November 27, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

O’Brien feliz de aportar todo el camino en R.D.

Por David Venn

SAN JUAN, Puerto Rico – La familia de Peter O’Brien tiene un historial bastante impactante del lado de su mamá, Mercedes, quien tomó medidas drásticas para poder salir de Cuba hace varias décadas.

Mercedes, una bailarina de amplia proyección en Cuba en su juventud, llegó a darse un golpe en un tobillo para sufrir una fractura y, de esa manera, “desaparecer” del radar del gobierno cubano. Al fin y al cabo, logró llegar a Costa Rica y luego a los Estados Unidos, donde se casó e hizo familia.Sus hijos Peter y Patrick se criaron hablando español en Miami.

En el caso de Peter, un pelotero profesional con cuatro temporadas de experiencia en Grandes Ligas con los Diamondbacks y los Marlins, su proeza en el idioma castellano es uno de los elementos que lo han hecho sentir cómodo en las ligas invernales de México (Naranjeros, Yaquis) y la República Dominicana (Toros del Este los últimos dos años).

En el 2019-20, O’Brien—firmado a un contrato de liga menor con los Bravos de Atlanta este año—decidió jugar toda la temporada con los Toros en Dominicana y arrasó al bate, hasta el punto de ser nombrado Jugador Más Valioso de la serie regular.

“Poder jugar el año entero fue algo con el que me divertí mucho”, dijo O’Brien, de 29 años de edad. “Es una de las mejores ligas. He jugado en México y he jugado en la República Dominicana. La liga (de R.D.) se compara con todas las ligas de los Estados Unidos, Grandes Ligas igual. Hay muchos peloteros que tienen mucha experiencia y saben lo que están haciendo. Es tremenda liga para ir a mejorar lo que estás haciendo”.

Peter O’Brien habla sobre su actuación la LIDOM y su actuación este invierno

Video cortesía de @LasMayores

O’Brien, quien lleva de 13-4 (.308) en la presente Serie del Caribe con un jonrón, dos empujadas y cuatro anotadas, tuvo una campaña redonda con los Toros. En 48 partidos con los romanenses, bateó .243/.386/.479 (OPS de .865) con nueve dobles, nueve cuadrangulares, 35 empujadas y 49 bases por bolas negociadas en 48 encuentros.

“La cosa más grande que he trabajado en los últimos tres, cuatro años ha sido la disciplina en el plato”, expresó O’Brien. “Yo pienso que con mi rutina y la consistencia que tengo con eso, (esa parte) ha mejorado mucho. Estoy mejorando en ese aspecto del juego”.

O’Brien, quien no ha terminado de establecerse en las Mayores al bate, piensa que lo hecho este invierno con los Toros lo va a ayudar a la hora de luchar por un puesto con los Bravos durante los venideros entrenamientos de primavera.“La cosa más grande para mí es que es la primera vez que he jugado todo el tiempo. Es la repetición”, dijo. “Tengo más fe en mí como pelotero”.

¿Y qué tal coronar su exitoso invierno con un título de la Serie del Caribe con el uniforme de la República Dominicana?

“Tengo mucho orgullo de representar la República Dominicana”, manifestó el primera base/jardinero. “Sería tremenda cosa. Ya ganamos uno ahí en la República Dominicana con los Toros. Ahora ganar esta (Serie del Caribe) sería una gran cosa para poder llevar para atrás (a Quisqueya)”.

(Tomado de MLB.COM)

%d bloggers like this: