mis cambios, nunca tuve alineación fija, ni un lanzador que tenía que lanzar, eso me ayudó a no sentirme tan presionado en el evento, nunca tuve miedo de tomar decisiones, hacer estrategias. Sí tengo el resentimiento que siempre queda porque nos faltó esa medalla que Cuba siempre espera que es la de oro, pero hubo mucha cohesión, mucha comunicación atleta-entrenador y me sentí, dueño, jefe y director del equipo”.

(Tomado de Escambray)
%d bloggers like this: