November 28, 2020

Pelota Cubana

El mejor sitio de béisbol cubano

Los toros pegan primero en el Latino.

Por: Raúl Hernández Lima

Foto: Web Screen Shot

PINAR DEL RÍO, Cuba- Cincuenta mil voces gritando a la vez representan un espectáculo aterrador para el más temerario. Sin embargo Lázaro Blanco se paró en el centro del barullo y no hizo caso de la mística del Latino que cerró las puertas con miles de habaneros regresando a sus casas por la capacidad agotada del coloso.

El derecho granmense hiló un out tras otro con el tropiezo ante Cepeda cuando los toros le ganaban a Vladimir Baños por una, empañando levemente su labor de Titán en el estadio más hostil de Cuba. El ambidextro espirituano le cazó un lanzamiento apetitoso y puso la bola más allá de las cercas del rigth field para empatar las acciones.

Los toros mandaron temprano a Baños a las duchas dando paso a Pedro Álvarez quien no pudo contener la ofensiva taurina que se despegó peligrosamente. Leslie Anderson aprovechó la capacidad para embasarse de Yoelkis Guibert y la desapareció para colaborar con la ofensiva visitante.

Miguel Borroto fue víctima de los nervios y extrajo a Blanco del box cuando disfrutaba de una cómoda ventaja para traer a Yariel Rodríguez quien perdió el norte de sus lanzamientos. Los azules tiraron de la casta y con Samón sumándose a la fiesta de los jonroneros alcanzaron a los toros y se abrazaron a 6 carreras en el ining de la suerte.

Andy Amauri Rodríguez fue la carta escogida por Anglada para la ocasión pero el jovencito sufrió víctima de par de hits consecutivos de Ayala y el imposible Anderson después de una jugada fortuita que parecía el fin de la entrada. El saldo nefasto de tres carreras para los locales se antojaba un escollo difícil de sortear.

No obstante llenaron las bases en la baja de la octava con un out pero la riposta sólo quedó en amenaza. Si bien Cepeda se vestía de largo impulsando otras dos para descontar y Yadián Martínez perdió el control de sus lanzamientos dejando el panorama color de hormiga para Isbel Hernández cuando bateaba Samón con las bases congestionadas, no les alcanzó para el empate.

Isbel tomó el montículo con una bola en la pizarra frente al mejor bateador de la serie regular y lo metió en cuenta cómoda se dos strikes y dos bolas para obligarlo luego a elevar inofensivamente por el campo corto matando el ining y las esperanzas azules de empatar con su mejor tanda.

Las posibilidades para los habaneros quedaron de esta forma limitadas a la novena entrada cuando en el fresco más desesperado observado en el choque, el staff de lanzadores camagüeyanos en pleno calentaba hacinado en el bullpen. Antes Andy debía contener las embestidas de los toros y así lo hizo ponchando dos de los tres que enfrentó en la alta de la novena.

El suspenso se apoderó del coloso del Cerro cuando los de Anglada pusieron el empate en circulación pero Isbel se encargó de terminar las angustias de los visitantes y con excelente atrapada sobre una línea peligrosa de Oscar Valdés dobló la matanza en primera para llevarse el primer juego de la semifinal.

Leslie Anderson se ponía la capa de héroe para regalar la victoria a Frank Madan con rescate del propio Isbel Hernández y descalabro de Andy Amauri Rodríguez quién no perdía desde el 23 de agosto pasado en lo que fue su única derrota del campeonato. El score final favorable a los camagüeyanos 9 carreras por 8, mostró 15 indiscutibles por bando con una pifia de los azules. Mañana los de Anglada saldrán por la igualada mientras los toros intentarán ponerlos contra la pared. El terreno será dueño de los acontecimientos.

%d bloggers like this: